"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

miércoles, 21 de julio de 2010

Banquete medieval

Estamos en los últimos años del Siglo XIII. Hoy es día 11 de septiembre del año de Gracia de Nuestro Señor de 1.297, y William Wallace (protagonizado por Mel Gibson en la pelicula Braveheart) ha arrasado por completo al ejército inglés comandado por el Conde de Surrey en la Batalla de Stirling Bridge. El ejército inglés ha estado formado por 300 caballeros y 10.000 hombres de infantería ligera.

Esta tarde, William Wallace ha sido nombrado "Guardián de Escocia" y se está preparando un gran banquete esta noche, en su honor, para celebrar esta gran victoria.

Pero, ¿que manjares van a degustar estos poderosos guerreros?

Estamos en la Edad Media, y la inmensa mayoría de la población pasa hambre, solo una élite (la clase socialmente poderosa, como la que asiste al banquete de esta noche) tiene sus necesidades alimenticias cubiertas. Por si fuera poco, la influencia de la Iglesia ha tenido un decisivo impacto en la alimentación de la población, pues durante casi un tercio del año no se puede comer carne, así como tampoco los derivados de animales, como huevo, leche y queso, manjares además, prohibidos en Cuaresma y en Ayuno. El pescado es la excepción, pero los caminos están en tan lamentable estado que si uno no vive a la orilla del mar, lo tiene muy mal para consumir pescado fresco: si acaso, solo salazones.

Grandes mesas alargadas acogen a los comensales, y vemos el incesante trasiego de la servidumbre, atendiendo a las mesas. Nuestros ilustres comensales de esta noche usan principalmente la cuchara, estando la otra mano sin otro cubierto. Pero hoy también emplearán el cuchillo en la mesa, que ha sido incluido por los hospedadores como signo de distinción a los invitados de alto rango que han acudido.

Vemos que los invitados comparten las copas y los demás recipientes donde van a beber, practica común en los banquetes, y no debe de extrañarnos, porque es un privilegio de gran etiqueta; como también lo es partir el pan y también remover en la fuente central de carne que se ha colocado en el centro de la mesa para ofrecer un pedazo al comensal vecino.

La jerarquía se respeta. Los invitados de más baja posición social ayudan en la mesa a los que tienen superior rango, así como los jóvenes a los mayores. Vemos también los ojos de asombro de muchos invitados de clase media: es la primera vez en su vida que probarán manjares como los que van a comer esta noche, y quizás sea la última.

Por cierto, observamos que no hay mujeres entre los asistentes: es algo muy poco común llevar a la propia mujer a estos banquetes. La mujer del hospedador del banquete come en un recinto separado, y podrá unirse al banquete cuando ya esté en su final y los negocios ya se hayan terminado de tratar entre los hombres.

En la mesa también un artilugio nuevo de metal, al parecer sirve para trinchar los alimentos, y es oriundo de Italia. No se conoce mucho, pues su uso aun es muy limitado. Se llama “tenedor”. Muchos invitados lo usaran por primera -y quizás única- vez en su vida esta noche, porque no lo han visto nunca. Otros, más reticentes, seguirán tomando la carne como siempre: el estofado con la cuchara, y el asado, con la mano.

Los mejores cocineros de Escocia se afanan en los fogones preparando las viandas; el olor es muy agradable y francamente apetecible. Los ingredientes fundamentales son el agraz (zumo acido extraído de la uva blanca y de la manzana), el vino y el vinagre; estos ingredientes se combinan mucho con el azúcar, para dar a los platos un sabor distintivo y muchas veces agridulce.

Habrá platos de carnes muy populares, como el cerdo y el pollo, pero estas seran comidas fundamentalmente por los comensales de menor rango. Para los mas altos dignatarios, los que se han sentado en la mesa principal, reservamos la ternera, que es muy poco común, así como también deliciosos asados de aves; cisne, pavo, codorniz, perdiz, y algo difícil de ver en una mesa: cinco deliciosas cigüeñas asadas, embarazadas de dátiles y de manzanas, y rociadas con miel.

De pescados, el bacalao a las finas hierbas y el arenque no faltan en la mesa.

Estos platos están sazonados con especias como pimienta negra, canela, comino, jengibre y los clavos, importados desde plantaciones de Asia y África, especie cara.

Muchos comensales beben leche de almendras, tanto dulces como amargas; si, es uno de los alimentos más empleados en los platos hechos a base de leche, como las sopas, los estofados y las salsas que toman Wallace y sus hombres.

De pan vemos hoy en la mesa nada mas que pan blanco de trigo para todos, el mejor y más caro; no olvidemos la alta calidad de los comensales; además, la ocasión lo merece. Dejaremos para el resto de los días del año el pan de centeno, el pan de cebada, y el de mijo y avena, que son panes mas habituales, más negros y con más salvado.

De fruta hay manzanas, peras, ciruelas y fresas; y también dátiles y naranjas, importados desde Marruecos y el reino de Aragón.

Para beber: grandes toneles de buena cerveza escocesa, y tambien sidra, aguamiel, y la reina de las bebidas por excelencia: el vino, que hoy procede de las viñas del mediodía francés.

Finalmente, el postre. El azúcar es un producto carísimo, tanto que solo en banquetes como el de hoy se puede ver. También tenemos caña de azúcar. Y como no, miel de abejas y un sirope de mosto de uva. Por último, los cocineros le tienen reservada una sorpresa a Wallace: mazapán con anillos de naranja secos.

Por ahora, Wallace y los suyos disfrutan. Escocia es libre del yugo inglés. Dejémoslos comer, beber y gozar esta noche, pues no saben lo que les deparará el destino…

Saludos.

Fuente: wikipedia
.

21 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Seguramente comerían mejor que nosotros.... No se por donde van los tiros, pero la película en que te basas la vi precisamente ayer en la tardenoche....saludos paisano

genialsiempre dijo...

Buena descripción meticulosa de la cena, ¿cuántas veces viste ese momento?, parece que te has especializado en él.
Med ha entrado un hanbre...

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Cornelius:

Mira por donde me has trasladado a una Cena Mrdieval.

La película progagonizada por Mel Gibson, la vi de estreno y me encantó.

Muy bueno tu relato.

Un abrazo, Montserrat

Gabiprog dijo...

Me ha entrado hambre...
Leñe!

:)

Mai Puvin dijo...

Excelente entrada, veremos por dónde seguís. Amo esa película, tiene gran mensaje/s.

Un abrazo entre distancias y ausencias, pero sabiendo que los dos estamos siempre... de alguna manera.

Besos mi querido amigo!

El Gaucho Santillán dijo...

Bien descripto.

Estuve en un "Medieval Banquet" en la zona de Manchester, (pago, para turistas), y es mas o menos asì.

Muy divertido. Habìa que usar las manos y un cuchillo.

Y mucho javalì. Que no me gustò.

Saludos

Amig@mi@ dijo...

Parece que lo vivías según lo escribías, parece que lo vivía según lo leía...
Me encantó
;)
Besos

Markos dijo...

Me ha gustado ese repaso de costumbres medievales.
Salu2

carli dijo...

que exelente descripción de las comidas y los condimentos que se usaban en aquellas ´´epocas.
casi olía los manjares, sentía el ruido de los comensales y me imaginaba sudorosos a los cocineros para llegar a tiempo con todas las exquisiteces.
eso de las cigueñas embarazadas de dátiles me parecio buenisimo, ademas que despliegue de colores y perfumes.
soy cocinera y tengo poca información de las antiguas costumbres,pero se que los antiguos banquetes de romanos, Borgias, Luises etc etc erán digno de los dioses del olimpo.
gracias por tu relato, nos seguimos viendo.

ave de estinfalo dijo...

Me sentí como si hubiera estado ahi viendolo todo

:D

byE cuidate mucho

Rita dijo...

Caray este desconsuelo por la noche no puede ser.......ahora como me voy a la cama con un yogurt y una fruta????
Ummmmmmm
besitos

Marinel dijo...

Me encanta esa película.Me ha encantado siempre Mel y casi todas sus películas han sido vistas por estos ojos.
Aunque ultimamente estoy sabiendo cosas sobre su persona que me desagradan bastante, para mí es un gran actor, la verdad.
Besos.

Neogeminis dijo...

Cuando veo películas de épocas remotas y bárbaras como la de Wallace, siempre me alegro por haber nacido cómo y cuando he nacido!jajja...de más está decir que, de haber sido invitada, yo también comería aparte con la mujer del anfitrión!!!! jajajajaa


Un abrazo!

P.d
seguro que tenedor fue inventado o sugerido por una mujer! jajajaa

Abuela Ciber dijo...

Interesantisimo lo que has compartido.
Y el pueblo.......

Cariños con el deseo de que goces un muy buen fin de semana!!!!

Myriam dijo...

¡Què delicia de banquete!

¡Por aquì ando comiendo caRRRRRne!

Bife de chorizo
entrecote
ojo de bife
Rostbiff
carrè de cerdo
costillas de cordero
morcilla

con verduras.
Y en companìa de flia y.o amigos
Besos

La Gata Coqueta dijo...

Vivir ilusionado
que bella locura

vivir sin ilusión
que atroz locura

despedirte la semana
que bendita locura

reunión y descanso
que sensata locura

caracolas y delfines
que armónica locura

seguir tus pasos
que acertada locura

María del Carmen

Quidquid dijo...

Hola Cornelivs:
He estado unos día fuera y hoy paso para desearte un buen fin de semana,
Luis

Abejita de la Vega dijo...

Nos has metido dentro del banquete medieval.La mejor salsa era su carácter excepcional.
La película la viviste y ahora la has convertido en un buen relato. Un abrazo

Belkis dijo...

No he visto la peli, pero veo que te ha servido de base para este relato que incita a participar del banquete.
Un abrazo querido Cornelivs

MariluzGH dijo...

Me impresiona esa película... has descrito tan bien la escena que -aún siendo mujer- me he visto en ella :)

Buena semana, amigo

pd. estuve unos días fuera y vuelvo por otros poquitos antes de marchar de viaje, otra vez

Pollito dijo...

Excelente articulo! Me encantan los banquetes medievales. Les comparto mi receta favorita http://polloala.com/2013/01/15/recetas-destacadas/sopa-de-pollo-y-canela/ Saludos y felicitaciones!