"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

martes, 14 de diciembre de 2010

Paréntesis

Se me ha juntado todo.  Por un lado, acumulación de trabajo. No dispongo apenas de tiempo. Y en segundo lugar, el comentario que a última hora de la tarde me hace una persona ajena a la blogosfera, (ni remotamente  me lo esperaba,  precisamente de esa persona, la verdad) me obliga, con todo el dolor de mi corazón, a suprimir mi anterior entrada Una breve carta, aunque  me afirmo y ratifico íntegramente en todo lo que dije allí. Y está fantástico ser uno mismo y decir lo que uno siente: pero no a cualquier precio. En cuanto a vuestros comentarios a dicha entrada,  os respeto y os quiero demasiado como para suprimirlos, con lo cual quedan incólumes.

No. Definitivamente no. No somos libres para escribir en Internet lo que deseemos. Por mucho respeto que mostremos hacia cualquier idea, pensamiento y persona: ser sincero en un medio público es, cuando menos, complicado.

Bien, Cornelivs. Aprendida la lección. Allí donde fueres, haz lo que vieres. No, si al final tendrán razón estos refranes; de modo que dejemos que la individualidad se disuelva en la masa.  Otro: Nadie es profeta en su tierra. ¿Que te habías creído, Cornelivs? ¿Desahogarte en un medio público donde te pueden leer tantas personas? ¿Dar rienda suelta a tu franqueza para que luego, quienes menos te imaginas,  te malinterpreten, te acosen, y te acusen de esto, de lo otro y de lo de más alla? ¡Oh, incauto atrevido…! ¡Anda y que inventen ellos...!

A todos gracias amigos. Bipo, Asun...¡os quiero! Volveré pronto, no os preocupéis.

Saludos.

36 comentarios:

Pamela dijo...

Las verdades duelen y hay quien no puede con ellas. Tu dijiste lo que tenías que decir. Un gran gran abrazo querido amigo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Bien que lo siento, Cornelivs. Descansa. De todas las formas, cualquier faceta pública tiene un coste.
Un abrazo y ya sabes que me tienes a tu disposición.

Abejita de la Vega dijo...

Siento que allá sido así. Un abrazo, amigo. Me gustó tu sinceridad valiente.

Aldabra dijo...

Imagino que después de tu convencimiento anterior te habrá costado borrar la entrada.

¡Cuanto lo siento porque imagino que lo estarás pasando mal!

No sé qué decirte. Tu entrada me pareció sincera y respetuosa. Claro que hay verdades que duelen y hay quien no las soporta.

Esta tarde vino una amiga a casa, ella también tiene un blog porque como a mí, le encanta escribir y cuando quedamos comentamos muchas cosas de la blogosfera. Quiero que sepas que le leí tu entrada como afirmación de lo que yo pensaba y pienso. Mi blog es mi espacio y quiero poder expresarme en él como quiero. Si tuviera que decir algo a alguien que se pudiera ver reflejado en persona, lo haría, como tú dijiste, asumo mi responsabilidad de lo que escribo.

Por eso me duele a mi tambièn la anulación de tu entrada.

biquiños.

J. G. dijo...

yo si me pasa no me preocupo, igualmente hay que tener en cuenta el contexto, y el ánimo del que expresa lo que expresa, que no siempre es fácil.

No te agobies por lo que ocurra aquí dentro.

saludos buenos

Asun dijo...

Cornelivs, me quedo sin palabras. Te lo dije y te lo vuelvo a repetir, tienes todo el derecho del mundo a expresar tus sentires, pero por lo que dices, hay gente que no lo ve así. Siento mucho que te hayas visto obligado a suprimir un escrito que bajo mi punto de vista era totalmente sincero.

Te mando un fuerte abrazo, y sabes que aquí tienes una amiga.

Myriam dijo...

Lo siento, lo siento, lo siento.

Besos

MariluzGH dijo...

Lo lamento profundamente, amigo Cornelivs. Eran entradas que me gustaban, porque hablaban muy sinceramente de tu pensamiento.

Este mundo virtual-mente real tiene el inconveniente de que no podemos mirarnos a los ojos y no vemos los gestos ni podemos escuchar los matices que damos a nuestras palabras... eso crea confusiones y malos entendidos.

Descansa y no permitas que nada coarte tu libertad de escribir.

dos abrazos y un beso

María dijo...

No tengo ni idea lo que ha pasado, aunque estás en tu derecho de hacer un paréntesis, amigo, respetamos tu decisión.

Todo tiene su precio, aunque la balanza en el mundo de la blogosfera siempre pesa sobre el lado positivo porque hay muy buena gente.

Siento mucho que alguien te haya malinterpretado me imagino cuánto te habrá dolido porque eres muy sensible, tienes todo mi apoyo, amigo.

Un beso grande.

Rita dijo...

También en ésto estás en tu derecho, te comprendo y respeto, era una carta muy sentida, es una pena que la retires, tu razones tendrás
Te esperamos
un abrazo

BIPOLAR dijo...

No comprendo que los sentimientos sean reos de la coacción.

Bastante nos tenemos que contener en el día a día, para que el alma se sienta prisionera porque lo digan los demás.

No sé quién se inventó estas normas absurdas e hipócritas que nos hacen calzar zapatos pequeños que nos aprietan a todos.

¡Qué tristura!

Yo me vuelvo para la caverna...
Aunque allí me tiren de los pelos
:D :D

PD: De todas formas, si lo escribes en latín no se había enterado ni el de arriba.

V dijo...

No creo en la libertad. Todos somos presos y opresores. Es lo que pienso. En qué medida, es lo que podemos escoger.

Siento mucho que te hayas visto obligado al paréntesis.

Cuídate mucho.

Besos.

Alimontero dijo...

Querido Cornelivs... yo he leído todo....No comenté porque fue mucho para mi....y como siento un gran cariño y respeto por tí.. omití!
Lo qu eno quiere decir que esté de acuerdo con algunas cosas...aunque lo más que admiro en tí es tu valentía para "exponerte"....

Como dice mi querido Maestro Pedro..."ya sabes que me tienes a tu dsposición"....

Querido amigo....

Ali

Aniña dijo...

odio la censura...
ERes un valiente, pero el mundo esta lleno de cobardes
besitos

Gabiprog dijo...

Estoy con Pedro, toda exposición pública tiene un coste.
De cualquier forma no es malo aminorar la marcha, respirar, descansar.

Por aquí estamos.

Un abrazo

Hada Saltarina dijo...

Querido Cornelivs,

Te entiendo muy bien, y estoy segura de que aunque ahora estás triste volverás a escribir porque no puedes actuar de acuerdo a las opiniones de los demás. Fíjate la cantidad de amigos que te apoyamos y que nos parece muy bien lo que has escrito; pero te duele el comentario de alguno que no lo ha entendido quizá desde la hondura de tu corazón y sólo han visto el suyo propio; pero, Cornelivs, ya sabemos que no puede llover a gusto de todos, así que, no considero que debas dejarte influir por los demás. ¿Te gusta comuniar? Pues comunica, y como dices, quien no quiera que no lea. Durante mucho tiempo ha habido personas a lo largo de la vida que me han dicho que debía escribir sobre esto o aquello, y yo decía: "Pero quíen escribe? Yo? Pues entonces soy yo la que decido".

Te espero. Un muy fuerte abrazo

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenos días amigo:

Tu blog es tu blog y tienes derecho a decir lo que piensas y tu lo haces siempre con respeto.
A quien no le guste que no te lea.

Esta es mi modesta opinión.

Ya sabemos que no se puede gustar a todo el mundo.

Cuidate mucho.

Y me gustaría pronto volver a leer tus escritos.

Un abrazo, Montserrat

Merche Pallarés dijo...

Pues estoy de acuerdo con lo que te dicen los que me preceden. Siento mucho que hayas tenido que borrar tu entrada que era muy sincera y valiente. Ánimo y espero que pronto vuelvas a la blogosfera. Muchos besotes, M.

netsnooper dijo...

Preguntale a los de wikileaks.

No me gusta la censura, pero claro hay veces que la libertad de expresion de uno es la ofensa a otros.

Por otro lado siempre hay alguien que se ofende hasta por las cosas mas tontas, asi que deberiamos pasar de ellos. Pero si eres abogado ya debes saberlo de sobra.

Natàlia Tàrraco dijo...

CORNELIVS, lo lamento profundamente, no pude leer esa entrada y ahora me sabe mal.
Cuando escribimos lo hacemos desde la libertad de opiniones, sólo faltaría auto censurarse, nunca se puede escribir al gusto de todo el mundo, a veces, me ha pasado lo mismo, se personaliza una expresión una idea, es inevitable y salen reacciones, incluso imprevisibles.
Pero afirmo que tienes derecho a expresarte según creas, te conozco, me encanta leerte, eres sincero y con ansias de comunicarte. Te ruego que después de este paréntesi que te tomas dolido, nos ofrezcas más de tus inquietudes, a tu aire, lo que sientas.
El hecho de escribir en un blog, el mero hecho de escribir públicamente, acarrea estos inconvenientes, por favor, descansa y no te lo tomes a pecho, así sucede, pero no decaigas amigo. Un besito cariñoso y animoso.

Manolo dijo...

Creemos que somos libres, pero siempre topamos con algo que nos coarta la expresión.
Siento lo que te ha sucedido.
Un abrazo y no decaigas.

Manolo dijo...

Veo que has activado la moderación de comentarios. Eso quiere decir que has tenido alguno desagradable y desentonado.
Lo siento.

Mª Antonia dijo...

Querido Cornelivs:
Llego tarde y no conozco el contenido del post que has borrado, aunque por los comentarios y tu posterior reacción, imagino de qué trata.
Entiendo que quieras hacer un paréntesis para descansar, reflexionar o ponerte al día con tu trabajo... Pero no entiendo (aunque respeto tu decisión) que hayas suprimido una de tus reflexiones, pensamientos o sentimientos porque a alguien (creo) no le ha parecido "políticamente correcto" ¿Dónde está tu libertad de expresión, siendo como eres tan respetuoso con los demás y tan cuidadoso con las palabras que utilizas siempre ?

Explícamelo, por fa.

Un abrazo y ánimo.

PENELOPE dijo...

Buenos días, Cornelivus:

A los que nos gusta navegar por internet, agradecemos los trabajos y el esfuerzo de todo lo que se aporta de conocimiento, vivencias, y sentimientos para que podamos aprovecharlo y disfrutarlo. Así todos llegaremos a ser un poco mejores.

Tu carta era tuya, y por ese motivo puedes retirarla si te place a tí. No si te lo manda nadie, cuando era correcta en todo.

¿Sigue habiendo hoguera?. ¿Quién te ha impuesto esa censura?. Sí que estaría bien conocer el nombre del censor inquisidor. Casi debería entrar él mismo con un comentario valiente, exponiendo sus razones.

Sigue siendo como eres. No se puede pretender gustar a todo el mundo. En la Red te has ganado un puesto de honor con tu sinceridad, por eso venimos a tu blog, y te leemos; y aunque no siempre dejemos escrito, el paso se traduce en pensamiento.

Tienes mi abrazo. Gelu

P.D.: ¡Qué cierta la frase de André Gide, que tienes en el primer lugar del encabezamiento!.

marialocaypeligrosa dijo...

Sr. cornelius,mi apoyo moral, aunque no es gran cosa supongo, si llega al extremo de suprimir la entrada. Yo soy una lectora habitual, y nunca he visto que escribiera nada "alegremente". si uno no puede decir lo que quiera en su blog, ¿para qué lo quiere?
Ser padre es lo más difícil del mundo.
Felices fiestas,
I.

El Gaucho Santillán dijo...

Cornelius, lo que dices, es completamente normal.

Yo utilizo un seudònimo, y nadie sabe quien soy. No es casualidad.

Descansa. Si quieres ser libre de escribir, aquì en la blogòsfera, deberàs, ser, pues, un fantasma.

Un abrazo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

No leí esa entrada, pero creo que la libertad de expresión es esencial, le pese a quien le pese.

Un abrazo fuerte y trata de descansar, querido amigo.

Markos dijo...

Llego a tarde a la entrada y le encuentro borrada, pero por lo que deduzco de la post data y de los comentarios me hago una idea de por dónde van los tiros y sin saberlo a ciencia cierta es altamente probable que tenga una opinión similar a la tuya.
Es cierto que poner lo que uno quiere en un blog, es exponerse y eso queramos o no tiene consecuencias. Y enlaza muy de cerca en la careta de la que una vez hablaste.

Se te ha juntado todo, no pasa nada. Descansa, medita, deja de meditar, disfruta de la vida, relájate en la medida de lo posible y ten en cuenta que independientemente de tu opinión, de la mía, de los que han comentado a favor y en contra el sol volverá a salir mañana, y merece la pena disfrutar de él.

Un abrazo amigo.

Neogeminis dijo...

Me debo haber perdido algo porque no comprendo cuál ha sido el motivo de ofensa, pero bueno, cada quien sabrá cómo procede.
Mi respaldo afectuoso.
Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Cornelivs,te dejo mi apoyo y respeto tu silencio.Sé que volverás, porque tienes todo el derecho del mundo a expresarte libremente y con respeto,como siempre hiciste.
La vida nos prueba la paciencia,la fortaleza interior y el temple.A veces cuesta "aguantar el tipo"cuando andamos saturados de trabajo y de ánimo y eso es lo que te ha pasado,amigo.SOLO ES CUESTION DE DESCANSO...!
Mi abrazo grande y mi ánimo.
M.Jesús

François de la Carmogne dijo...

No me conoces, pero ya me irás conociendo. Llevo leyendote varias semanas, he examinado atentamente tu blog y me parece muy bueno.

Oye, pareces un tio majete. No se que te ha pasado, pero por lo que llevas contado, casi me lo imagino.

Echale huevos a la cosa, tio, le joda a quien le joda, sea de la blogosfera o de fuera o de donde sea.

Me gusta tu sinceridad. Y gracias por quitar la moderación de comentarios.

Por cierto, te invito a mi blog.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

la estupidez es la reina de la intolerancia...un abrazo...nos veremos aunque sea celebrándolo con aceite y pan de pueblo...un abrazo

Myriam dijo...

ESpeor que vuelvas pornto y quiero ecirte una cosa: el que se ha ofendido por el contenido de tu carta, no entendió el mensaje de perdón de tu parte que había en ella.

Cuando una madre ha herido -y no digo que todas lo hagan- se requiere de mucho valor por parte de un hijo para superar ese dolor y además trascenderlo, perdonándola.

Pues eso, Cornelivs, has sido muy sincero al expresarte desde el corazón y muy valiente al hacerlo.

Un abrazo

Antonio Aguilera dijo...

Eres valiente por sincero.
Tal vez por pudor no nos guste que nos lea una cierta gente. Y si además es de tu ámbito geográfico cercano, pues más aún. Sobretodo porque no entienden o que leen o o malinterpretan.

Sabes que aquí tienes un amigo: Un abrazote grande.

PD: por cierto, es curioso el ilustrado descabezado que te visitó...
Algunos me han mirado, pero yo no sé ná de ná

Cecilia Alameda Sol dijo...

Siempre hay quien, al amparo del anonimato y la lejanía, se atreverá a censurar, criticar, aconsejar como no lo haría en persona, frente a frente. Evidentemente, no tienes por qué aguantar palabras rancias y supuestas sabidurías ajenas, igual que no tienes por qué permitir insultos, vejaciones o malevolencias. Se borra el comentario y se queda uno tan tranquilo. Así que estoy de acuerdo con tu proceder, por si sirve de algo.

Cecilia Alameda Sol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.