"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

lunes, 6 de octubre de 2008

Para Susana.

La semana pasada nuestra amiga Susana me envió desde su luminosa y acogedora Cueva, por email, uno de los cuentos de Borges que más le gustan: "Tlön, Uqbar, Orbis Tertius". Bueno, pues he aquí mi atrevida (y quizás erronea) opinión sobre esta pequeña joya y sobre su autor. Me ha llevado redactar este post más de lo acostumbrado; el fin de semana entero, y ha sido un placer para mí estudiar, navegar y profundizar en este tema. ¡Ah, querida Susana! Sabias donde me metías ¿eh? Pero todo tiene su precio: ¡esto te va a costar no una, sino dos raciones de callos y unos cuantos Malbec 2004! Es la amistosa penitencia que te impongo. Aunque si te soy sincero, el que debiera de invitarte soy yo, pues la lectura de este cuento, cuya existencia yo ignoraba, me ha hecho disfrutar, y te agradezco muy profundamente el que me lo hayas enseñado.

Me fascinó, me fascina y me fascinará Borges. Dicen las lenguas autorizadas que el amor por la filosofía le vino de su padre. Acaso aconsejado por Thomas Carlyle, comenzó con la Crítica de la Razón Pura de Kant, y después leyó a Nietzsche, descubriendo así la doctrina del eterno retorno, y a mi adorado Schopenhauer, cuyo libro central El Mundo como voluntad y representación, citó infinitas veces en sus escritos toda su vida.

Leyó a Miguel de Unamuno en su juventud, aunque las lenguas sostienen que terminó por aborrecerlo por apoyar la tesis de la inmortalidad de los hombres, que nunca fue de su agrado. No se llevaba muy bien con Ortega y Gasset, quizás, esto es solo una hipotesis, porque Ortega era algo pedante, y le molestaba la amistad de Borges con Rafael Cansinos, enemigo mortal de Ortega.

Muchas lenguas autorizadas han efectuado miles de intentos y conjeturas por determinar qué tendencia profesó Borges como escritor filosófico, y ello no es sino una clara señal de que su camino es muy particular y original. Unico e inclasificable. Una rara avis de la literatura. Pienso que seria necesaria una vida entera para comprender bien a Borges y profundizar en su privilegiada mente. Este intento de clasificación me desborda, pues amen de que tengo poco tiempo, mis conocimientos filosoficos estan a un nivel básico de usuario, por lo cual yo resaltaré una de sus multiples facetas: a Borges le gustaba el idealismo. Borges fue muchas cosas: entre ellas, un idealista. Bendito idealista. Y ademas, como todo genio, era humilde: “Si soy rico en algo es en perplejidades y contradicciones”. Su noble humanidad lo desbordaba en cada una de sus obras y acciones.
.
En 1.941 Borges publica su colección “El jardin de senderos que se bifurcan”, que más tarde formó parte de su libro Ficciones (1.944). Si hojeamos el libro, no tardaremos en encontrarnos con su magnifico cuento “Tlön, Uqbar, Orbis Tertius”, uno de sus más famosos y originales cuentos, y que fue el que Susana me mandó.

Si lo leemos adivinaremos que tras las iniciales investigaciones de Borges con su amigo Bioy Casares sobre la tierra de Uqbar, siguen los detalles de una presunta búsqueda de la Angloamerican Cyclopaedia, pero el tema de Uqbar no aparece en el libro que ambos consultan. La investigación sigue hasta que Borges dice encontrar un volumen titulado A First Encyclopaedia of Tlon. Vol. XI.

Uqbar es un reino fantástico, e irreal (¿he dicho irreal?) Borges describe la filosofía idealista. El sujeto del conocimiento es uno y eterno, por lo que no tiene sentido hablar de autores. Por eso nadie firma los libros. Los habitantes de Uqbar buscan la verdad de las cosas pero sobre todo el asombro. Para ellos, según Borges, “la metafísica es una rama de la literatura fantástica". Ahí es nada.

Borges resucita aquí todas, o al menos una importante parte, de las tesis de George Berkeley, según las cuales las cosas existen porque las percibimos. Todo depende de nuestra percepción. Las ideas navegan sobre la realidad. Y descolla siempre la percepción en si, sobre cualquier noción de “cosa” en si, pues al hablar de un objeto real estamos no estamos hablando sino de la percepción que se tiene de él. Todo es según el color del cristal con que se mira.

Me acuerdo de nuevo de Schopenhauer.

Y creo tambien percibir un toque de humor en Borges, un humor que no nace del sufrimiento, sino de la condición humana y de sus absurdas paradojas. Para él, a través de sus cuentos, el idealismo es el sentido común, y el materialismo es una herejia.

En definitiva, un cuento que hay que leer. Como es cortito, este fin de semana lo he leido varias veces. Pero este cuento “esconde” mucho más. Hay mentes infinitamente más autorizadas que la mia que, adentrandose en el mar de la filosofia, sacarán muy provechosas lecciones de esta pequeña joya.

Y en cuanto a su famosa frase de que “los espejos y la copula son abominables, porque multiplican el numero de los hombres”, en mi humilde y seguramente errónea opinión, pienso varias cosas: primero, que Borges coloca dicha cita no en su boca, sino en la de Bioy Casares, que dice que esa frase, a su vez, era dicha por los “heresiarcas”, o herejes del reino fantastico de Uqbar, y por tanto, contrarios a la doctrina oficial. Y, segundo, que a sensu contrario, y a poco que se conozca un poco a Borges, esa frase no hace sino esconder un profundo amor por el individuo, por el ser humano, por la persona, por la bondad innata que hay en nosotros. Borges ya dijo que el “creia en el individuo y descreia en el estado”. Quizás el espejo, al multiplicar las imágenes de los hombres, estorba al individuo único para pensar, pues ha de ser consciente de su unicidad, de su especialidad en sí. Cada individuo es único. La lógica elemental me dice que un hombre que amaba al ser humano, al individuo, que creia en él, no puede luego hablar mal del mismo.

Detrás de este cuento se esconde un sabio, un hombre que estudió muy profundamente la filosofía, y al ser humano, pero que siempre fue muy consciente de su “humanidad”, y jamás olvidó que era lo que era: un hombre.

Pero era un hombre extraordinario.

Saludos.
.

22 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Excelente tu análisis. En el fondo, a Borges le separaba de Unamuno el racionalismo y condición emocional equilibrada del argentino y de Ortega el humor, que el español no usaba.
Un genio. Aunque ahora no se le lea (¿qué es lo que se lee ahora?).

natàlia dijo...

Que bien hoy soy la segunda!!!!Hoy siento no poder opinar pero que conste que te he leído de pe a pa.
Besotes!!!!

RAMPY dijo...

HOla CorneliVS, pues entonces ya tengo otro libro que leer. Casualmente hoy he ido a buscar libros de Borges en la biblioteca y he encontrado El Aleph, que todavía no he comenzado a leer. Ya te contaré.
Un abrazo
Rampy

DianNa_ dijo...

Yo, como Natalia, no me siento cualificada en absoluto para comentar este post.

Bueno, al menos te leo y algo aprendo, no?

Besos, niño :)

moderato_Dos_josef dijo...

Bonita lección sobre Borges. gracias cornelivs. como todos los grandes escritores Borges tenía sus roces con oros insignes, claro que él fue un insigne entre insignes. Creo que si elaboráramos una lista de los grandes talentos latinoamericanos del siglo XX él estaría encabezándola, o por ahí andaría... Un abrazo!

SUSANA dijo...

Mi muy Querido Amigo Cornelivs:

¡Qué sorpresa tan agradable! ¡Y por tantos motivos!

Permitime que me acomode, realmente me has emocionado. Esta mañana de lunes ha tenido encantos desacostumbrados para mí, y un maravilloso color con tu post.

Eso sí, antes de entrar en tema, debo decirte que el precio no pienso negociarlo! Y me alegra comprobar que tenés una memoria de elefante, para las cosas importantes: los callos y el Malbec 2004. Si éste es mi cilicio, procedamos con la penitencia!

Desde ya, placer de placeres compartir con Vos el trabajo de este hombre, dueño de mi corazón –no recuerdo si alguna vez, como sucede con los grandes amores, intervino mi razón. El “poeta ciego” amigo, me enamoró para toda la vida, imagino que lo mismo te sucede a Vos con el misógino Schopenhauer (sí, no le perdono esa cualidad, todavía me peleo con él, femenina a las cosas)

Entiendo, desde luego, lo que sentís al abordarlo. A todos nos sucede la incomodidad, incluso he leído de la “angustia” de muchos académicos frente al lenguaje “críptico y deconstruccionista” como le han dado en llamar los especialistas a la voz de Borges.

Pero finalmente, y como sucede ante una obra de arte, sólo se trata de disfrutarlo, de descubrirlo pacientemente en las sucesivas lecturas y sonreír cuando advertimos sus picardías.

“Tlön, Uqbar, Orbis Tertius” es un cuento maravilloso y ese gran “simulador” que es nuestro Borges se luce, coquetea con nosotros. Tenemos un espejo (que lleva a), una cita de un libro inventado (que quiere ser una reimpresión de otra verdadera, la Encyclopaedia Británica) que lleva a descubrir Uqbar. A su vez tenemos a Uqbar ¿un planeta, una región, un país?.
Luego nos encontramos con que, en esa enciclopedia “imaginada” se habla, como si tal cosa, de objetos imaginarios, que se pueden “encontrar y perder”.

(Antes que me olvide, Vos mencionabas que descolla siempre la percepción en sí, “sobre cualquier noción de “cosa” en sí, pues al hablar de un objeto real estamos no estamos hablando sino de la percepción que se tiene de él. Todo es según el color del cristal con que se mira. Me acuerdo de nuevo de Schopenhauer.”. A mí me recuerda a Kant con su "Das Ding an sich", y "Das Ding für mich" (la cosa en sí y la cosa para mí), pero tal vez estamos hablando de lo mismo)

Por supuesto tenés muchísima razón, cuando decís que este cuento “esconde” y muestra con cada nueva lectura (sólo la elección de los personajes, nos llevaría un par de carillas analizar y disfrutar).

En fin, que nuestro Amigo nos plantea de idea de la creación de un mundo ficticio, en un lugar inexistente de la historia del mundo e inmortaliza una historia inexistente haciéndola pasar como real. Nos deja eso sí, el mismo mensaje que encontramos en otras de sus obras, que lo olvidado es como si jamás hubiese existido, y lo que no se puede olvidar es lo que se encuentra en un libro y este libro…es la realidad que Borges no transmite y nos obliga a realizar con el pacto ficcional. ¡Un maestro!

Respecto de la enigmática frase, algunos eruditos piensan que este aparente “parricidio”
de Borges probablemente aluda a los espejos en referencia a los libros, vendrían a ser los “espejos del mundo” (recordamos que en la Edad Media, a las enciclopedias se las denominaba especulum). El espejo en “Tlön” podría ser un imperfecto espejo del mundo real que se refleja en la memoria.

Y como escribiera ayer un amigo de la Cueva en su blog, “quizás sólo se trate de espejos enfrentados” donde el reflejo es reflejo de otros espejos. Finalmente “Tlön” también es un espejo deformante de la realidad.

Nosotros, querido Cornelivs podemos, o no, ver parte de nuestro mundo mediante la propuesta de Borges, si acaso somos el reflejo de una realidad que desconocemos, habitantes del sueño de otro…o de nuestro propio sueño.

Y claro, estoy encantada con tu opinión, respecto de la consciencia de unicidad del individuo y el estorbo de la multiplicación. A poco de andar, podemos entender y mucho, el horror de nuestro poeta hacia los espejos.

Creo que me quedo muy por la mitad de todo lo que hubiera querido compartir con Vos respecto de este libro, pero estoy también rodeada de trabajo que me reclama, Vos me entendés bien.

¡MUCHAS GRACIAS! Es una aventura en sí misma, participarnos mutuamente letras, interpretaciones y autores en común.

Hoy estoy verdaderamente muy contenta. TE ABRAZO CON MUCHO CARIÑO!

amelche dijo...

Hoy en día, en vez de buscarlo en la enciclopedia angloamericana esa, lo habría buscado en internet y habría acabado antes. :-) Lo único es que la información podría no ser tan fiable...

CORNELIUS dijo...

PEDRO OJEDA: Si; gran asignatura pendiente la de la lectura. Deberia de fomentarse más por la cuenta que nos trae a todos. Un abrazo.

NATALIA: Con tus besotes me conformo. Gracias preciosa. Un beso!

RAMPY: Aleph era la primera letra del alfabeto hebreo, (no te puedo dar más pistas porque si no le quito la gracia al asunto), es una muy buena elección! Un abrazo.


DIANNA: Gracias por tu beso. OTRO PARA TI.

MODERATO: Desde luego que si, aunque el latinoamerica además de Borges hay unos muy grandes escritores, Un abrazo.


AMELCHE: Jajaj, si, asi es! pero sabes? Internet, a pesar de sus indudables ventajas, no tiene el encanto que tenia, antiguamente, coger un libro, abrirlo y olerlo, humm, ese olor a tinta nueva que no hacia sino que te entraran ganas de leerlo! Me acuerdo de aquello. UN BESO!


SUSANA: Mi querida amiga, estoy encantadisimo de haberte dado esta sorpresa.

En cuanto a lo del cilicio, ojalá todas las penitencias que imponen las religiones fueran tan sabrosas...como esta, jejeje.

Y en cuanto a Borges, ¿que mas decir? Que es un vasto universo del que apenas he llegado a descifrar una infima parte; pero es tan dulce, tan profunda y tan noblemente humana, que me ha conquistado, comprendo que a ti te haya "enamorado" para siempre, como bien dices. No es para menos.

El "poeta ciego" tenia vista de aguila con sus otros ojos: los del espiritu.

En cuanto a lo de que "lo olvidado es como si nunca hubiera existido" tienes razón, lo dijo él; pero no le he incluido en mi post porque esa frase ha dado lugar a muchas interpretaciones; el olvido nunca puede ser identificado con la inexistencia. Se puede olvidar algo que si existió realmente, pero el hecho de que no quede en la memoria humana no significa que no existiera.

Aunque a efectos practicos, indudablemente es "como si" no hubiera existido.

Gracias por tu respuesta, y enooooormes gracias por alumbrarme un poco mas sobre el pensamiento y la filosofia del maestro.

UN ENORME ABRAZO.

amig@mi@ dijo...

Me apunto a la "borgesmania", estoy terminando "el juego del angel", intentaré pescar alguno de Borges para despues, alguna sugerencia?
Besos

CORNELIUS dijo...

AMIGA MIA: Ufff, un monton. Pero si lo deseas podrias empezar por un cuento llamado "Aleph", ya me contarás!

Un beso.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Yo tuve que analizarlo con mcuho detalle en literatura hispanoamericana con el tristemente desaparecido José Luis de la Fuente. El cuento da pie a varias interpretaciones, una de ellas relacionada con los fascismos que se sufrían en el mundo de entonces.
Ave, Cornelius.

Marcelo dijo...

"En la leyenda de todos los pueblos podemos encontrar esa imagen llamada arquetípica: el poeta ciego." (Marguerite Yourcenar)
Un placer que me haya traído Susana hasta aquí, pero les pido disculpas por no aportarles nada. No tengo tiempo. Tengo que releer lo que aquí se ha escrito y comentado.
Un abrazo

Antón de Muros dijo...

Hola, amigos.

Respecto del Borges idealista, podemos decir que quizás esa sea una causa por la que no escribió novelas, ya que pensaba que la extensión de una novela es un obstáculo formal para su perfección.

No aprobaba las acciones desordenadas de los personajes como expresiones del drama psicológico, sino que privilegiaba el señorío de la trama perfecta.

Borges siempre se expidió en contra de la novela realista y defendió la literatura racionalista fantástica como respuesta al desvío irracionalista de Occidente encarnado por el fascismo y la consolidación del régimen comunista en la URSS, así como el desorden de la democracia de masas...

El "poeta ciego" tiene tanto para mostrarnos...

Un saludo desde el sur.

Antón.

Queiles dijo...

Me gustan especialmente El Aleph y El libro de arena.A Borges se le lee igual que antes,es decir,poco.Nunca se le leyó masivamente pero eso casi no importa al fin y al cabo.No saben lo que se pierden.
Gracias por tu artículo Cornelius.

Esther dijo...

Yo no he leido nada de Borges pero tu nos lo acercas y nos enseñas cada día cosas nuevas e interesantes.

gracias

CORNELIUS dijo...

PABLO A. FERNANDEZ:
MARCELO:

Bienvenidos ambos a esta vuestra casa. Gracias por tu comentario. Espero veros con frecuencia. os mando un cordial saludo.

CORNELIUS dijo...

ANTON DE MUROS: Ya lo creo, llevas razón. Borges, como le he dicho a Susana, es un universo que poca gente lee, y del cual apenas he descubierto una pequeña parte, pero es un reto desafiante y te invita a leerlo.

Merece la pena, ya lo creo!

Gracias por tu comentario y un cordial saludo.

CORNELIUS dijo...

QUEILES: Gracias a ti por el tuyo, amigo. Si, los dos cuentos que citas los he leido y son fantasticos, me gustan más que el de Uqbar. Un cordial saludo.

CORNELIUS dijo...

ESTHER: Pues estas vacaciones si tienes tiempo leelo, empieza por Aleph, que es mas sencillo de leer; luego me dices que te parece, ok? Un beso!

Haideé Iglesias dijo...

Me gustó siempre Borges. Y nunca se podrá conocer a una persona en su totalidad, ni al más humilde de nosotros...
Un abrazo

CORNELIUS dijo...

HAIDEÉ: Si, asi es, a eso me referia cuando decia que se necesitaria toda una vida entera para conocerlo.

Un abrazo!

Amig@mi@ dijo...

Gracias por el apunte:
Queda prometido.
Besos de nuevo