"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

jueves, 3 de febrero de 2011

Vientos agitados

Los ultimos sucesos que se han vivido en el mundo árabe (hace pocas semanas en Tunez, y ahora en Egipto) nos muestran que algo se está moviendo en el mundo islámico. Y deberiamos de prestar atención a los acontecimientos, puesto que quizás tengan más trascendencia de lo que, prima facie, pudiera pensarse.

La pregunta que casi todo el mundo se hace en este mundo occidental nuestro es esta: ¿es compatible el islam con la democracia? Como el tema no es una cuestión baladi, sino que me parece de capital importancia,  compartiré con vosotros, amigos y amigas, una magnifica entrevista-debate, un irrepetible diálogo mantenido hace relativamente poco (2007) entre Ayaan Hirsi Ali y Husain Haqqani sobre la compatibilidad, o no, entre el Islam y la democracia.

Ayaan Hirsi Ali nació en Somalia y es conocida mundialmente por su trabajo como defensora de los derechos humanos y de las mujeres que sufren la intolerancia del islam. Ha sido miembro del Parlamento holandés y es la realizadora, junto con el cineasta Theo van Gogh, del filme Submission. La revista Time la nombró una de las personas más influyentes de nuestro tiempo. Actualmente es investigadora en el American Enterprise Institute de Washington.

Por su parte, Husain Haqqani nació en Pakistán y es periodista, académico y diplomático. Ha sido profesor en la Universidad Johns Hopkins, consejero de tres primeros ministros pakistaníes y colaborador de The Wall Street Journal, The New York Times, Foreign Policy y el Financial Times. Actualmente se desempeña como director del Centro de Relaciones Internacionales de la Universidad de Boston.

El encuentro fue sabiamente moderado, como podrá comprobar el lector, por el ensayista mexicano Jesús Silva-Herzog Márquez, columnista del Reforma y autor, entre otros títulos, de La idiotez de lo perfecto.

El texto integro del debate lo podeis obtener haciendo click en este enlace:  

http://www.letraslibres.com/index.php?art=12529.

Es interesantísimo, y muy ilustrativo. Aunque es largo, merece la pena leerlo; a mi me ha servido de mucho.

Saludos.
 

20 comentarios:

Manolo dijo...

Gracias por el enlace. habrá que leerlo despacio.
Un abrazo.

Amig@mi@ dijo...

Mil gracias, lo leeré en un rato más tranquilo que ahora, que ahora estoy haciendo tarea con los niños.Besos

Hada Saltarina dijo...

Gracias por la información, voy a verlo. Un abrazo fuerte

Juan Navarro dijo...

La democracia, es decir, el derecho a decidir por sí mismo cada uno, sólo es incompatible con el fanatismo y los intereses. Pero no sólo la democracia; también, la ciencia y la cultura. Por otra parte, no es muy distinto el islam de la raíz de las culturas cristianas, como rebela nuestra historia y una lectura somera de la biblia.

MariluzGH dijo...

Coincido plenamente con Juan Navarro... sabia reflexión:)

Y ahora me voy a la entrevista ¡gracias, guapo! :)

abrazo

genialsiempre dijo...

Me sorprende la dirección del blog,porque como tu sabes, pertenezco a la Escuela y Colectivo de Letras Libres y no conocía esta coincidencia.

caminoagaia dijo...

Magnífica entrevista. Se consigue una gran perspectiva del islamismo en el mundo actual. Permite entender cosas como las que están ocurriendo ahora en Egipto y librarse de algunos prejuicios que pudiéramos tener sobre el mundo musulmán.
La solución se parece bastante a la que nos ha servido para librarnos de la inquisición: mucha mas cultura y menos fanatismo.

Asun dijo...

Ando tan falta de tiempo que no me va a ser posible leer esa entrevista tan larga pro muy interesante que sea. Ya lo siento.Gracias de todas formas.

Un beso.

Myriam dijo...

Muy interesante la entrevista y te digo que estoy con Husain Hakkani. El Islam es mucho más que el integrismo fanático de unos pocos.

Ahora bien, sea que estemos hablando de cristianismo, islam o judaismo considero que política y religión deben estar separadas.

UN abrazo

Myriam dijo...

PD. y que la religión - o la espiritualidad - asi como la sexualidad pertenecen o deberían pertenecer a la esfera íntima del individuo, siempre y cuando no dañe con ello a un tercero.

Luis dijo...

Hola Cornelivs:
Tema muy complejo. Me abstengo de opinar...para que no se me interprete de una u otra forma por parte de la pluralidad de tus comentaristas.
Un cordial saludo,
Luis

Cecilia Alameda Sol dijo...

De Ayaan Hirsi Ali leí hace tiempo un libro en el que unía su experiencia vital con sus conocimientos de la cultura en la que nació. Merece la pena su lectura. Mi admiración por esa mujer, me hace más valiosa tu recomendación.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Cornelius, vengo a visitarte para que me conozcas, no quiero que te quedes con las ganas jaja!!soy mujer de bromear, no te molestes.
Gracias
Con ternura
Sor.Cecilia

plinnn... dijo...

Muy interesante la enfrevista! He leído por ahí, más cultura! Estoy de acuerdo:) un biquiñoooo:))

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Te diré mi modesta opinión que ninguna guerra es Santa.

Y que si todo nos respetáramos nuestras culturas, en el mundo habría Paz.

Dios no quiere que nos matemos.

En fin, no quiero hablar de política.

Un abra<zo.

PAZ Y BIEN, Montserrat

Markos dijo...

Estoy convencido de que el debate me va a encantar voy a guardármelo para leerlo con la calma que merece.
Y cotejarlo con mi punto de vista, por supuesto.
Abrazo

Javier Martinez V. dijo...

Gracias por el aporte.

Saludos.

SUSANA dijo...

Leí atentamente el artículo y te agradezco Pablo, el link hacia la excelente publicación.
Rescato especialmente un párrafo ( el material tiene abundantes) :

“Mi opinión es que el islam no es ni el problema ni la solución. Los musulmanes tienen problemas políticos que deben resolverse con la ciencia política, problemas económicos que deben resolverse con la economía, problemas de actitud hacia las mujeres que deben resolverse con el feminismo, problemas de desarrollo social que deben resolverse con desarrollo social”

Muy de acuerdo con estas palabras, creo que es necesario reformular la pregunta ¿Es el Islam compatible con la democracia? A mi modo de ver, son dos cosas distintas.
Corren “Vientos agitados”. Quizás son los mismos vientos que alguna vez corrieron en el mundo occidental y como resultado tenemos gobiernos laicos. Vientos que alguna vez dividieron la Iglesia del Estado.
En nuestro mundo, no todas las sociedades evolucionan de la misma manera y en los mismos y precisos tiempos. Si acaso le preguntaban –por caso- al Papa Inocencio III su opinión sobre la democracia, el hombre hubiera iniciado un proceso por herejía y mandado a la hoguera a los curiosos!

Creería que al Islam, lo que es del Islam. Y todo pueblo que así lo decida, es compatible con la democracia.
Un abrazo Amigo.

Campurriana dijo...

Me ha gustado leerlo, Cornelivs. Muchas gracias por facilitar este enlace, este tipo de enlaces enriquecedores. Me resulta un tema tan complejo por la complejidad del ser humano...quizá el motivo se encuentre en todo lo contrario; en la simpleza del ser humano...y es que unos pocos que viven muy bien necesitan de la necedad de muchos que viven muy mal. Tengo un amigo en Egipto trabajando y se ha tenido que venir por razones de seguridad. Me ha contado cosas tremendas de lo que está ocurriendo por esas tierras. Dice que lo entiende. Es lógico. Es fácil de entender....

India Pharmacy dijo...

El mundo árabe se complica solo , no se por que tienen que andar pelando a cada rato y por cualquier cosa, mejor se dedicaran a hacer otra cosa!