"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

lunes, 20 de junio de 2011

Soltando amarras.

¿Por qué empezaste a escribir Cornelivs?

Creo que un blog sirve para muchas cosas. Es un vehiculo para hacer amigos/as y compartir con ellos temas de interés común. Aunque si soy sincero creo que lo hice porque necesitaba desahogarme: todos tenemos experiencias tristes y pesares que afrontar y sufrimientos internos que necesitamos echar fuera. Y siempre estamos solos, por muy bien acompañados que estemos.

Pero tienes familia y amigos.

Y muchos, y doy gracias a los dioses por ello. Pero lo que me llamaba la atención, antes de abrir mi blog, fue el hecho de que muchas personas que relataban experiencias personales (como yo he hecho) no era gente solitaria, sino era gente casada, con amigos, hijos, etc… No comprendía que razón les impulsaba a escribir. Con el tiempo lo descubrí: era soledad. No estas solo, pero te sientes solo: esa es la tragedia, inexplicable e incompartible. Ese escribir por la noche, con el sereno, como suelo decir, es muy relajante, al menos para mí. Y puede que no se solucione el problema, pero es como si, al dia siguiente, pesara menos.

¿Escribes a diario?

Ya no, el trabajo me lo impide, y tampoco tengo mucho tiempo para visitar a los amigos. Los tengo casi abandonados, ojala me perdonen. Espero sacar tiempo de donde no lo tengo para visitarlos, son estupendos todos.

¿Sigues corriendo?

Por supuesto, ahora con estos calores veraniegos he cambiado la hora, lo hago muy temprano, de 7 a 7,50 de la mañana aproximadamente, mis diez ú once km. diarios. Sabados descanso. De vez en cuando (una o dos veces al mes) hago medias maratones caseras: la ultima fue el pasado domingo 5 de Junio, con otros dos corredores amigos (Antonio y Fernando), fue una gozada, a ritmo tranquilón, hicimos 22,5 km. en 1,57' 40 ".

Te veo triste, Cornelivs.

Bueno, en este mundo hay  infinitas maneras de ser: los hay mas optimistas, y otros más pesimistas. Yo intento mantener el equilibrio, aunque confieso que tengo una personalidad un poco melancólica. Y trato de huir de esa melancolía: no me gusta en absoluto. Además, me quema.

¿Seguirás escribiendo?

No lo sé. No quiero agobiar a la gente con mis problemas. Ya he dicho antes que el desahogar emociones es una de las finalidades esenciales de mi blog: si no pudiera hacerlo, perdería toda su razón de ser. Y nunca me ha restado sinceridad el hecho de que lo lean muchas personas. Pero es que, por un lado, los problemas siguen ahí, obviamente no terminan de irse por mucho que escriba, y por otro, la sombra del pasado…es muy alargada: hay cosas de las que uno no puede huir. Por si fuera poco, todo el mundo tiene sus problemas, no soy el único, ni el ombligo del mundo.  Y de todo se cansa uno.

¿Cansado?

Cuando digo cansado me refiero a que llega un momento en el cual uno se cansa de contar siempre problemas y más problemas: terminas agobiando al personal. Además, tampoco quiero ser ingrato con los dioses, porque en este pequeño planeta azul en el que vivimos hay cientos de millones de personas sin agua potable y sin nada que comer ni techo bajo el cual cobijarse: eso si que es un problema de verdad. Digamos que tengo el problema que tiene la gente que vive en el primer mundo: o no tenemos bastante, o es que somos desagradecidos, o es que no nos enseñaron, de pequeños, a saber buscar la felicidad en las pequeñas cosas.

Entonces ¿estás diciendo que vas a dejar de escribir?

Probablermente. Pero insisto en que aún no lo sé. Con el tiempo estoy perdiendo la espontaneidad, y la lozania de ideas que tenia al principio, y no quiero  repetirme. No se si seguir con el blog. Puede que haya llegado el final de una época.  Se cansa uno de contar siempre problemas, como antes he dicho, y sobre todo, de buscar algo y no encontrar ese algo: te sientes mal, y quizás ha llegado el momento de cambiar un poco. Puede que sea la hora de dejar de actualizar una temporada y visitar más a mis muchos –y estupendos- amigos/as bloggers. Pero, insisto, no se si seguir o no. Quizás ha llegado el momento de guardar silencio y dejar el mundo andar.

Te gusta el mundo en  que vives? Definelo en tres palabras.

Por supuesto que no. A le gente le preocupa mas el tener que el ser. ¿Tres palabras? Lo veo egoista, hedonista y superficial. Pero no tenemos otro, y hemos de intentar mejorarlo entre todos. Ademas, ¿quien dijo que esto era el paraiso?

¿Como te gustaría ser recordado?

Como un hombre bueno  -en el sentido machadiano del término- que luchaba, dia a dia,  por sacudirse su melancolía y huir del pasado, y fundamentalmente como digo en mi blog: como un espiritu errante buscador de la verdad.

¿Cerrarás tu blog?

No. Aunque deje de actualizarlo, ahí quedará, flotando en la blogosfera, por si a alguien, en un momento determinado, puede de servirle de ayuda alguna de mis humildes reflexiones. Los gusanos acabarán conmigo antes que con mi blog, te lo aseguro.

Otra vez esa tristeza, Cornelivs.

Jajaj. Bueno, ahora mismo me estoy acordando de un chiste porno que me han contado esta misma mañana,  es francamente bueno y gracioso. Jajaj.

No disimules.

¿Y que quieres que haga?.

Saludos.

30 comentarios:

Manolo dijo...

Bueno, bueno... Tampoco te pongas así. Bajones tenemos todos. Dejas pasar un tiempo y, si te parece, lo retomas. Esto no es una obligación, pero no te desanimes. Echa unas carreras, quemas energía y volverás a sentirte como nuevo. Puedes venirte por aquí este verano y nos vamos a patear y a subir y bajar picos, así conoces Gredos.
Un abrazo.

Myriam dijo...

l chiste es el del cardiólogo que murió y el ginecólogo que asiste al funeral. ¿Adiviné?

A veces hay que descansar del blog, pero es una muy buena idea que aunque no publiques sigas visitando a tus amigos.

Besos

MariluzGH dijo...

Contigo sigo aprendiendo, amigo Cornelivs, por eso no dejaré de visitar tu casa y la encuentres habitable cuando quieras regresar.

Siempre es un placer compartir charlas contigo.

Dos besos y ¡disfruta tu día a día! :)

Amig@mi@ dijo...

No decirte que lo siento sería mentir, pero al mismo tiempo comprendo lo que dices. De todo se cansa uno, yo misma a veces pienso en dejarlo, pero luego se me pasa el bajón y vuelvo con fuerza.
Sólo pido que esto no debilite nuestra amistad, que yo considero sincera, y que si no es por este medio al menos prometas hacerme otra visita como la que ya me regalaste.
Un abrazo, descansa, y sobre todo, se feliz.

Kim Basinguer dijo...

No se agobia a los amigos con los problemas, para eso están siempre, por eso se llaman amigos.
Eso pasa con el blog, escribe cuando quieras, visita cuando quieras, aquí estaremos unos u otros, para leerte y poner el hombro.

CAS dijo...

Con tu permiso...llego hoy, justo este día, y tus palabras me llegan y conmueven. Me alegro que no cierres el blog, porque aunque no lo actualices, lo leeré. Tu tono melancólico, las respuestas que das al reportaje, me parecen muy acertadas. Coincido en tus pareceres y eso está bueno.
Un afectuoso saludo y espero renueves tus ansias de comunicación.

Isabel Romana dijo...

Querido cornelivs, he leído con mucha atención esta autoentrevista y creo haberte comprendido. Me hago, sin embargo, una pregunta: ¿no te habrás equivocado al orientar el blog como una vía de desahogo de tus angustias y problemas? Quiero decir que, muchas veces, lo que verdaderamente nos ayuda a sobrellevar esas frustraciones y malos rollos es, precisamente, alejarnos de ellos, buscarnos un pedacito de tiempo, un espacio en el cual respirar sin esa carga. Un espacio para ser feliz, para hablar de cosas alegres, para reirse de uno mismo, para imaginar mundos distintos, situaciones disparatadas o hermosas, no sé, cosas así, una chimenea para ver el cielo y el azul del cielo y los pájaros que vuelan libres. Piénsalo. Quizá algo diferente de lo que has hecho hasta ahora te resultaría mucho más satisfactorio y podría aliviarte. En cualquier caso, cada etapa tiene lo suyo y cada cual sabe lo que necesita... Un abrazo muy fuerte y mucho ánimo

Hada Saltarina dijo...

Fíjate, Cornelivs, todos los comentarios que he leído hasta ahora me han gustado mucho, pero el de "Kim Basinguer" me ha conmovido especialmente. Como dice "Isabel Romana" no creo que sea bueno desahogarse en el sentido estricto, sino aportar, y yo creo que eso lo haces; que te sirve de desahogo, vale, pero no lo veo como fundamental. Me gusta compartir pensamientos con los amigos y si tienen problemas escucharlos si desean contarlos; creo que haces ambas cosas y no de manera que incite a la compasión sino a la reflexión.

Si decides o no seguir con el blog, pues ya se irá viendo, pero espero que no olvides la amistad... Los correos electrónicos siguen funcionando.

Un fuerte abrazo, querido amigo

MAJECARMU dijo...

Cornelivs,cada cual sabemos lo que necesitamos.De vez en cuando es bueno pararse en el camino y renovar la ilusión,la senda y la meta,si es necesario.
Te agradezco siempre tu visita.
Te dejo mi abrazo inmenso y mi ánimo.
M.Jesús

Isabel Martínez Barquero dijo...

Te entiendo en tu melancolía, en tu cansancio de escribir, en tu apartamiento del blog. Te entiendo, amigo. Eso es lo que ahora te clama el espíritu, de acuerdo. Debes guiarte por esa necesidad que se te impone. Además, todos necesitamos alejarnos del blog de vez en cuando, un respiro con respecto a lo virtual. Vale.
Pero, querido amigo Cornelivs, no te dejes avasallar por esa melancolía. Domínala tú a ella y que no sea al contrario. Escribir da resultados positivos, sobre todo si escribimos sobre otras cosas, sobre terceros o sobre situaciones ajenas a nuestra propia piel. Como por arte de magia, al calar en los problemas planteados y extraños a nosotros, encontramos la solución de los propios, el "descargue" auténtico. Puede parecer inverosímil, pero funciona, ya que solemos ser muy resolutivos con lo que no nos incide directamente, y eso nos enseña a ser comprensivos y, a la vez, tajantes con nosotros mismos; no nos permitimos, en suma, dar más vueltas de las debidas a nuestras circunstancias; nos desensimismamos para nuestro bien, que, en muchas ocasiones, es lo que precisamos con urgencia.

Es mi visión, Pablo. No sé si acertada, pero he comprobado que estoy mejor cuando no reincido en determinados aspectos de mi vida que no está en mi mano cambiar, porque nadie tiene ya poder sobre el pasado. También, que la alegría llega cuando no estoy demasiado pendiente de mí misma; una paradoja que funciona.

Descansa y ya verás como encuentras la vía, el camino.
Quienes te queremos, aquí estaremos esperándote.
Un beso muy fuerte, hoy mucho más que otras veces.

María dijo...

Amigo, te estaremos esperando, por si vuelves, sino es así, sabes que siempre tendrás por acá una amiga que es María, no lo olvides nunca.

Un abrazo.

Neogeminis dijo...

Esta especie de reportaje que te has hecho a ti mismo nos da la pauta de lo que sientes y de cuáles son tus dudas. En principio, cada quien maneja sus tiempos y ganas como puede, pero creo que eso de intentar poner cota a algo -que alguna vez te resultó estimulante y que, por alguna razón no lo es tanto hoy- sea conveniente. Las cosas deben fluir solas y surgirán sin presiones: si tienen ganas de escribir muy bien, si no, no hay problema, pero obligarte a decir "cierro una etapa" es quizás demasiado tajante e irrevocable. ¿hace falta llegar a ese extremo?
Espero que llegues a un equilibrio entre tus ganas y tu tiempo y no te auto-impongas decisiones que luego puede que lamentes.

Un abrazo.

Asun dijo...

Vienen bien de vez en cuando esos tiempos de descanso. Mientras irás viendo que hacer, si continuar publicando más adelante o no. El tiempo te lo dirá.

Me alegro de que por lo menos no desaparezcas del todo y nos sigas visitando.

Un beso.

galmar dijo...

Espero que hagas lo que hagas, te acerque a la felicidad:) yo siempre pensé que me movía bien en la incertidumbre, pero creo que ya no, cada vez me gustan más las cosas claras, entiendo lo que dices de dudar si seguir o no escribiendo, yo hace meses que no le veo sentido (y eso me parece tristísimo, porque no sé quien es la que escribe) está bien compartir las penas con los amigos, pero también hay que compartir la alegría, para mí es una forma de respetar a los amigos, lo siento, me he desviado un poco del tema, besos

Gelu dijo...

Buenas noches, Cornelivs:

Considero este escrito de despedida -temporal- como una atención, de aviso, a los que te echaremos en falta, mientras te tomas un descanso.

No estoy de acuerdo en lo de que los que escribimos lo hagamos por soledad. Al contrario, tenemos que buscarla, para poder dedicar el tiempo que se necesita para hacerlo.
Sé que volverás pronto.

Saludos.

P.D.: Tu entrada de Napoleón me dió la idea para subir una en mi blog.
Ah, y me he quedado con las ganas de que nos contaras el chiste.

Alimontero dijo...

Querido Pablo, los amigos estamos para contener,es parte del SER AMIGOS... no es una carga!
Respeto tus sentimientos, tambien tu tiempo y las distancias. Eso cada uno lo sabe y puede manejarlo...

Aquí estoy, aquí estaré feliz recibiendo tu visita, ocasión que sabré de tí....

A veces las distancias son necesarias, nuestro espíritu nos la pide....qué bien que con tus oídos escuches!!

Te abrazo con todo mi cariño,

Ali

ave de estinfalo dijo...

Cornelivsss

los blogs son incerrables... son como una maldicion que nos persigue

D:

ok no es cierto, pero tu tranquilo

:D

Allek dijo...

Preciosa autoentrevista...
te dejo un saludo!

ibso dijo...

¡Ay, Cornelivs!, esta maldita empatía. No la deseamos, no la buscamos, no nos gusta, nos hace sufrir estando rodeados de felicidad, nos hace llorar en silencio porque nos duele lo que a otros le es indiferente. Nunca me importó leer tus penas, al contrario, fue por esto por lo que me hice seguidor tuyo, pero no creas que es masoquismo, es más bien afinidad de sentimientos.
No te pediré (aunque lo piense) que no dejes de escribir: es tu vida. Pero si te pediré que no dejes nunca de luchar, porque si lo haces, seguramente morirás de melancolía: es lo que tiene sentir los males ajenos como propios y la impotencia que eso genera.
Y recuerda lo que te dije en cierta ocasión: jamás estarás solo, aunque seas el último ser vivo sobre el planeta, ¡nunca estarás solo!.
Un abrazo amigo mío. Ha sido un honor y un inmenso placer haberte conocido.
¡Hasta siempre Conelivs!
Ibso.

ibso dijo...

Algo que se me ocurrió ahora mismito:
Antes de que te tomes ese descanso (o para cuando quieras) te propongo hacer un diálogo con otro bloguero y/o seguidor, el que tú elijas. Se realizaría vía e_mail, con tiempo, sobre un tema elegido por ti. Si ese diálogo resultase medianamente interesante para ambos y para otros, se publicará al unísono en ambos blogs. No pretende ser un chateo, ya que esta forma de comunicación requerirá un tiempo mayor de reflexión en cada una de las intervenciones, lo cual, creo enriquece el mismo.
Espero que te guste la idea.
Un abrazo amigo.
ibso.

Paco Cuesta dijo...

"Sirve para muchas cosas". Para conocer (Pablo) gente estupenda.
Un abrazo,

Camino a Gaia dijo...

Estimado Cornelivs, nunca desfallezcas, las semillas no siempre muestran su fruto a quien las ha plantado.
Vivimos de la cosecha que otros nos han legado y lo que sembramos será aquello que otros recogerán.
La vida alimenta la vida. Somos eslabones de una cadena que crece por un extremo y se disuelve por otro. La vida y la muerte están imbricadas. Como el punto de partida y la meta.
Si te vas te echaremos de menos, pero seguro que en otro lugar agradecerán tu presencia.
Un abrazo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Cornelivs, corredor de fondo, como la mayoría corremos solos, pero hay que soltar amarras, como dices, cuando se siente quemada una etapa. La melancolia no es buena compañera de carrera ni de camino, sin embargo pasamos etapas de todo. Fijarse una meta en el horizonte no es mala cosa, creo, pero que sea posible y acompañada de presagios positivos, del contemplar paisajes incluso humanos, con los ojos abiertos.
Buscar lo positivo que existe si uno se empeña en verlo.

Cada cual tiene un blog por razones personales, yo, sobretodo para escribir y comunicar, para aprender mientras lo hago, para leer a los amigos y amigas.


El hedonismo bien entendido no es un mal, carpe diem es un buen lema.
Amigo, tómate tu tiempo, pero no pienses en dejar de expresarte, por favor, aquí estaremos esperando tus palabras. No estar de acuerdo no impide la sana discrepancia, !horror! por los dioses, si todos pensáramos lo mismo.

Anímate, te esperamos. Ya te encuentro a faltar.
Un !salve! y un besito.

SUSANA dijo...

Buenos Días mi Amigo.
Después de leerte...

¿Qué espero de Vos? Tus letras.
¿Por qué? Son necesarias.

Podemos escribir sobre problemas, temas personales, las tristezas y alegrías del día a día y siempre tendremos un mensaje para el lector habitual o casual. Gracias a este medio, todo aquello que hemos aprendido de una forma u otra, podemos compartirlo con muchas más personas, podemos lanzar (incluso sin darnos cuenta)el mensaje en una botella al mar de internet; podemos ser mensajeros, consolar, animar, tantas cosas...

¿Has creído, aunque sea por un momento que escribías sobre Vos? No Pablo, escribías sobre un ser humano, que razona y busca respuestas entre sus tutores intelectuales, entre sus vivencias, en su soledad...como muchos de nosotros. Más de uno se ha visto en Vos, reflejado en el espejo.

Confío en que volverás al Diario de Cornelivs, con tus dudas y certezas, con tus creaciones literarias y tu legado a la "Gran Biblioteca de Babel", esa que construimos entre todos. Siempre te espero.

Mi Abrazo Querido Amigo.

Markos dijo...

Se cruzaron nuestros comentarios. He leído hace un rato tu entrada y en cuanto he leído el título me lo he imaginado.

Puede que la misión de tu blog haya llegado a su fin durante una temporada o definitivamente, eso no es importante. Lo realmente importante es que tu te sientas bien.

He visto muchos blogs que han ido colgado el cartel de hasta pronto, independientemente de su temática. Unos tardan más que otros, quizás el mío también se cierre algún día, nunca se sabe.

Mantener un blog y las relaciones que se generan en él, puede llegar a ser costoso. Además por otro lado puede llegar el momento en el que el ímpetu inicial y el desahogo con el que se inicia la bitácora vaya decayendo. De modo que algo que empieza siendo una válvula de escape, puede devenir en la tapadera de otra olla a presión más.

Tú tranquilo, vuelvas o no vuelvas a actualizar el blog, seguiremos en contacto.

Pero guárdame el secreto: volverás.

Un enorme abrazo amigo

Aldabra dijo...

Ay, Cornelivs! creo que tienes que relajarte un poquito y no pensar tanto, ni darle tantas vueltas a las cosas... y no te lo digo con prepotencia sino por experiencia propia...

Ahora he cambiado un poco mi chip [eso y mi pastillita que también ayuda] e intento ser más espontánea, me dejo llevar más por la vida; la cabeza necesita relax para poder rendir lo suficiente y para que nos deje VIVIR.

biquiños,

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Querido amigo: He leído varias veces esta entrada tuya sin saber qué comentar. Quiero dejarte, tan solo, mi comprensión y solidaridad. Somos muchos los que conocemos todo lo que has aportado al mundo de los blogs y que esperamos tu regreso, cuando puedas, cuando quieras, con el ritmo de publicación que decidas.
Un fuerte abrazo.

RAMPY dijo...

Querido Cornelivs:
Leo con asombro que nos vas a dejar huérfanos de tus entradas, cosa que me produce mucha tristeza. Espero que sólo sea un calentón y que muy pronto podamos volver a disfrutar de tus estupendos posts.
Recibe un abrazo enorme.
Rampy

Campurriana dijo...

Descansar también es positivo si el cuerpo y la mente lo piden. No te preocupes, Cornelivs. Ya verás como luego ves las cosas de otra manera.

Provechoso tiempo.

Cosmo dijo...

Te entiendo perfectamente,a mí me ocurre igual,tiro más hacia la melancolía y tengo el defecto de que hago míos los problemas de los demás,empecé mi blog Camino Incierto precisamente por ese motivo de encontrarme con iguales,la experiencia ha sido muy notable,tanto que me ocurre igual que a tí,me siento culpable por no atenderles a diario como antes,pero yo sé que conocen mis limitaciones,todos tenemos familia,a veces muy extensa como la mía,unos trabajan y otros hemos de reposar por enfermedad o estar de consulta en consulta semana sí,semana no,creo que necesitas un tiempo de descanso,de girar hacia tí mismo,a mi me suele ocurrir mucho,incluso en casa,no soportaría que alguien estuviese a todas horas conmigo,necesito mi tiempo porque hay tal vida interior en mí que no me enteraría de lo que me están hablando si fuera el caso.Esta tecnología absorbe mucho tiempo,yo ahora estoy en la fase de necesidad imperiosa de leer y paso por el pc poco,menos que antes,volverás fuerte,ahora necesitas renovar fuerzas y sí que es difícil vivir en este estado de cosas tan contradictorio.
El próximo febrero seré abuela,este mes cumplí 56 años,hace 18 años ni un médico daba un duro por mí y ya ves.Disfruta el momento.Abrazos