"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

domingo, 4 de mayo de 2008

Terror para Roma.



Hoy es dia 2 de Agosto del año 216 a. dC, y soplan vientos de guerra, sangre y muerte para Roma. Que los amantes de la historia se froten las manos y se preparen para el combate. Hoy va a tener lugar la famosa y terrorifica Batalla de Cannas (en Abulia, al sudeste de Italia) entre el ejercito punico comandado por Anibal, que tenia solo 30 años, y las tropas romanas dirigidas por los cónsules Cayo Terencio Varrón y Lucio Emilio Paulo. Estamos en plena Segunda Guerra Punica.
.
En esta batalla el ejercito cartaginés, al mando del gran Anibal, va a derrotar completamente al ejercito de mis hermanos romanos bajo el mando de los cónsules Lucio Emilio Paulo y Cayo Terencio Varrón, a pesar de la acusada inferioridad numérica de los cartagineses. Tras la terrorífica batalla, Capua y varias otras ciudades estado italianas abandonarán el bando de la Republica romana.
.
Roma lo paso mal, francamente mal, fatal. Anibal pasó por Italia como la peste, lo arrasó todo, e hizo todo el daño que pudo. Anibal fue el unico general de la antiguedad que puso en serios, muy serios aprietos, al genio de Roma. De hecho, los romanos estaban aterrorizados con Anibal. Esta batalla será recordada como una de los más grandes eventos de tactica militar en la historia, y la más grande derrota de la historia de Roma.
.
Tras recuperarse los romanos de las pérdidas de las anteriores batallas y, en concreto, de la batalla del Trebia (218 adC) y la batalla del Lago Trasimeno (217 adC), todas ellas ganadas por el genio de Anibal, los romanos decidieron enfrentarse a Aníbal en Cannas con aproximadamente 87.000 soldados romanos y aliados. Con su ala derecha desplegada cerca del río Aufidus, hoy Ofanto, los romanos colocaron a su caballería en los flancos y agruparon su infantería pesada en el centro, en una formación con mayor profundidad de lo normal.
.
Para contrarrestar ese plan, Aníbal utilizó una táctica de tenaza. Colocó a la infantería en la que confiaba menos en el centro, con los flancos compuestos de caballería cartaginesa. Antes de enfrentarse a los romanos, sin embargo, sus líneas fueron adoptando una forma de luna creciente, haciendo avanzar a sus tropas veteranas de los laterales.
.
En el momento álgido de la batalla, las tropas cartaginesas del centro de la formación se retiraron ante el avance de los romanos y, al avanzar éstos, se encontraron sin darse cuenta dentro de un largo arco de enemigos que les rodeaban. Atacados desde todos los flancos y sin vía de escape, el ejército romano fue destruido. Se estima que entre 60.000 y 70.000 romanos murieron o fueron capturados en Cannas, incluyendo al cónsul Lucio Emilio Paulo y a ochenta senadores romanos.
.
Vemos que dicen los historiadores:
.
"El Senado determinó llevar a ocho legiones al campo de batalla, algo que Roma no había hecho antes, cada legión formada por cinco mil hombres más los aliados. La mayoría de sus guerras se deciden por un cónsul y dos legiones, con su cuota de aliados; y raramente emplean las cuatro al mismo tiempo en un único servicio. Pero en esta ocasión, tan grande era la alarma y el terror de lo que podría suceder, que decidieron enviar no cuatro sino ocho legiones al campo de batalla." (Polibio)
.
"Había tantos miles de romanos yaciendo… Algunos, con sus heridas, agravadas por el frío de la mañana, se levantaban, y a medida que se levantaban cubiertos de sangre de entre la masa de masacrados, eran sobrepasados por el enemigo. Otros fueron encontrados con sus cabezas enterradas en la tierra, en agujeros que habían excavado; habiendo con ello, parece, creado sus propias tumbas, en las que se habían asfixiado ellos mismos....Nunca antes, estando la ciudad todavía a salvo, se había producido tal grado de excitación y pánico dentro de sus murallas. No intentaré describirlo, ni debilitaré la realidad entrando en detalles...Pues según los informes dos ejércitos consulares y dos cónsules se habían perdido; no existía ya ningún campamento romano, ningún general, ningún soldado; Apulia, Samnio, casi toda Italia estaba a los pies de Aníbal. Con seguridad no hay otra nación que no hubiera sucumbido bajo el peso de tal calamidad". (Tito Livio).
.
Asi que animaros, rezad vuestras ultimas oraciones a los Dioses, coged vuestra espada, y pertrecharos para morir. Anibal nos espera. Pinchad este enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Cannas
.
Que lo disfruteis.
.
Salu2.
.

3 comentarios:

Cassius K dijo...

Aníbal el rayo, y creo que se suicidó con veneno o algo así cuando poco le faltaba para morir de viejo, entre que los líderes de Cartago no apoyaron lo que habría sido la derrota final de Roma (envidia pura y dura) y que tuvo que abandonar una campaña de casi 20 años de guerra, el pobre no aguantó y Roma nunca descansó hasta encontrarlo, rodearlo en su castillo del retiro y ahí es cuando el señor Aníbal se suicidó.

Uno de los grandes.

PUBLIVS CORNELIVS SCIPIO dijo...

Estamos completamente de acuerdo, amigo cassius k. La frase que pronunció antes de suicidarse con veneno de su anillo fue esta: "Libremos a Roma de sus preocupaciones, ya que no sabe esperar la muerte de un anciano". Murio con 64 años.
Un cordial salu2.

Isabel Romana dijo...

Magnífico post. Y una vez más hay que reafirmarse en la belleza y proximidad con que Tito Livio relata la historia. Me alegro de que tú hayas sobrevivido a este desastre. Besos, querido amigo.