"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

jueves, 9 de septiembre de 2010

Estatuas

Dicen los teólogos y los metafísicos que el ser hunano se compone de cuerpo y de alma, o bien de físico y de mente; llamadlo como queráis.

Pero el mundo está de tal modo -o nos obliga a vivir de tal manera- que más que vivir, vegetamos. Parecemos estar condenados a la repetición diaria de los mismos actos, que realizamos casi mecánicamente, como patrones de conducta frios.

Pues, ¿que decir de nuestra capacidad de reacción ante la mentira, ante la injusticia, ante el corrosivo y tóxico fundamentalismo religioso que parece incrementarse dia a dia, ante las terribles e injustas desigualdades económicas y sociales que existen entre el norte y el sur en pleno S. XXI?

¿Somos sensibles ante el dolor ajeno?

¿Verdaderamente tenemos vida interior?

Parecemos estatuas. Bueno, por lo menos de ellas quedará su cuerpo, como recuerdo eterno de un instante. De nosotros...ni eso.

Y es que en muchas ocasiones el ser humano, navio diseñado para hacer grandes viajes y singladuras, se conforma con estar siempre varado, o como mucho, con cortos trayectos de rada en rada...

Saludos.

12 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El problema, querido amigo, es que ya ni miramos.

El Gaucho Santillán dijo...

El problema, es la escala de valores, que promueven los medios de comunicaciòn.

En serio, nos quejamos de que se pierde la consideraciòn por el otro. La compasiòn, la dignidad, la sensibilidad, la solidaridad.

Pero vas al cine, y ves "Kill Bill" (que asco, por Dios!), donde una asesina perversa, frìa y enferma, es la heroìna. Y se la aplaude.

Y mil ejemplos màs.

Entonces, puede uno quejarse si la juvenud prefiere acumular cosas materiales, y olvida el "Lo esencial es invisible a los ojos" de Saint Exupery?

Es lo que hay, Cornelius.


Pd: si mato un polìtico...voy preso, como si matara una persona?


Saludos

genialsiempre dijo...

Estoy de acuerdo con los comentaristas anteriores, pero tampoco podemos esperar del ser humano que se ocupe de problemas que desbordan su capacidad, para ello se crean las instituciones. El problema es que éstas no funcionan como debieran, y necesitan reformas urgentes, pero eso sería otro debate

Isabel Martínez Barquero dijo...

Creo que sí sufrimos, amigo, pero hemos de seguir caminando y, a ser posible, con alegría.
Hagamos lo que esté en nuestras manos donde podamos y, por supuesto, denunciemos siempre las injusticias y atrocidades que observemos.
Besos, solidario Cornelivs.

Luis dijo...

Hola Cornelivs:
Panes et ludis... ya lo dijeron hace muchos años.
Cuánto más birrias somos, más "estátuas"...
Cordiales saludos,
Luis

Belkis dijo...

Es cierto que la escala de valores cambia con el paso del tiempo y que la conciencia social se distancia de su esencia, pero por suerte hay aún mucha gente que no se comporta como estatuas y que trabaja, lo que pasa es que es insuficiente. Debería multiplicarse el número día a día y es ahí donde debemos y podemos aportar cada uno de nosotros. Sumar en vez de restar.
Un saludo cariñoso después de mis vacaciones Cornelivs

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

CORNELIUS:

YO PIENSO QUE TENEMOS SENTIMIENTOS Y ESTOS SENTIMIENTOS SALEN DEL ALMA.

BUENOS O MALOS SENTIMIENTOS, EN ESTPO NOS DIFERENCIAMOS DE LOS ANIMALES. AUNQUE A VECES LOS ANIMALES TIENE MÁS BUENO SENTIMIENTOS QUE EL SER HUMANO,
Y QUIZA ELLOS TENGAN UN ALMA MAS PURA.

UN ABRAZO AMIGO, BUENAS NOCHES Y QUE DESCANSES,DULCES SUEÑOS, Montserrat

MAJECARMU dijo...

Cornelivs,quizá al igual que el cuerpo,también el espíritu necesita una gimnasia para sentirse vivo,porque su sensibilidad se atrofia y se duerme.Los músculos del alma necesitan un estímulo...
De nada sirve que cuidemos el cuerpo,si nos morimos por dentro...!
¡¡Estemos alerta...!!!
Mi abrazo inmenso,amigo.
M.Jesús

Neogeminis dijo...

Nos van adiestrando para que perdamos el sentido solidario, nos incentivan el individualismo y la competencia y poco a poco nos vamos volviendo más insensibles dejando en el pasado nuestra capacidad de asombro.
No hay que dejarlos ganar.
Un abrazo.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Dicen que nos moldeó un dios con barro, nacimos con la impronta de ser estátuas, mudas, ciegas, acaso bellas algunas, sordas, indiferentes, pero ¿qué dios será tan torpe, tan mal artesano, tan descuidado artista como para crear un ser tan absolutamente imperfecto? Mal oficio el de ese dios o dioses, encima nos regaló un cerebro capaz de los extremos más dispares, de la mezquindad, el goce cruel, el despilfarro, la indiferencia, el placer por causar dolor, la mentira... a la sonrisa, la piedad, la poesia la música las carícias. Afirman que al séptimo día descansó, pues se quedó descansado con la chapuza imperfecta. De todos modos la perfección tampoco existe y sería perfectamente aburrida.

Paco Cuesta dijo...

Insensibles no, tal vez muy poca cosa en el cosmos. De nosotros puede quedar el buen hacer de cada día.

MariluzGH dijo...

No voy a repetir lo que han comentado los demás amigos, porque coincido con todos -aunque con matizaciones, claro. La dualidad que formamos ha evolucionado a diferente ritmo, mientras nuestro cuerpo se ha adaptado perfectamente al libre albedrío, aceptando todas las tendencias sin cuestionarlas, nuestra espiritualidad ha sucumbido al fanatismo de unos pocos y al abuso de otros tantos. Hemos perdido la capacidad de la empatía y sólo 'funcionamos' a golpe de "grandes tragedias".

Como dice Maese Pedro Ojeda: "el problema es que ya ni miramos.

Interesantísima -como siempre- tu reflexión en voz alta, amigo Cornelivs

dos abrazos y un beso