"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

martes, 9 de noviembre de 2010

Estupideces adultas

¡Si nos dejaran ser sinceros, si no tuviéramos que actuar condicionados por el juego de intereses! ¡Si al ver lo bueno, lo verdaderamente bueno, pudiéramos alabarlo sinceramente sin cortapisa alguna; si al presenciar lo malo pudieramos condenarlo y rechazarlo sin ningún tipo de miramiento ni consideración! ¡Si pudieramos llamar al pan pan, y al vino vino, libremente!  ¡Si realmente todos pudieran expresar su opinión francamente sin miedo a nada ni a nadie, si en una palabra, la libertad existiera verdaderamente!  ¡Ay,  si en vez de intentar derribar a quien vuela más alto trataramos de imitarlo o de seguir su ejemplo...!

Pero no. Parece que con el tiempo a los adultos se nos van adhiriendo multitud de "estupideces" que nos impiden ser libres y felices. 

¡Como añoro la inteligencia y “savoir faire” de los niños! Ellos  dicen lo que  perciben, tal y como lo perciben sin maquillaje alguno: dicen lo que sienten,  y punto. Que maravillosos ellos…y que absolutamente estúpidos  podemos llegar a ser nosotros. Y cito de nuevo los clásicos, es inevitable volver a ellos, en este caso  una frase de Alejandro Dumas, hijo:  “No llego a comprender por qué, siendo los niños tan inteligentes, los adultos son tan tontos. Debe ser fruto de la educación.” 

Maldita mierda.

Lo juro por todos los dioses habidos y por haber, creedme: mientras más conozco el mundo,  más me gusta estar con los niños. Y le pido tambien a todos los dioses que vayan limpiando, purgando y elliminando de mi caracter esas estupideces adultas que con el tiempo se nos van adhiriendo y que nos impiden ser libres. Porque, definitivamente, así  quisiera ser cuando sea mayor: como un niño.

Saludos.

30 comentarios:

T.M. dijo...

Pués sí deberíamos ser en ocasiones sinceros como los niños, si total, para lo que nos queda en el convento...además quien dice que no nos apreciarían más? una persona transparente nunca te defraudará, porque ya la ves venir, para lo bueno y para lo malo.
saludos.

Ibso dijo...

Jesús dijo (y aunque no lo dijera):
"Dejad que los niños se acerquen a mí".
Yo aprendo cada día de mi hija de dos años, o mejor dicho, recuerdo cosas que ya sabía y olvidé con los años: mirar con asombro las cosas cotidianas, reír enseñando los dientes, querer sin pedir nada a cambio, hablar con poquitas palabras llenas de sentido y sin conocer aún la mentira, aprender con ilusión porque todo es hermoso en su mundo.

Yo no quiero ser niño, quiero ser adulto en el mundo que imaginaba cuando era pequeño.

Un abrazo.
Ibso.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

De adultos, en las relaciones humanas, lo que no es cariño, es hipocresía.

El Gaucho Santillán dijo...

La pàtina de "Correcciòn polìtica", de "civilidad", que nos da la educaciòn, acarrea la pèrdida de la inocencia.

Y a veces, es mas seguro asì.

No pude, ni quise, enseñarles a mis hijos, cosas que no les sirvan para vivir en este malhadado mundo.

Es triste, pero es asì.

un abrazo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Durante la infancia se actua sin resabios, se carece de experiencia y los recuerdos son escasos. Nosotros tenemos las dos cosas pero a veces no sabemos administrarlas. No quiero ser eterna Peter Pan, no añoro la niñez, me gustaría seguir aprendiendo, ahora, no por ir al colegio como rutina, por placer y por ganas, conscientemente, me gustaría preservar partículas de inocencia (dudosa inocencia infantil ¿inocencia?) y dosis elevadas de curiosidad, por lo demás, hay que aceptar la adultez que otorga saber, ironía, distancia, soportarse a una misma y vivir el carpe diem, soportar los muchos defectos. Frecuentemente, no hay nada más cruel que un niño, aquello del "buen salvaje" el mito de la niñez...A ser comprensivo se aprende con los años y con los ojos abiertos, y con los años podemos perderlo todo y llegar a ser niños malos.

Besitoos, me gustó que platearas este tema !salve!

Asun dijo...

Querido CORNELIVS, mucho me temo que no son los dioses quienes nos tienen que ir limpiando de esas estupideces sino nosotros mismos, pero no desde el ángulo de niños, sino desde el de adultos, con consciencia y responsabilidad.

Un beso, querido amigo.

Abuela Ciber dijo...

Es que los niños son inoscentes.
De ahi que vamos perdiendola y....nos convertimos en lo que somos.

Hay personas que combaten los mitos infantiles de""raton, reyes, papa noel etc."
pero eso es infantilismo y mientras lo tengan son niños.
Ahora la tv, la propaganda callejera y los adulos les van cortando todo eso y.....tambien se acorta la niñez.
Igual pienso que todos tenemos algo de niños en lo intimo..."nuestro niño interior" que es quien nos permite aún atesorar la LIBERTAD.

Cariños

Mai Puvin dijo...

Justo acabo de ver un programa de tv donde me emocioné hasta las lágrimas. Entrevistaban a una travesti y sus hijos de 13, 10 y no recuerdo la edad del otro, era menor. La cátedra que dieron esos niños fue impresionante, hablando del amor, la discriminación y de los que hablan sin saber que dicen(adultos por supuesto).

Los conductores, con lágrimas en los ojos, recordaron los tremendos y largos debates que se dieron hace muy poco tiempo en nuestro país sobre la ley de matrimonio igualitario donde muchos sectores pedían que casarse si pero adoptar no, y reconocieron sentirse unos ignorantes totales antes tantas horas huecas en tv... y los niños resumieron todo en 5 minutos. Una clase de SER magitral!!!

Perdón, me extendí pero te lo quería contar.

Besazos.

MariluzGH dijo...

Es que de mayores se nos despierta el sentido del ridículo y preferimos ir de hipócritas.

abrazos, querido amigo

Myriam dijo...

Venía a decirte lo mismo que PEDRO y ASUN a cuyos comentarios suscribo.

Besos

Cornelivs dijo...

TM: Gracias por tu comentario. Si, creo que nos apreciarian mas. Un cordial saludo.




IBSO: Coincido sustancialmente contigo, amigo; aunque yo no he dicho que queria ser un niño, sino ser "como" un niño, que no es lo mismo.

:)

Un enorme abrazo.

Cornelivs dijo...

PEDRO OJEDA: En el 99 % de los casos, asi es, amigo.

Un abrazo.



GAUCHO SANTILLAN: Te comprendo perfectamente amigo. Un abrazo.

Cornelivs dijo...

NATALIA TARRACO: Me ha encantado tu luminoso comentario, que te agradezco, por supuesto. Un abrazo enorme.



ASUN: Completa, total y absolutamente de acuerdo contigo, querida amiga. Besos enormes.

Cornelivs dijo...

ABUELA CIBER: Asi es amiga. Ojala no matemos nunca a ese niño interior. Un enorme abrazo, querida Abu.


MAI PUVIN: Gracias por tu ilustrativo comentario, amiga mia. Volvemos a lo mismo: Los niños son increiblemente inteligentes. Un enorme abrazo...!

Cornelivs dijo...

MARILUZGH: De acuerdo contigo, amiga. Y si solo fuera el sentido del ridiculo...

Besos enormes...!


MYR: Gracias amiga. ¡NOS VEMOS EN BURGOS!

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me encanta la frase de Alejandro Dumas, buenísima.

En cuanto a tu reflexión, la comprendo y la comparto, pero en parte solamente, que a veces los peques meten unas patas con su sinceridad que dejan a la gente hundida (como decir lo gorda que está una o las arrugas que tiene, jajaja). El otro día se me marchó medio deprimida una conocida de casa porque un vecinito, un peque de cuatro años le dijo que era "muy fea". Me rio, pero la mujer se lo tomó a la tremenda.

Lo que está claro es que no mienten y dicen siempre lo que sienten en su interior, sin saber de fingimientos y eso una auténtica virtud.

Un beso.

genialsiempre dijo...

Dicen que los ancianos son como miños....así que espero que pronto podré alcanzar ese maravilloso nivel

Cornelivs dijo...

ISABEL MARTINEZ: Jajaj, llevas razón..! Los niños son sinceros al cien por cien, como bien dices. En cuanto a Alexandre Dumas, hijo, que te digo? es una de sus frases que mas me gustan.

Gracias, siempre por estar. Besos...!!!

Cornelivs dijo...

GENIALSIEMPRE: Ser como niños con la experiencia de la vejez debe ser maravilloso, amigo. Un abrazo...!

Paco Cuesta dijo...

¿Será por eso que la infancia dura tan poco?

Cornelivs dijo...

PACO CUESTA: Quizas, querido amigo, quizás...

Un abrazo enorme.

Juan Navarro dijo...

Nos solemos pasar media vida alejándonos del origen y la otra media tratando de encontrarlo. De la niñez a la niñez, pasando por el tiempo perdido de la ignorancia.

MAJECARMU dijo...

Hemos de "desaprender" muchas cosas para alcanzar al niño interior,que nos espera, Cornelivs...!
Mi felicitación por tu buena reflexión.
Mi abrazo inmenso,amigo.
M.Jesús

Neogeminis dijo...

Puede ser, aunque, por lo que veo, la estupidez viene surgiendo cada vez más tempranamente! :D

Un abrazo.

Paco Bailac dijo...

Un saludo amigo

Cornelivs dijo...

JUAN NAVARRO: ¡Asi es! Y es una lástima... Un abrazo amigo.




MAJECARMU: Gracias siempre por tu amabilidad, amiga. Ojala todos dejasemos hablar a ese niño interior que nos habita. Un enorme abrazo

Cornelivs dijo...

NEOGEMINIS: Así es por desgracia, amiga. Un abrazo.



PACO BAILAC: ¡Bienvenido, amigo!" Un cordial saludo para ti.

Markos dijo...

Estoy de acuerdo en tu reflexión y por ello, añadiría, que me da una lástima enorme ver como cada día los niños abandonan la infancia antes.
Abrazos

Cornelivs dijo...

MARKOS:

¿Verdad que si? Como si les fuera a faltar tiempo...

Un abrazo enorme.

Silvia dijo...

POETA:NOS CUESTA MUCHO SER NORMALES...ACTUAMOS A VECES POR CONVENIENCIA...
A MI ME CUESTIONAN MUCHO A VECES QUE DIGO LAS COSAS TAL CUAL SON...CON LA VERDAD AUNQUE CRUDA...QUE CADA VEZ COMO ESTOY MAS VIEJA ME IMPORTA MENOS CAER BIEN ,DECIR LO QUE NO SIENTO,QUERER POR OBLIGACION...
LA NIÑA QUE FUI ALGUN DIA ME PARECE QUE NO QUIERE ABANDONARME..POR AHI ESTA MAL NO?
BESOTES
SILVIA CLOUD