"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

lunes, 11 de octubre de 2010

Juicio al hombre (1ª Parte.)

En general, y a salvo las excepciones pertinentes, entre las especies animales  una madre cuida de su progenie y no abandona nunca a sus cachorros; se amparan y protegen los miembros de la especie frente a  los ataques de otra especie diferente, como también protegen a los miembros enfermos o débiles de su clan. Hasta los lobos muestran instinto protector y amoroso para con los suyos, recordemos los programas del añorado Félix Rodríguez de la Fuente. No matan por hacer daño, sino para comer, para saciar su hambre: solo para subsistir. No matan a miembros de su misma especie jamás. Así ha sido desde hace miles de años.


Pero mirad al hombre, mirad al ser humano (y vuelvo a hablar en general, salvo muchas y autorizadas excepciones). A la gran mayoría le es indiferente el sufrimiento de miembros de su misma especie que padecen el azote del hambre. No matan para comer, sino por autentico placer, y a veces disfrutan aumentando deliberadamente el dolor de la victima. Su silencio ante el dolor de tantos millones de victimas inocentes lo convierte en un cómplice de ello. Sienten placer cuando alguien que ha llegado mas alto cae a las profundidades del abismo. En definitiva, es orgulloso, individualista, egoísta, y amante de su propia comodidad.

¿"Esto" es la llamada "obra cumbre" de la Creación?

Y he aquí lo que condena al hombre. Los animales actuan por instinto, la naturaleza y la evolución les ha dado esas reglas de comportamiento, y no pueden actuar de otro modo. No son capaces de bien ni de mal: no tienen libre albedrío. Los animales no pueden actuar de otra forma porque no saben hacerlo.

¡Sin embargo el hombre, siendo capaz de lo peor (Stalin, Pol Pot, Hitler) pero tambien de lo mejor (Gandhi, Teresa de Calcuta), casi siempre elige lo peor! Por egoismo, por placer-comodidad,  por la causa que sea; pero creo que fundamentalmente por orgullo: piensa que va a vivir siempre, piensa que es eterno, no acepta fácilmente que todo tiene fin.  Casi siempre elige el camino de la soberbia y de la avaricia, hijos legitimos de su orgullo, y mientras más poder economico-politico tienen, peor aún; porque quien tenia que actuar no lo hace; y quien tenia que instar a sus representantes a un cambio de actitud tampoco lo hace, guardando un complice silencio. El ser humano, a diferencia de los animales, puede y sabe actuar de otra forma -siéndole imposible alegar ignorancia en su defensa-;  pero, deliberadamente, no lo hace porque no quiere,  porque no le da la gana.

Si, definitivamente: deberiamos de aprender de los animales. Que pena, que auténtica pena, que  tras miles de años de evolución (¡oh, dioses...!) este sea el resultado.

(Continuará)

Saludos.

19 comentarios:

genialsiempre dijo...

Creo que la raza homana debe buscar un buen abogado que la represente, porque tú como fiscal no tienes precio.
Lo peor es que dices la verdad ¿estará ya el juicio perdido de antemano?. Yo no me rindo

Montserrat Sala dijo...

Mas o menos estamos en la onda. Esto es lo que comentaba yo con Estriver, en su post sobre la convivencia. Llevamos 2000 años queriendo cambiar estos hábitos, ser mas generosos, menos egoístas, i yo creo que andamos para atarás como los cangrejos. Es una vedadera lástima.
Saludos desde Barcelona, amigo

Jan Puerta dijo...

Triste realidad. Triste manera de ver la realidad. Hay certezas en esta vida donde uno, quisiera no verlas con tanta claridad.
¿Y qué podemos hacer amigo? ¿Que nos dejaran hacer?
Un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

No es muy diferente del discurso de san Francisco de Asís... Hermano pájaro, hermano lobo...

Amigo, un abrazo fuerte.

ana dijo...

"Como ibamos diciendo ayer..."

Hola mi querido amigo. Siento el retraso, esta vez bastante largo (lo necesitaba).

Pues sí que puede ser una visión algo triste, pero que hay que reconocer que es lo que nuestra especie está ofreciendo.

Aunque llámame romántica, no pierdo la esperanza.

Un abrazo muy fuerte

Abejita de la Vega dijo...

Ya quisiera el hombre ser un lobo para el hombre.
Un abrazo

Asun dijo...

Se puede decir más alto, pero no más claro.

Besos

El Gaucho Santillán dijo...

Sì que debièramos aprender de ellos.

Ellos defienden a la crìa, mas alla de sus vidas!!

Pero nosotros, aprobamos el aborto!!

Son "tumores", no es vida.

Eñ diablo los està esperando.

Un abrazo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Sí, amigo, somos capaces de lo peor de lo peor; pero, también, de la creación de la máxima hermosura. Me quedo con esto último para no deprimirme ya, a principios de semana.
Un beso enorme.

Rita dijo...

Estoy contigo amigo Cornelivs, esos mismos argumentos los he defendido yo mil veces, tendrá remedio algún día????
besos

Mai Puvin dijo...

Impresionante entrada... y como dice genialsiempre, deberá contratar un buen abogado... estoy segura que además del beneficio de litigar sin gastos... apelará al juicio abreviado... Trampas de la justicia que tanto aportan a este mal.

Abrazos y chapeau mi querido amigo!

plinnn... dijo...

Vale, tenemos una cara muy negativa, pero si nos queremos mover y hacer algo, hay que hacerlo en positivo, la autocrítica es el punto de reflexión, pero hay que mantener la ilusión, esperanza, fe, en que uno hace un poco, muchos, hacen más, todos, todo:)
Biquiñossss

Ibso dijo...

No encuentro solución a este mal donde todos estamos metidos, solo me queda la esperanza de un sueño que algún día (espero no muy lejano) se haga realidad.

Lee, si quieres, el cuento "Mirando las luces eternas".

Un saludo amigo, Ibso.

MariluzGH dijo...

Como tienes la razón no te la doy, amigo mío.
Pero quiero quedarme con la parte positiva: somos capaces de los actos más nobles.

Que tengas buena semana. Abrazo

Javier Martinez Valles. dijo...

Cuando uno revisa la historia encuentra las grandes tragedias que el ser humano le ha causado a su propia raza. Cuando vemos lo que se viene dando actualmente a nivel mundial reconoce que nada ha cambiado pero lo triste es aceptar que el futuro inmediato las cosas continuaran igual. Si uno es consciente de todo esto y de manera independiente a las organizaciones mundiales no hace nada será tan culpable como aquel abominable personaje que dio vida a aquellas horrendas historias que tanto criticamos.

Saludos.

Neogeminis dijo...

Creo que en nuestra especie el miedo o la comodidad predomina sobre la solidaridad y el compromiso. Muchas veces se extermina al enemigo por miedo a que se levante en contra nuestra. Hemos hasta inventado el concepto de "ataque preventivo", justificando la violencia que se implementa por miedo a ser atacados!....semejante desvarío sólo puede ser entendible dentro de una cultura donde el miedo y el odio al distinto sirva para la manipulación de una masa temerosa que parece negarse a razonar por su cuenta.
Pero no perdamos la esperanza. Construyamos pensando en positivo.

Un abrazo!

Myriam dijo...

Ay, querido amigo, ¡Cuánto tenemos que enmendar....! ¿Seremos capaces de hacerlo antes de que destruyamos todo el planeta?

No pierdo la esperanza, no la pierdo....

Besos

Alma Mateos Taborda dijo...

Cuánta sabiduría hay en este texto, una semblanza tan categórica como real.Todo progresa, la ciencia, la tecnología, el conocimiento, lo que jamás cambia para bien es el corazón del hombre y así estamos.Un abrazo.
Te invito a seguir Alas azules.

V dijo...

Tú también la llevas encima. La losa, digo.

Ya me había dado cuenta. Hace mucho, cuando empecé a leerte.

Yo también me lo pregunto. Y no lo entiendo.

A veces pienso que me volveré loca de darle tantas vueltas, y pensando además en que de poco sirve en realidad. De hecho. De nada si hay tantas personas que no sienten que la llevan encima, quieran, o no. Porque sería la única forma de librarse de ella.

Besos, Cornelivs.

p.s:... mmm... por supuesto no critico ni mucho menos -ahí me libre!- de criticar a Teresa de Calcuta. Pero hubiese elegido a cualquier anónimo ateo. A cualquiera. La religión... es como un virus. No me gusta. Ninguna.