"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 25 de diciembre de 2010

Henri-Frédéric Amiel

Se llamaba Henri-Frédéric Amiel (Ginebra, 27 de septiembre de 1821-Ginebra, 11 de mayo de 1881) y era un filósofo y moralista suizo.

Yo solo lo conocía de oidas,  por diversas citas suyas de las que suelen verse por la Red;  pero me parecieron tan sabias que en un momento dado me dio deseo de investigar un poco mas sobre él. De modo que me puse manos a la obra, y leí en la wiki que descendía de una familia hugonote que se trasladó a Suiza después de la revocación del Edicto de Nantes (Decreto firmado el 13 de abril de 1598 por el rey Enrique IV de Francia, que autorizaba la libertad de culto, con ciertos límites, a los protestantes calvinistas).

Huérfano desde temprana edad, Amiel viajó mucho, haciéndose amigo de líderes intelectuales europeos, y estudio especialmente filosofía alemana en Berlín. En 1849 fue designado profesor de estética en la Academia de Ginebra, y en 1854 profesor de Filosofía moral. Estos cargos, conferidos por el partido demócrata, le hicieron perder el apoyo del partido aristocrático, que dominaba casi toda la vida cultural de la ciudad.

Este aislamiento le inspiró un libro por el cual todavía conocen a Amiel, su "Diario Íntimo", que, publicado después de su muerte, obtuvo un gran éxito por toda Europa, despertando la simpatía que el autor no halló en vida. Tambien escribió poesia y  tratados sobre Erasmo de Rotterdam y Madame de Staël.

¡Fijaros!  He descubierto también que Gregorio Marañón escribió un libro sobre el, cuyo titulo era precisamente su apellido: “Amiel”. Creo que lo leeré este verano, promete ser muy interesante.

He aquí algunas de las citas de Henri-Frédéric Amiel.

Cuando mi amigo está infeliz, voy a su encuentro; cuando está feliz, espero que me encuentre.

El hombre se eleva por la inteligencia, pero no es hombre más que por el corazón.

Hacer con soltura lo que es difícil a los demás, he ahí la señal del talento; hacer lo que es imposible al talento, he ahí el signo del genio.

Mira dos veces para ver lo justo. No mires más que una vez para ver lo bello.

¿Qué es un espíritu cultivado? Es el que puede mirar las cosas desde muchos puntos de vista.

El amor es el olvido del yo.

Saludos.

18 comentarios:

Caminante dijo...

No juzgar rápido y en exceso, indicio de sabiduría, de algo de sabiduría.

Que disfrutes de unos agradables días, ese es mi deseo para ti y para mí.

PAQUITA

Martine dijo...

"Cuando mi amigo está infeliz, voy a su encuentro; cuando está feliz, espero que me encuentre".

Me quedo con ésta, de todas, todas.

Un abrazo Pablo.

Cosmo dijo...

Te dejo un abrazo,no puedo leer lo que has escrito porque estoy insoportablemente sensible y llorona,gracias por estar ahí.Felices Fiestas y Feliz Año

San dijo...

Llevo unos dias oyendo el yo soy....medico, abogado etc,etc, le llamo exceso de titulitis, la cita de que el hombre es hombre por su corazón y no por su inteligencia es tan real como la vida misma. No importa lo que seas o lo que poseas, tu valor lo da lo que reside dentro de ti, de tu corazon. Gracias por darnos a conocer a Heri-Frédéric .

MariluzGH dijo...

¡¡Gracias!!

abrazos, amigo, feliz domingo

Merche Pallarés dijo...

No lo conocía. Gracias por la información. Me han gustado mucho la segunda y última cita. Muchos besotes, M.

Ele Bergón dijo...

No lo conocia, pero sus citas son muy interesantes. Gracias por mostrarlo

FELICES FIESTAS

Un abrazo

Luz

La sonrisa de Hiperión dijo...

El mundo alardea de sus medallas, sin ver la cangrena que pueda llevar por dentro. Pero es que somos así...


Saludos y un abrazo.

La Gata Coqueta dijo...

Suerte

Suerte; haberte encontrado navegando por el mundo oceánico de la blogosfera.
Suerte; haber conocido la bitácora que hace realidad nuestro punto de encuentro cada semana, compartiendo palabras entrelazadas que forman poesías o experiencias varias...

Suerte; poder estar a tu lado en la recta final del año para despedirlo brindando con premura chin! chin!
Las copas en alto llenas de azucarillos de ilusión, semillas de fantasía, perlas de felicidad, almíbar de sueños y pétalos de esperanza.
Suerte; poder prestarnos las alas para continuar el vuelo el próximo año con las plumas bañadas por el haz del crepúsculo.

Suerte; haberte podio escribir estos párrafos que probablemente los puedas leer antes de la hora bruja, que va estar engalanada con las doce uvas, campanadas de fiesta, serpentinas y matasuegras...
Suerte; haber sentido la necesidad de visitarte para dejarte aromas de los lirios del valle con silabas de armonía y toques de aprecio, hasta el cercano día que volvamos a unir nuestras letras para disfrutar de su contenido...

María del Carmen
26/12/10

Rita dijo...

..el que puede mirar las cosas desde muchos puntos de vista.
Si, me quedo con ese, ahí está el arte y la sabiduría
un abrazo amigo

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

La frase que más me gusta de este sabio

El Amor es el olvido del yo.

Aunque también tenemos que querernos a nosotros mismos, para poder amar al prójimo.

Besos, Montserrat

Asun dijo...

Es difícil elegir entre todas ellas.

Pero hoy igual me quedaría con esta:
–"¿Qué es un espíritu cultivado? Es el que puede mirar las cosas desde muchos puntos de vista."

Besos

V dijo...

Qué bonita es la última... :) Lástima que no la piense exacta, pero sí válida, que a fin de cuentas, es lo importante.

Besotes y felices fiestas, Cornelivs.

Cornelivs dijo...

Gracias a todos, amigos.

Indudable: leere el libro sobre Amiel este verano. He indagado un poco mas y creo, sinceramente, que merece la pena leerlo.

Un abrazo para todos.

lys dijo...

Me han gustado todas, pero especialmente ¿
Qué es un espiritu cultivado? El que puede mirar las cosas desde muchos puntos de vista. Gracias Cornelivs. Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El libro de Marañón es, sencillamente, una obra maestra.

Aldabra dijo...

¿Sabes qué el nombre de Amiel sale en la novela de Esquivias? Cuando llegue al análisis de esa cita, con tu permiso, enlazaré tu blog, así ya me evito el trabajo… je je je. Biquiños,

Silvia dijo...

AMIGO POETA: NO LO CONOCIA ME ENCANTO LEERTE.
Y LAS FRASES MUY BUENAS.
BESOTES
SILVIA CLOUD