"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

lunes, 25 de octubre de 2010

Curiosidad humana

El hombre siempre se ha interrogado sobre las grandes preguntas. Pero mientras más investiga y profundiza, más consciente es de que le es imposible atrapar la verdad: “Daria todo lo que se por la mitad de lo que ignoro”, decía Descartes.  O como decía Sócrates: “La única cosa que se es saber que nada se, y esto cabalmente me distingue de los demás filosofos, que creen saberlo todo”. Ningun gran pensador encontró respuestas, y yo no voy a ser la excepción.

-Basta ya de tanta cita Cornelivs. ¿A dónde quieres llegar?

-Bueno, hablo por mi mismo, y desde mi propia experiencia. ¿Estoy resignado ya a no saber? ¿Me he hecho ya a la idea de que no obtendremos jamás la respuesta? Digamos que el inexorable paso del tiempo hace que me vaya haciendo ya a la idea. Lo voy asumiendo. Por si fuera poco, Einstein termina de despejar las pocas dudas que pudiera tener, disipando definitivamente mis pocas esperanzas de poder abarcar lo inabarcable, cuando dijo: “¿Qué sabe el pez del agua en la que vive toda su vida?”

-Olvidate Cornelivs…

-Bueno. Pero escucha: nos seguimos haciendo las mismas preguntas. Si algo he aprendido es que nada es por casualidad, es decir, todo tiene su causa: esa curiosidad del ser humano ha de tener su causa; ¡tiene que estar ahí por alguna razón! El ser humano es curioso, y esta curiosidad del homo sapiens sapiens ¿viene de fabrica? ¿Algo o alguien la puso ahí? Tiene que tener una causa, una explicación, un por qué. “Pienso, luego existo”, otra vez Descartes; somos conscientes de nosotros mismos: existimos. ¿Los animales son conscientes de si mismos? 

-Mmm...

-Y volviendo a lo del pez, el pez no es consciente de que vive en el agua, con lo cual no puede preguntarse sobre el agua en la que vive, pero nosotros si nos preguntamos sobre ese agua: pensamos luego existimos, tenemos conciencia de nosotros mismos, y nos preguntamos por todo. Por ello, si esa curiosidad estuviera siempre destinada a no ser satisfecha, quizás la naturaleza la hubiera eliminado hace tiempo, quizás no tendríamos ya ese instinto: la naturaleza o la evolución natural la habría desechado ya como algo inútil desde hace muchas generaciones. ¡Pero no, ahí sigue...!

-No te entiendo, Cornelivs.

-Ni yo tampoco me entiendo, a veces. Quiero decir que lo que hay dentro del ser humano tiene su misión, ¡todo tiene que tener su causa!, ¡Hasta el cabello tiene su razón de ser…! Entonces, ¿por qué nacemos curiosos? ¿Quien nos ha instalado ese sentido de la curiosidad ahi dentro? ¿Por qué no cesamos de preguntarnos,  generación tras generación, el por qué de todo? ¿Por qué, siglo tras siglo y milenio tras milenio seguimos buscando respuestas? ¿Por qué siempre  nacemos y empezamos a vivir con entusiasmo, la vida luego nos produce heridas y nos deja cicatrices, y finalmente morimos desencantados, solos y llorando, lo mismo que nacemos? ¿Alguien nos abrirá los ojos alguna vez?

Por supuesto,  hay que vivir, hay que intentar ser feliz, vivir intensamente cada momento y tomar y gozar los buenos momentos que la vida nos ofrece, por supuesto. “La vida no se ha hecho para entenderla, sino para vivirla”, y estamos de acuerdo.  Pero como hay tiempo para todo, y hoy me funciona el sentido curioso, me pregunto: ¿Por qué tenemos ese sentido de la curiosidad? ¿Quien o qué lo puso ahí? ¿Y por qué está ahi?  Si, en definitiva, el hombre es incapaz de abarcar la verdad, ¿por qué nacemos de fábrica con ese sentido de la curiosidad "instalado", o, al menos, con conciencia de nosotros mismos y con facultad y capacidad para hacernos estas preguntas? 

Saludos.

18 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No somos nada sin dudar, preguntar e indagar, querido amigo.

Myriam dijo...

La indagación, la pregunta, la duda nos hacen crecer, querido Cornelivs. aunque dicen que la curiosodad mató al gato.... por suerte, no somos gatos.

izara dijo...

El pez se sabe pez,
pues reconoce a los que son como él,
pero no pregunta,
el gorrión se sabe ave,
y sabe que vuelan sus semejantes,
pero no pregunta,
el hombre se sabe hombre,
¿pero reconoce a los otros hombres?
el hombre pregunta,
pero poco le importan las respuestas,
de los otros hombres,
si en vez de matar,
en lugar de oprimir,
o explotar, o no dejar
la libertad de vivir,
el hombre preguntara
y tambien preguntaran,
todos los otros hombres,
y todas las preguntas,
vivieran juntas,
soñaran juntas,
volaran juntas,
entonces quizás,
todas las respuestas,
fueran sólo una.

Un abrazo amigo.

Ibso dijo...

¿Quién dijo que un pez no es consciente del agua donde vive?...Nos limitamos al intentar comprender todo desde un punto antropológico.

Creo que el ser humano PRESIENTE que existen respuestas, existe una verdad universal, existe una forma mucho más completa de entender el universo que el que le proporciona su limitado cerebro; por eso su inagotable curiosidad, su inagotable sed de entender.

Aún necesitamos seguir evolucionando y esta necesidad de respuestas es la que lo hace posible.

Saludo Cornelivs, Ibso.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

BUENAS NOCHES:

ME VOY AL CINE DE LAS SÁBANAS.

LA ALMOHADA DARÁ LA RESPUESTA.

ESTOY MUERTA DE SUEÑO.

Y MAÑANA SERÁ OTRO DÍA.

DULCES SUEÑOS.

COMO DECIA MI PADRE "BONA NIT I BONA HORA, FINS DEMÁ SI DEU VOL".

UN ABRAZO, Montserrat

V dijo...

Presupones que la evolución tiene un propósito, una dirección marcada. Y no es así. Si no eres creyente, claro, y yo no lo soy.

La Naturaleza, es lo que es, la evolución natural, tal cual la entendemos, es lo que es. No hay más vueltas que darle, y tampoco tiene sentido.

Además, estar al borde del conocimiento siempre será infinitamente más interesante que estar en él. Por suerte no creo que lleguemos a ello.

Opinión personal, como siempre :)

Besos, Cornelivs.

MAJECARMU dijo...

Cornelivs,la vida es un milagro y el hombre trata de entenderlo...!
El misterio está en el espíritu...Y en ese espíritu está la clave,amigo.

Ahora mismo acabo de hablar con mi hijo desde Australia y me parece mentira...Eso es otro milagro de la técnica...!!
Te dejo mi felicitación y mi abrazo.
M.Jesús

MariluzGH dijo...

No todas las respuestas satisfacen a todos por igual, amigo, ni sobrevivimos a su descubrimiento, por eso cada persona parte desde cero, e inicia su propio ciclo de dudas.

Somos seres duales e insaciables :)

abrazos

El Gaucho Santillán dijo...

Yo creo que es la "ansiedad vaga".

No se sabe que es. Pero se sabe que no està aquì.

Un abrazo.

Gizela dijo...

Creo que es parte de nuestro propio crecimiento...
A veces entre preguntas generales y otras entre preguntas propias, a fin de llegar a conocernos
Besotesss
Linda semana

Cornelivs dijo...

PEDRO OJEDA.

Si, lo llevamos dentro. Un abrazo amigo.

MYRIAM: Nos hace evolucionar. Besos.

IZARA: Has plasmado un bello sueño, que comparto integramente. Un abrazo, amigo.


IBSO: Fue Einstein quien se hizo esa pregunta: "¿Que sabe el pez del agua en la que vive toda su vida?"

Estoy contigo: Quizás existe una forma mucho más completa de entender el universo. Mi planteamiento es sencillo: todo tiene su causa, el sentido de la curiosidad esta ahi por algo. ¡Tiene que haber respuestas!

Un abrazo.

MONTSERRAT LLAGOSTERAl: Otro abrazo para ti, amiga.


V: Tambien coincido en parte contigo...! Un abrazo enorme.

MAJECARMU: Quizas en el espiritu esté la clave, es una posibilidad. Un enorme abrazo.

MARILUZGH: Insaciables, ya lo creo. Espero que esa sed de conocimiento nos lleve a algun lado positivo! :) Besos enormes.

GAUCHO SANTILLAN: Es una buena forma de llamarlo. Un abrazo.

GIZELA: Gracias, amiga. Besos para ti tambien.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Hoy estás como el niño que todo lo pregunta, porque es su única forma de aprehender el mundo; como el filósofo inquieto que nos habita en ocasiones y nos aguijonea con saña.
Preguntas y más preguntas, amigo. Y que no cesen las preguntas. Prefiero las preguntas a las respuestas. Mientras preguntamos, ideamos mundos y sus contrarios. Que no cesen las preguntas.
Un beso.

Cornelivs dijo...

ISABEL MARTINEZ: No, querida Isabel, que no cesen las preguntas. Estoy completamente de acuerdo contigo, porque el dia que cesen...mala señal será.

:)

Un enorme abrazo.

Equilibrista dijo...

la vida no se ha hecho para entenderla sino para vivirla... una amiga diría: vamos a maravillarnos con ese agua, con los corales, con las rocas, con nuestras branquias y escamas, con el reflejo enorme de la luna... no nos preocupemos de los por qué... creo que tiene razón...

sin embargo yo le digo que soy demasiado curioso :)

si tienes un rato pásate por mi casa (no te asustes, la verás decorada en plan halloween), tengo un relatillo que toca este tema...

un saludo
Eq

Equilibrista dijo...

se me olvidó dejar la dirección:

http://lacuerdadelequilibrista.blogspot.com/2010/10/mocos-o-la-persistencia-del-tiempo.html

Cornelivs dijo...

EQUILIBRISTA: Te doy mi mas sincera bienvenida a esta tu casa. Vuelve siempre que lo desees.! Gracias por tu visita y un abrazo...!

Ahora mismito voy para tu blog.

Paco Cuesta dijo...

Evolución y curiosidad son inseparables.

Silvia dijo...

POETA AMIGO: LAS DUDAS HAN NACIDO CON NOSOTROS ...
LA VIDA ES VERDAD ES PARA VIVIRLA..
A FULL ...CADA DIA COMO EL ULTIMO ..ES UN TREN CON PASAJE SOLO DE IDA..
CUIDATE.
BESOTES
SILVIA CLOUD