"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

miércoles, 13 de octubre de 2010

Evita

Todos los que seguis mi blog ya sabeis que siento una especial vinculación hacia los paises hermanos de Latinoamerica en general, y hacia uno, muy en particular: Argentina, pais indisolublemente unido a  recuerdos de mi  añorado padre, al que siempre recordaré tatareando tangos de Gardel, y  agradecido a aquel pais por haber ayudado a España enviandonos  trigo cuando aquí pasabamos necesidad, inmediatamente despues de la guerra. Mi padre falleció habiendo querido conocer Buenos Aires y La Pampa. Quizás yo cumpla alguna vez su sueño.

Quizás ello ya me predispone muy favorablemente hacia el personaje historico del que hablo esta noche: Eva Perón. Evita. Si a ello le unimos esa dulce y cautivadora habla argentina (he tenido la suerte de hablar en directo con varias amigas bloggers de allá, en el chat de google, y su acento  para mí es  irresistible);  si le unimos además la innegable belleza de Eva Perón, pero fundamentalmente, esa mirada transparente de persona buena y noble comprometida con los desfavorecidos, mi admiración se convierte, casi, en devoción. Por ello, me saldrian pelos en la lengua antes de acertar a describir lo que mi corazón siente al hablar de esta increible mujer, cuyo recuerdo siempre he adorado. 

Por muchas razones. Una de ellas -y no de poco peso-, es que estamos acostumbrado a lo normal, a lo frecuente, por desgracia: que el poder politico mime al poderoso, nunca al débil. Por eso, cuando por extraña conjunción de los hados, surgen mujeres con poder en su pais, como ella, que se ponen del lado de los pobres, de los desheredados, de los hambrientos, de los descamisados, el mundo inmediatamente contrae una deuda eterna de gratitud con estos personajes históricos.

Eva Perón. Permitidme que la llame como a ella le gustaba: Evita. Una argentina universal. Su prematura muerte la convirtió en un icono. Y no solo Argentina la lloró: todos los desheredados del mundo la lloraron y siguen evocando su recuerdo como la de una luz que ilumino el mundo en la esperanza de que todos, una vez, fuimos hermanos, y de que un mundo mejor era posible.

Según la wikipedia y  otras fuentes, Evita nació el 7 de Mayo de 1919 en Los Toldos (Provincia de Buenos Aires). Ella, su madre, Juana Ibarguren, y sus cuatro hermanos formaban la família  de Juan Duarte, que falleció cuando Evita tenía seis o siete años. En esa época se mudó para Junin, donde Eva permanece hasta 1935.

Parece que se sentía asfixiada por el ambiente pueblerino y de modo que con tan sólo 15 años, decide mudarse a Buenos Aires buscando convertirse en una actriz. Sola, sin recursos ni educación, se enfrenta con un mundo hostil y duro, cuyas reglas desconoce, pero triunfa: llega a ser actriz de cierto nombre, y a encabezar un programa de rádio muy escuchado.

Pero su destino era otro. En enero de 1944, Eva Duarte conoce al coronel Juan Domingo Perón en un festival que la comunidad artística realizaba en benefício de las víctimas de un terremoto que habia destruído la ciudad de San Juan pocos días antes.  Cuando en 1945 detuvieron a Perón, Evita movilizó a los sindicatos para que lo liberaran; una vez libre, se casó con él.

Participó en ese año y el siguiente en la campaña presidencial de su marido, lo cual fue una novedad en la historia política argentina, pues en aquel momento las mujeres carecian de derechos politicos y las esposas de los candidatos tenian una presencia publica muy restringida. Eva fue la primera esposa de un candidato presidencial argentino en estar presente durante su campaña electoral y acompañarlo en sus giras.

Sea como fuere, lo cierto es que en febrero de 1946, la presencia de Evita fue determinante en la campaña electoral, Peron gana las elecciones y es nombrado Presidente. En su rol de primera dama, Eva Perón desarrolló un trabajo intenso, tanto en el aspecto político como en el social, terreno éste último en el que, en mi humilde opinión, Evita alcanzó la gloria del recuerdo y el cariño de todo el mundo.

Evita realizó una tarea decisiva para el reconocimiento de la igualdad de derechos políticos y civiles entre hombres y mujeres. La igualdad política de hombres y mujeres, se complementó con la igualdad jurídica de los cónyuges y la patria potestad compartida que garantizó el artículo 37 (II.1) de la Constitución de 1949. Según la wikipedia, el texto fue directamente escrito por Eva Perón, pero el golpe militar de 1955 derogó la Constitución, y con ella la garantía de igualdad jurídica entre el hombre y la mujer en el matrimonio y frente a la patria potestad, reapareciendo la prioridad del hombre sobre la mujer, la mujer argentina permaneció discriminada legalmente hasta que se sancionó la ley de patria potestad compartida en 1985, durante el gobierno de Alfonsín.

A pesar de que nunca tuvo un puesto oficial en el gobierno, Evita actuó de facto como Ministro de Salud y Trabajo, premiando generosamente a los trabajadores a través del aumento de sus salarios, quienes respondieron con el apoyo político a Perón. Evita tenía una visión sumamente combativa de los derechos sociales y laborales.

Ya en la década de 1930 comenzó a ser evidente que la antigua Sociedad de Beneficencia como organización se habían vuelto obsoleta e inadecuada para la sociedad urbana industrial. A partir de 1943, la Sociedad de Beneficencia comenzó a ser reorganizada y el 6 de septiembre de 1946 fue intervenida.

A partir de entonces,  asumió la tarea de modernizar la asistencia y la ayuda social. La labor de la antigua Sociedad de Beneficiencia fue realizada, desde entonces, por una nueva Fundación: la Fundación Eva Perón, creada el 8 de Julio de 1948, presidida por Evita, que desarrolló una gigantesca tarea social que llegó prácticamente a todos los niños, ancianos, madres solteras, y mujeres que eran único sustento de familia, pertenecientes a los estratos más pobres de la población. La Fundación realizó un amplio espectro de actividades sociales, desde la construcción de hospitales, asilos, escuelas, colonias de vacaciones, hasta el otorgamiento de becas para estudiantes, ayudas para la vivienda y promoción de la mujer en diversas facetas. La Fundación realizaba anualmente los famosos Juegos Infantiles Evita y Juveniles Juan Perón, en los que participaban cientos de miles de niños y jóvenes de sectores humildes, que a la vez que promovía el deporte permitió también realizar masivos controles médicos. La Fundación entregaba también masivamente, cada fin de año, sidra y pan dulce a las familias más carenciadas, hecho este último muy criticado por los opositores.

De las obras realizadas por la Fundación que han permanecido pueden destacarse el complejo habitacional Ciudad Evita en el Partido de La Matanza (Gran Buenos Aires), gran cantidad de hospitales que en la actualidad suelen llevar el nombre de Evita, o Eva Perón, la República de los Niños en Gonnet (provincia de Buenos Aires), etc.

La preocupación especial de Eva Perón por los ancianos la llevó a redactar y proclamar el 28 de agosto de 1948 el llamado Decálogo de la Ancianidad, una serie de derechos de los ancianos que al año siguiente fueron incorporados a la Constitución en 1949. Los 10 Derechos de la Ancianidad eran: asistencia, vivienda, alimentación, vestido, cuidado de la salud física, cuidado de la salud moral, esparcimiento, trabajo, tranquilidad y respeto. En 1956 la Constitución de 1949 fue derogada por una proclama militar y los derechos de la ancianidad nunca más volvieron a tener jerarquía constitucional.

No me entretendré demasiado, amigos y amigas, en los pormenores del cancer que poco apoco minaba la salud de esta gran mujer. Solo diré que falleció en el año 1952. Cuando Eva Perón falleció a los 33 años, en la radio se anunció:  "¡Nuestra líder espiritual ha muerto!".

He aqui algunas de las palabras que pronunció,  comprometidas con la causa de los desheredados. Estas palabras me reconcilian con el ser humano.

Cuando elegí ser "Evita" sé que elegí el camino de mi pueblo. Ahora, a cuatro años de aquella elección, me resulta fácil demostrar que efectivamente fue así.

Nadie sino el pueblo me llama "Evita". Solamente aprendieron a llamarme así los "descamisados". Los hombres de gobierno, los dirigentes políticos, los embajadores, los hombres de empresa, profesionales, intelectuales, etc., que me visitan suelen llamarme "Señora"; y algunos incluso me dicen públicamente "Excelentísima o Dignísima Señora" y aún, a veces, "Señora Presidenta". Ellos no ven en mí más que a Eva Perón.

Los descamisados, en cambio, no me conocen sino como "Evita". Yo me les presenté así, por otra parte, el día que salí al encuentro de los humildes de mi tierra diciéndoles "que prefería ser "Evita" a ser la esposa del Presidente si ese "Evita" servía para mitigar algún dolor o enjugar una lágrima.

Ahora si me preguntasen qué prefiero, mi respuesta no tardaría en salir de mí: me gusta más mi nombre de pueblo. Cuando un pibe me nombra "Evita" me siento madre de todos los pibes y de todos los débiles y humildes de mi tierra. Cuando un obrero me llama "Evita" me siento con gusto "compañera" de todos los hombres.

Este es mi  humilde tributo a su memoria. 

28 comentarios:

MariluzGH dijo...

Tal vez 'demasiado buena' para ser real... el mito ha superado todas las verdades y mentiras que se han dicho de ella. Al menos, mientras tuvo vida, vivió por su pueblos, sus descamisados.

Hay mucho que aprender de Evita

Abrazo grande, amigo mío.

El Gaucho Santillán dijo...

Se discute sobre lo que vale la pena.

Y sobre ella, se sigue discutiendo.

Estàn los que aùn hoy, le levantan altares, como a una Santa.

Y estàn los que siguen escribiendo en las paredes: "Viva el càncer".

La verdad? Depende de quien hable de ella.

saludos

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

QUE HERMOSO HOMENAJE HAS HECHO A ESTA GRAN MUJER.

ENHORABUENA Y UN ABRAZO, Montserrat

Asun dijo...

Nada más empezar a leer tu entrada me ha venido a la cabeza ésta canción que probablemente ya conoces, pero que tal vez te guste escuchar.
Esta es la primera versión que yo escuché siendo niña (8 o 10 años), y sin siquiera saber quién era "Evita", me llegó muy adentro. Después he oído otras versiones, pero me sigo quedando con la primera. Para mi es una canción que transmite mucho.
Espero que al disfrutes.

Un beso

Fernando Manero dijo...

Estuve en Argentina cuando el bicentenario y pude darme cuenta. Casi nadie discute ya sobre la figura de Evita. Quizá algunos lo ignoren, pero pocos la critican. Es un símbolo potente y asumido, lo mismo que San Martín. Perón queda relegado al olvido, mientras se afianza, potente, la figura de una mujer mitificada, que el propio país necesita a falta de otras referencias en la que se basar su orgullo nacional, tantas veces maltratado. San Martín, Evita, la Bandera y Gardel. Son los cuatros pilares de la nación argentina. Un abrazo, campeón.

Myriam dijo...

Indudablemente fue Eva Perón una GRAN mujer por todos y cada uno de los puntos que marcas en tu entrada. Pero, como todo ser humano, distaba mucho de ser una santa. Tenía por lo tanto, un lado oscuro.

Por ejemplo: una ambición desmedida. Hasta último momento quiso que la nombraran Vicepresidenta. Si le gustaba por ejemplo, el reloj de oro que tu abuelo te había regalado, se lo tenías que dar OBLIGATORIAMENTE; o el anillo de safiros, o el tapado de Visón ( para su uso personal).

El motivo porque intervino la Sociedad de Beneficiencia, fué porque las damas de la alta sociedad que la conformaban, rechazaron su candidatura para ingresar en ella. ESo fué el motor también que la impulsó a volcarse a los humildes.

Otra: Tenía un séquito de orangutanes que atacaban por ejemplo al porpietario de un negocio de muebles, si no cumplía con regalar por orden suya un juego de dormitorios a xxx que se casaban. Asi con todos.

Otra. Cuando visitaba un pueblo de los muchos que recorría, todas las niñas nacidas en día de su visita DEBIAN OBLIGATORAMENTE llamarse Eva.
Hay madres que ocultaron entonces los nacimientos y registraron en otra fecha.

Hay más pero no me quiero extender.

En suma, una mujer excepcional que realizó cosas excepcionales por los más necesitasdos pero que, como todos, tenía su lado oscuro.

Un abrazo
Una de las cosas importantes que hizo fué la de otorgarle la capacidad de votar a las mujeres. ¡

Abuela Ciber dijo...

LLegue a visitarte , te dejo mis cariños.

Mai Puvin dijo...

Como mujer, argentina y peronista que soy... hoy me tocaste el corazón de maravillosa manera. Además, tu entrada es una caricia a mi ideología

Espero poder recibirte pronto en Argentina y sobre todo en La Pampa... donde habito.

Un abrazo ENORME!!!

Abejita de la Vega dijo...

También circula la imagen de una mujer con abrigo de pieles y joyas de diamantes, visitando a los pobres. Las estrellas del ceremonial.
Hay quien no ve bien ese aspecto.

Un abrazo

RAMPY dijo...

Estoy de acuerdo con Miriam. Hay una parte oscura que no se resalta demasiado de esta mujer, pero bueno, fue un personaje que pasará a la historia.
Un excelente post.
Un abrazo
Rampy

Luis dijo...

Hola Cornelivs:
Personaje famoso el descrito, del que se han dado varias facetas, positivas algunas y otros negativas...
Muy descriptiva tu entrada con una visión positiva.
Cordiales saludos,
Luis

Amig@mi@ dijo...

Has visto como canta la canción de Evita, Paloma S. Basilio??
Se pone la piel de gallina.
Besos

Alí Reyes H. dijo...

Muy buena tu reseña

Alijodos dijo...

Tu entrada de hoy ademas de emotiva es todo un sentido homenaje a una gran mujer...un abrazo...

MAJECARMU dijo...

Tu post nos llega directamente al corazón razonadamente Cornelivs...!
VIVA ARGENTINA Y VIVA POR SIEMPRE EVA PERÓN,a pesar de todos los todos y lados oscuros que pudiera tener...!
Mi felicitacíón y mi abrazo inmenso.
M.Jesús

Rita dijo...

Yo era muy niña cuando murió pero recuerdo el gran revuelo, fui contagiada de la gran emoción que despertó su muerte, durante mucho tiempo guardé las revistas que hablaban de su muerte, sus fotos, para mi se convirtió en un mito, luego fui leyendo diversas opiniones e informaciones de ella y aunque reconozco su valía también he rebajado un poco mi admiración, creo que tenía como todo el mundo su lado bueno y malo también.
un abrazo

Mar dijo...

"¿Humilde tributo?"... Le has hecho un homenaje precioso, con mucho sentimiento.

Me gustó leerte.

Un abrazo.

Neogeminis dijo...

Voy a ser sincera: Evita no es santa de mi devoción. Sobre los datos que das de su vida, hay algunos no muy ajustados, pero como bien dice el Gaucho Santillán Evita sigue siendo un personaje polémico y es así porque en este rincón austral aún hay temas tabú que no se permiten ser debatidos. Perón y Evita son uno de ellos y en general se cae en el endiosamiento o en la demonización más absoluta.
No comparto tu concepto sobre esta mujer que sin duda marcó nuestra historia pero agradezco enormemente el afecto sincero que noto en tus palabras hacia mi país.

Te dejo un abrazo.

genialsiempre dijo...

No sdé si somos hermanos, pero cuando hablas de tu padre, parece que lo hicieras del mío. Compartían gustos y sueños incumplidos, y lo peor es que su hijo, que quiere cumplirlos por él, al paso que va, tampoco lo hará. Solo pisé Argentina en las cataratas de Iguazú, pero me parece insuficiente.
Respecto a Evita, me parece un personaje singular, del que se ha aprovechado el populismo fácil y que ha utilizado en su favor el peronismo, pero sobre todo el post-peronismo, que claramente no sirvió bien al país.
Creo que homenajes como el tuyo, que la apartan de lo meramente político para centrarse en su obra social, son los que, en verdad, le hacen justicia.

pancho dijo...

La Argentina un gran país joven, con la fuerza creativa que da la mezcla de tantas gentes, mestizo de muchas razas, pero pésimamente gobernado por gentes cuyo fin era su enriquecimiento personal. Siempre buscando los símbolos que les guíen.
Excelente reseña de la mandataria.
Un abrazo

Gizela dijo...

Es un mito y sobre ella se sigue discutiendo...
Pero es bien valida tu admiración.
Un besote

Markos dijo...

Un enorme mito, de hecho yo vivo en una urbanización (costa del sol) que lleva su nombre y por si fuera poco rodeado de buenos amigos argentinos. ché!

Salu2

Paco Cuesta dijo...

Por muchas y diferentes razones pasará a la historia, que con el paso del tiempo pone a cada uno en su lugar.

SUSANA dijo...

Precioso Homenaje Pablo!

Tanto para Evita, como los otros personajes femeninos, siempre es bueno dejar de lado los fervores políticos. En lo personal, estoy muy lejos del peronismo, pero me he permitido admirar esta Mujer, como creo, merece, por sus cualidades.

Te dejo una frase de ella, que en su momento encabezó mi post sobre la primera parte de la vida de esta Grande Argentina:


“He tenido que remontarme hacia atrás en el curso de mi vida, para hallar la primera razón de todo lo que ahora me está ocurriendo. Tal vez haya dicho mal “la primera razón” porque la verdad es que siempre he actuado en mi vida más bien impulsada y guiada por mis sentimientos”
Eva Perón “La razón de mi vida”


Abrazote Amigo Querido!

Campurriana dijo...

Tendría su lado oscuro pero por lo menos hizo algo por los demás...eso no lo pueden decir muchos...

silvi dijo...

No la conocí,nací años después. Símbolo de la lucha femenina, por haber conseguido voz y voto dentro de la sociedad.Participaron de la lucha con idéntico valor, Encarnación Ezcurra (1795-1838). Esposa de Juan Manuel de Rosas, fue una de las primeras mujeres que supo imponerse en el discurso político, que hasta entonces había sido exclusivamente masculino. Su intervención fue decisiva en la llamada Revolución de los Restauradores, en 1833, que dio por tierra con el gobierno de Balcarce.
Juana Manuela Gorriti. (1818-1892). Esta mujer escribía y cocinaba con el mismo placer y dedicación. La producción literaria que llevó a cabo nunca se interrumpió, ni siquiera con el matrimonio ni la llegada de los hijos. Sus obras más conocidas son: “La Quena”, la biografía de su ex marido “Isidoro Belzú” que murió asesinado en 1985 y “Guemes.
Eduarda Mansilla (1834-1892). Eduarda, sobrina preferida de Juan Manuel de Rosas, estaba casada con un diplomático Manuel Rafael García y era madre de seis hijos. Un día, viviendo en París decidió que no podía continuar sin luchar por lo que quería: ver publicados su libros y entonces tomó una decisión que por entonces fue duramente criticada. “Me vuelvo a Buenos Aires –comunicó a su familia- porque yo personalmente me ocuparé de que mis libros se editen. Con mucho esfuerzo logró que parte de su obra viera la luz: “El médico de San Luis”, “Lucía Miranda”, “Cuentos para niños”.
Cecilia Grierson. (1859-1934). Fue la primera mujer que se graduó como médica en Sudamérica. Además de su trabajo, Cecilia se dedicó a elevar el nivel social de las mujeres.
Alicia Moreau de Justo (1885-1986). Durante toda su vida luchó por los derechos humanos en la Argentina. Graduada en medicina, fue una de las primeras mujeres en participar en política y en 1902 creó, junto a otras compañeras “El Centro Socialista Feminista” y la “Unión gremial Femenina”.
Elvira Rawson de Dellepiane (1867- 1954). Médica argentina, fue una de las más importantes luchadoras por los derechos femeninos en su tiempo. Fue la directora de la primera “colonia de niñas débiles” de Uspallata en 1916.
Virginia Bolten. La mujer que encabezó la primera marcha que se realizó en Rosario para conmemorar el Día del Trabajador, el 1 de mayo de 1890. Virginia fue detenida por distribuir “propaganda anarquista” entre los trabajadores.
Este país se hizo de con grandes mujeres.

silvi dijo...

Fragmento de una carta anónima sobre Eva Perón... sobre lo que me cuentas de Eva Perón, te puedo decir que es un fragmento de la historia argentina que tiene muchas lecturas, que Eva hizo cosas buenas y cosas malas, pero que es muy difícil descubrir los entresijos de todo aquella dictadura (a veces revolución) sin entender el motor que movía a Eva y ese motor es sin duda el profundo amor que sentía por su marido y quizás éste se aprovechó pues le venía muy bien todo lo que ella hacía y decía. Y se hicieron cosas buenas como muchas escuelas, hospitales, ayudas a los ancianos, a los niños, a las mujeres solteras, el voto femenino, la nacionalización de ciertas empresas como los ferrocarriles de los que sólo chupaban los ingleses y más cosas.

Hay que tener en cuenta que el gobierno de Perón, Perón y Eva, se opusieron a la oligarquía argentina, a los altos mandos militares, a la alta jerarquía de la iglesia, a Estados Unidos y a Inglaterra y precisamente, la oligarquía, el ejército, la iglesia, EEUU e Inglaterra, son los que, desde aquellos momentos, se encargaron de difundir por todo el mundo la maldad de Perón y de Eva, no consintieron aceptar que eran personas que hacían cosas bien y que se equivocaban en otras y no las hacían bien. Fueron -según esas fuentes- dictadores, nazis, asesinos; engañaron y se burlaron al pueblo, se hicieron multimillonarios, ella había sido prostituta y sólo se movía por el rencor y la venganza, por haber sido pobre.

El golpe militar que derrocó el gobierno peronista en 1955, prohibió todo lo que sonara a Peronismo, y prohibió bajo pena de cárcel, tortura y muerte muchas veces, el pronunciar los nombres de Eva y Perón...

silvi dijo...

....Era una hermosa mujer.Argentina es muy linda, nuestra Bandera tiene los colores del cielo.Y se hizo con grandes hombres y mujeres de distintas ideas.Besitos