"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 25 de abril de 2009

El final.

Van pasando los años. Ellos van notando que su frente se va llenando de arrugas. El poco pelo que les ha quedado adquiere una tonalidad canosa de nieve sucia. La vista falla. Sus brazos, piernas y resto de miembros no tienen la fuerza ni la energía de antaño. Su salud física, en general, se resiente, y su memoria y resto de facultades intelectuales también.

Apenas concebidos en el vientre de nuestra madre ya firmamos nuestra Sentencia de muerte, capitulando al nacer. Desde ese momento ya estamos sometidos a la fugacidad del tiempo. Todo se quedará aquí. De la naturaleza venimos, y a ella volveremos. Porque el inexorable paso del tiempo hace estragos en el ser humano. Y al final nos dejará a todos viejos y enfermos, teniendo acaso como único patrimonio final el olvido...y el recuerdo. Finalmente, partiremos.

Antes tendremos que pasar el duro trago de despedirnos de nuestros padres, los que nos dieron el ser. Luego vendrán los hijos, como un soplo de aire fresco, con sus risas y su alegria; pero son aún más efimeros, pues son aves de paso que un buen dia volaran solos y abandonaran el nido. Y nos dejaran solos.

Y por mucho que hemos logrado entender lo que es el concepto de eternidad, a pesar de que casi sabemos ya como fue el primer instante de creación de este universo, y aun habiendo logrado desvelar muchos grandes misterios de la ciencia...seguimos siendo mortales, temporales, finitos. Aun no hemos podido detener la maquina del tiempo. Ni podremos hacerlo nunca.

Si. Ya lo sé.

¡Pero, oh Dioses…! ¿ Para esto nacemos? ¿Para morir?

¡Que dificil resulta a veces aceptar lo inevitable!

Saludos.

49 comentarios:

Pedro dijo...

Desapégate de ese trozo de carne y huesos que crees que te representa y hallarás la eternidad. El tiempo es sólo un concepto implantado en nuestras mentes imperfectas; concienciate de ello y transcenderás a lo infinito, de donde mismo vienes, tal como eras al nacer, sólo que en esta ocasión tendrás el conocimiento de la propia consciencia de tu yo impersonal.
Sé que parecen sólo palabras bonitas sin mucho sentido, pero muchos otros ya lo han hecho, en el pasado, en el presente y seguirán haciéndolo en el futuro.
Nosotros aún estamos a tiempo.

Ya seguiremos hablando sobre el tema.

Suerte y un fuerte abrazo.

América dijo...

Un poco atrasada con tu blog,pero acabo de ver la entrada,y llego de primerita,afortunadamente entre esa sentencia que ya tenemos al nacer hay un hermoso paréntesis lleno de alegrías y tristezas,perder a nuestros padres o algunos de ellos es una perdida que no se puede describir,mi madre gracias a Dios viva y como decimos en mi tierra echando broma!,mi querido padre ya no esta,particularmente me emociona el pots,se acerca el aniversario de su partida,pero siempre siempre estará vivo en mi corazón.

América dijo...

Creía que era la primera mira tu,ahí está Pedro!

genialsiempre dijo...

Bueno, quizás porque ya estoy cerca de esa inevitabilidad, lo veo de una manera tranquila, reposada. Como es inevitable, ¿para qué preocuparse por ello?, cuando llegue el momento pues a recibirlo con resignación. Lo peor siempre es para los que se quedan. Y hasta entonces disfrutar a tope!!

José María

Alijodos dijo...

Estamos muriendo dia dia mientras vivimos...es una cuenta atras...es duro pero es asi y vivimos sin ser consciente realmente de que dia a dia morimos...un abrazo amigo...

Isabel dijo...

Bueno Cornelivs, no te apures hombre, ¡ que nos quiten lo bailao!.
Al principio, no somos nada, de repente nos dan una vida, y solo tenemos que "usarla adecuadamente", de manera que seamos capaces de dejar una huella que nos permita irnos satisfechos y en paz. Un beso

Esther dijo...

Este post me llega amigo porque por lo de mi padre lo que estamos pasando que la palabra "muerte" ha estado cerca por la gravedad, a mi me costaba mucho asumir esa posibilidad, y me sigue costando.. aunque ahora esa palabra la veo algo más lejos por las mejoras, por suerte...

También me he leido el anterior de los callos y me has sacado una sonrisa porque hasta que no has dicho algo de la grasa no sabía de qué podías estar hablando..

Perdona que no entre con la frecuencia que acostumbraba, os tengo a todos muy abandonados, pero no tengo mucho tiempo últimamente y el animo parece una montaña rusa según el día..

te mando muchos besos solete y pasa buen fin de semana

sedemiuqse dijo...

Bien podia ser la pregunta ¿por qu morimos para nacer?¨

La muerte forma parte de la vida.
Besos y amor
je

Gizela dijo...

Estoy de acuerdo con Isabel, no creo que debamos ver la muerte, desde la vida como el fin inevitable
(que lo es)
Seria muy triste vivir.Hay que ver la vida como la oportunidad de reinventarse, en todos los aspectos. y poder saborear el milagro que representa.
Gabriel Garcia Marquez dice que
Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a si mismos una y otra vez.
Creo que ha eso hemos venido. A vivir y no vegetar,con todas las consecuencias agradables y no tan agradables que tiene la existencia.
Es un poco lo del famosos poema del viaje hacia Itaca.
Preocuparse de la muerte es como que inútil, ella igual nos alcanzará tarde o temprano. Más que más bien ocuparse intensamente de la vida
Feliz domingo para ustedes, y muchos abrazos.
Gizz

Amig@mi@ dijo...

JOPEEeeeeeeeeee!!!!
Que llevo un día muy denso para terminarlo asíiiiiiiii
Inevitable brevedad del ser...
Besos

Susy dijo...

Tienes razón Cornelivs..nunca podremos detener la máquina del tiempo y ..la vida es un simple tránsito...Todo tiene un principio y un final..
Y los principios son dificiles y los finales peor todavía..
Besos dulces y es un placer leerte!

Juan Carlos Lozano dijo...

Hoy voy a hablar poco, solo una cosa diré:

"No todo termina con la muerte, fijate bien"

abrazo
juank

Gabiprog dijo...

Miro a mis padres, contemplo a mis hijos. Si lo que siento fuera eterno ¿tendría el mismo valor? O mejor dicho ¿lo sabría valorar igual?... Hay que contestar delante del espejo...

Un abrazo!

REIKIJAI dijo...

Cornelivs;me parece que te han caido pesado los callos.Besitos

NO NACEMOS PARA MORIR. MORIMOS, ¡PARA VIVIR, Y VIVIR EN PLENITUD!

Dos ángeles

No tengo sólo un Ángel
con ala estremecida:
me mecen como al mar
mecen las dos orillas
el Ángel que da el gozo
y el que da la agonía,
el de alas tremolantes
y el de las alas fijas.

Yo sé, cuando amanece,
cuál va a regirme el día,
si el de color de llama
o el color de ceniza,
y me les doy como alga
a la ola, contrita.

Sólo una vez volaron
con las alas unidas:
el día del amor,
el de la Epifanía.

¡Se juntaron en una
sus alas enemigas
y anudaron el nudo
de la muerte y la vida!

Gabriela Mistral

Para morir en paz, hay que vivir en paz; para morir en el amor, hay que vivir en el amor; para morir consciente del proceso de la muerte, hay que vivir consciente del proceso de la vida; en fin para morir en control hay que vivir en control.

Montaigne dijo muy acertadamente:

"Los hombres vienen y van, trotan y danzan, y de la muerte ni una palabra. Todo muy bien. Sin embargo, cuando llega la muerte - a ellos, a sus esposas, sus hijos, sus amigos - y los sorprende desprevenidos, ¡qué tormentas de pasión no los abruman entonces, qué llantos, qué furor, qué desesperación! (..)

Para empezar a privar a la muerte de su mayor ventaja sobre nosotros, adoptemos una actitud del todo opuesta a lo común; privemos a la muerte de su extrañeza, frecuentémosla, acostumbrémonos a ella; no tengamos nada más presente en nuestros pensamientos que la muerte. (...) No sabemos dónde nos espera la muerte; así pues, esperémosla en todas partes.

Practicar la muerte es practicar la libertad. El hombre que ha aprendido a morir ha desaprendido a ser esclavo." Silvi.

moderato_Dos_josef dijo...

Por desgracia parece inevitable. Imagina algo nuevo para estar más feliz, no sabemos si hay algo más y si no lo hay... entonces a qué temer? Pero a pesar de todo se teme Cornelivs, se teme y se siente. Nadie o casi nadie desea morir...

PEQUEÑOS SOLES DE NOE dijo...

Mi querido amigo, como dices es difícil aceptar lo inevitable pero es la vida.
El premio con poema en mi blog también es para tí.
Un beso y buen fin de semana
Noe

Neogeminis dijo...

Presiento que se te ha ido alguien querido, y te entiendo perfectamente esa angustia que surge cuando tenemos que soportar esos trances. en medio de las rutinas y las urgencias muchas veces uno pierde oportunidades que después, quizás, nunca puede recuperar, por eso no hay que dejar pasar por alto las cosas importantes. Con todo, creo que cuando alguien ha vivido la vida plenamente y ha llegado a viejo, en el momento del final no debe amargarse por la decrepitud de su cuerpo, seguro que debe sentirse satisfecho de haber cruzado el camino dando lo mejor de sí y más aún si también lo ha recibido. Nada más nos llevamos, sólo toda la carga de amor que hayamos generado.

Espero que poco a poco logres superar la tristeza.

Un abrazo.

Alimontero dijo...

Querido amigo, no sé si sabías que trabajo, además, con enfermos moribundos y he aprendido tanto estando cerca de ellos. Aprendí con una discípula de Elizabeth Kúbler-Ross.
Leyendo tu texto me recordé de este texto de Thich Nhat Hanh

24 flamantes horas nuevas para vivir.

Cada mañana cuando nos levantamos, tenemos veinticuatro flamantes horas nuevas para vivir. ¡Que precioso regalo! Tenemos la capacidad de vivir de forma que
esas veinticuatro horas nos traigan paz, dicha, y felicidad a nosotros
mismos y a otros. La paz esta presente aquí mismo y ahora, en nosotros mismos y en
todo lo que vemos o hacemos. La pregunta es si
somos capaces de tocarla. No tenemos que viajar lejos para disfrutar del cielo
azul. No tenemos que dejar la ciudad ni a nuestros vecinos para
disfrutar de los bellos ojos de un precioso niño. Incluso el aire que respiramos
puede ser una fuente de dicha.
Podemos reír, respirar, caminar y comer nuestros alimentos de forma que nos
permita ser tocados con la abundancia de la felicidad que esta disponible. Somos
buenos para prepararnos para la vida, pero no somos muy buenos para vivirla.
Sabemos como sacrificar diez años por un diploma, y
estamos dispuestos a trabajar muy duro para conseguir un trabajo, un
auto, una casa, etc. Pero tenemos dificultad recordando que estamos vivos en el
momento presente, el único momento que tenemos para estar vivos.
Sufrimos porque vivimos desde el apego... me gustó tanto una frase que leí en el blog de Dédalus hoy, acerca de la felicidad:
La felicidad, como el pájaro libre, no está nunca en la mano sino siempre volando. Pero, tal vez, con suerte y quietud por nuestra parte, se pose por unos instantes sobre nuestro hombro. - Aranguren -Un gran abrazo y deseo para tí una bella semana amigo querido!

Ali

Fernando Manero dijo...

Me resisto a sumergirme en ese tipo de reflexiones. Cornelivs Magnificus, eres persona vitalista, animosa, amigo de los placeres y de las cosas buenas que tiene este mundo que nos ha tocado vivir. Disfrútalas, disfrutémoslas, aprovechemos el tiempo, descubramos el espacio. Carpe Diem. Hablar de la muerte mientras se vive es perder el tiempo. Cuando llegue, llegará. Mientras tanto, aprovechemos a tope lo que tenemos por delante, pues en ello nos va el haber tenido la suerte de vivir. No te parece, campeón?. Un abrazo

ana dijo...

A veces lo pienso mucho, si realmente venimos aquí para sufrir y entonces pienso ojalá pase pronto el tiempo.

Otras, me lleno de sentimientos y me alegro de estar aquí, aunque sea por poco tiempo.

LA VERDAD, LA FUGACIDAD DEL TIEMPO ME PARECE UNA GRAN CRUELDAD.

Por eso intento aprovechar cada segundo, y si desperdicio uno, lo recupero al segundo siguiente.

Un besitoooooooo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Y por mucho que hemos logrado entender lo que es el concepto de eternidad,"


De verdad crees que este mundo a entendido el concepto de eternidad?
A mi este mundo me desilusiona por días.... asi que ni te cuento...

Saludos amigo!

Miguel Ángel dijo...

«Después de esto, abrió Job la boca y maldijo su día. Tomó Job la palabra y dijo:
¡Perezca el día en que nací,
y la noche que dijo: “Un varón ha sido concebido”!
El día aquel hágase tinieblas,
no se acuerde de él Dios desde allá arriba,
ni resplandezca sobre él la luz.
Lo manchen tinieblas y sombras,
un nublado se cierna sobre él,
le estremezca un eclipse.
¡Oh sí, la oscuridad de él se apodere,
no se añada a los días del año,
ni entre en la cuenta de los meses!
Y aquella noche hágase lúgubre,
impenetrable a los clamores de alegría.
Maldíganla los que maldicen el día,
los dispuestos a despertar a Leviatán.
Sean tinieblas las estrellas de su aurora,
la luz espere en vano,
y no vea los párpados del alba.
Porque no me cerró las puertas del vientre donde estaba,
ni ocultó a mis ojos el dolor.

¿Por qué no morí cuando salí del seno,
o no expiré al salir del vientre?
¿Por qué me acogieron dos rodillas?
¿por qué dos pechos para que mamara?
¿Por qué no fui un aborto oculto,
como los niños que no vieron la luz?
Pues ahora estaría acostado y tranquilo
dormiría un sueño de reposo
con los reyes y los notables de la tierra,
que se edifican soledades;
o con los príncipes que poseen oro
y llenan de plata sus moradas.
Allí acaba la agitación de los malvados,
allí descansan los exhaustos.
También están tranquilos los cautivos,
sin oír más la voz del capataz.
Chicos y grandes son allí lo mismo,
y el esclavo es libre de su dueño.

¿Para qué dar la luz a un desdichado,
la vida a los que tienen amargada el alma,
a los que ansían la muerte que no llega
y excavan en su búsqueda más que por un tesoro,
a los que se alegran ante el túmulo
y excavan cuando alcanzan la tumba,
a un hombre cuyo camino está cerrado,
y a quien Dios por todas partes cerca?

Como alimento viene mi suspiro,
como el agua se derraman mis lamentos.
Porque si de algo tengo miedo, me acaece,
y me sucede lo que temo.
No hay para mí tranquilidad ni calma
no hay reposo: turbación es lo que llega.» (Job, 3)

«No insistas en que te abandone y me separe de ti, porque
donde tú vayas, yo iré,
donde habites, habitaré.
Tu pueblo será mi pueblo
y tu Dios será mi Dios.
Donde tú mueras moriré
y allí seré enterrada.
Que Yahvéh me dé este mal
y añada este otro todavía
si no es tan sólo la muerte
lo que nos ha de separar.» (Rut 1, 16-17)

«Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para ser testigo de la verdad.» (Juan 18, 37b)

Luz de Gas RadioBlog dijo...

A mi me gusta pensar que nacemos para vivir y solo al final morimos.

Pasar por alto todo el camino es lo que hacemos tantas veces.

Gran reflexión nos traes hoy Cornelivs

Un abrazo

Cornelivs dijo...

Bueno, el caso es que ayer tuve un dia un poco "tonto", por la causa que bien intuyó Neogeminis. Disculpad esta reflexión tan negra que hice, pero hay dias y dias. Gracias a todos por vuestros animos. OS QUIERO. A continuación os contesto uno a uno.

PEDRO: Gracias amigo, y sera un placer para mi hablar contigo cuando lo desees. Un abrazo.

AMERICA: Asi es, amiga, yo tambien perdi a mi padre y lo añoro enormemente. Un abrazo.

GENIALSIEMPRE: Asi es; pero como le comentare a Neogeminis, la muerte de un ser querido siempre te afecta un poco. Un abrazo.

ALIJODOS: Otro abrazo para ti.

ISABEL: Totalmente de acuerdo contigo. Un abrazo.

ESTHER: Animo, todo irá bien...! Y me alegro de haberte hecho sonreir con los callos! Un abrazo.

SEDEMIUQSE: Es una muy buena pregunta. Un abrazo.

GIZELA: Gracias por tu lindo y sabio comentario, amiga. Un abrazo.

AMIGA MIA: Hay dias y dias, Montse, ayer tuve un dia regular, ahora despues lo explico, para no repetir. Un abrazo.

SUSY: Gracias por tu visita, estimada amiga, para mi tambien es un placer tu presencia. Un abrazo.

JUAN CARLOS LOZANO: Me encantaria hablar contigo, querido amigo. Un abrazo.

GABIPROG: Tambien es una MUY buena pregunta esa. Un abrazo.


REIJIKAI: No, querida amiga, no me sentaron mal los callos, al contrario: fue una dulce y ligera digestión. Estaban riquisimos. Solo que ayer estaba un poco triste, por lo que luego le dire a NEOGEMINIS. Un abrazo y gracias siempre por estar. Besos.

MODERATO: Comparto tu inteligente observación, amigo. Un abrazo.

PEQUEÑOS SOLES DE NOE: Gracias amiga, voy para alla inmediatamente. Un abrazo!


NEOGEMINIS: Tuviste certera vista y clara intuición. No se como lo notaste, pero asi fue. El padre de un muy buen amigo mio falleció ayer. Estuve en el velatorio, fui testigo del dolor de la familia, y yo tambien me emocioné. Por si fuera poco, el difunto era muy amigo de mi añorado padre, lo cual me hizo añorar tambien al mio. En fin, querida amiga, todos somos humanos y tenemos dias mejores y dias peores; y ayer fue un dia muy triste para mi. ¡Que le vamos a hacer! En fin, gracias de todo corazón por tu cariño, por tu amistad y por tus animos. Hoy estoy mucho mejor. UN ABRAZO...!

ALIMONTERO: Me ha emocionado tu lindo y cariñoso comentario, querida amiga. Te lo agradezco muy profundamente. Un enorme abrazo.

FERNANDO MANERO: Gracias, mi querido amigo. Me remito a lo que ya le he dicho antes a Neogeminis. Hay dias en los que...en fin, uno está un poco tonto, pero bueno. ¡todo se pasa! Un entrañable abrazo, amigo.

ANA: Coincido al cien por cien contigo amiga. Gracias y un abrazo.

HIPERION: Estamos en la misma onda, amigo Antonio. Un abrazo.

MIGUEL ANGEL: Amigo mio, te juro que pensé en el texto de Job cuando escribia el post. Creeme, por favor...¡asi fue! En fin, hoy estoy mucho mejor. Gracias siempre por tu apoyo y por tus animos. Un abrazo!

LUZ DE GAS: Gracias Juan, otro enorme abrazo para ti.

Silvia_D dijo...

El polvo, al polvo y que sople la brisa :)

Besos, corazón

Miguel Ángel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
1mati dijo...

uff, no se, esta vida va muy deprisa, trato de vivirla lo mejor que puedo.. y trato de cuidar el alma que es lo unico que poseo.
un besazo y ¿estas tristecillo?animate.

Miguel Ángel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel Ángel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel Ángel dijo...

Cornelivs preclarus, magister romanus, proconcul amititiae, disculpa el uso y abuso de espacio y lugar, ¡rediós que he de ponerlo, que en modo alguno me lo aguanto, helo aquí, tolle et lege!LOS DISCURSOS DE YAHVÉH

PRIMER DISCURSO

La Sabiduría del Creador confunde a Job.

Yahvéh respondió a Job desde el seno de la tempestad y dijo:
¿Quién es éste que empaña el Consejo
con razones sin sentido?
Ciñe tus lomos como un bravo:
voy a interrogarte, y tú me instruirás.
¿Dónde estabas tú cuando fundaba yo la tierra?
Indícalo, si sabes la verdad.
¿Quién fijó sus medidas? ¿lo sabrías?
¿quién tiró el cordel sobre ella?
¿Sobre qué se afirmaron sus bases?
¿quién asentó su piedra angular
entre el clamor a coro de las estrellas del alba
y las aclamaciones de todos los Hijos de Dios?
¿Quién encerró el mar con doble puerta,
cuando del seno materno salía borbotando ¡
cuando le puse una nube por vestido
y del nubarrón hice sus pañales
cuando le tracé sus linderos
y coloqué puertas y cerrojos?
“¡Llegarás hasta aquí, no más allá -le dije-,
aquí se romperá el orgullo de tus olas!”

¿Has mandado, una vez en tu vida, a la mañana,
has asignado a la aurora su lugar,
para que agarre a la tierra por los bordes
y de ella sacuda a los malvados?
Ella se trueca en arcilla de sello,
se tiñe lo mismo que un vestido.
Se quita entonces su luz a los malvados,
y queda roto el brazo que se alzaba.
¿Has penetrado hasta las fuentes del mar?
¿has circulado por el fondo del Abismo?

¿Se te han mostrado las puertas de la Muerte?
¿has visto las puertas del país de la Sombra?
¿Has calculado las anchuras de la tierra?
Indícalo, si sabes todo esto.
¿Por dónde se va a la morada de la luz?
y las tinieblas, ¿dónde está su sitio?
para que puedas llevarlas a su término,
guiarlas por los senderos de su casa.
Si lo sabes, ¡es que ya habías nacido entonces,
y bien larga sería la cuenta de tus días!

¿Has llegado a los depósitos de nieve?
¿Has visto las reservas de granizo,
que yo guardo para el tiempo de angustia,
para el día de batalla y de combate?
¿Por qué camino se reparte la luz,
cuando derrama centellas por la tierra?
¿Quién abre un canal al aguacero,
a los giros de los truenos un camino,
para llover sobre tierra sin hombre,
sobre el desierto donde no hay un alma,
para abrevar a las soledades desoladas
y hacer brotar en la estepa hierba verde?
¿Tiene padre la lluvia?
¿quién engendra las gotas de rocío?
¿De qué seno sale el hielo?
¿quién da a luz a la escarcha del cielo
cuando las aguas se endurecen como piedra
y se congela la superficie del abismo?

¿Puedes tú anudar los lazos de las Cabrillas
o desatar las cuerdas de Orión?
¿Haces salir a su tiempo al Lucero del alba?
¿conduces a la Osa con sus crías?
¿Conoces las leyes de los Cielos?
¿aplicas en la tierra su fuero?
¿Levantas tu voz hasta las nubes?,
la masa de las aguas ¿te obedece?
A tu orden, ¿los relámpagos parten,
diciéndote: «Aquí estamos”?
¿Quién puso en el ibis la sabiduría?
¿quién dio al gallo inteligencia?
¿Quién tiene pericia para contar las nubes?
¿quién inclina los odres de los cielos,
cuando se aglutina el polvo en una masa
y los terrones se pegan entre sí?

¿Cazas tú acaso la presa a la leona?
¿calmas el hambre de los leoncillos,
cuando en sus guaridas están acurrucados,
o en los matorrales al acecho?

¿Quién prepara su provisión al cuervo,
cuando sus crías gritan hacia Dios,
cuando se estiran faltos de comida?
¿Sabes cómo hacen sus crías las rebecas?
¿has observado el parto de las ciervas?
¿Has contado los meses de su gestación?
¿sabes la época de su alumbramiento?
Entonces se acurrucan y paren a sus crías,
en pleno desierto depositan su camada.
Y cuando ya sus crías se hacen fueres y grandes
se marchan y no vuelven más a ellas.

¿Quién dejó al onagro en libertad
y soltó las amarras del asno salvaje?
Yo le he dado el desierto por morada,
por mansión la tierra salitrosa.
Se ríe del tumulto de las ciudades,
no oye los gritos del arriero;
explora las montañas, pasto suyo,
en busca de toda hierba verde.

¿Querrá acaso servirte el buey salvaje,
pasar la noche junto a tu pesebre?
¿Atarás a su cuello la coyunda
¿rastrillará los surcos tras de ti?
¿Puedes fiarte de él por su gran fuerza?
¿le confiarás tu menester?
¿Estás seguro de que vuelva,
de que en tu era allegue el grano?

El ala del avestruz ¿se puede comparar
al plumaje de la cigüeña y del halcón?
Ella en tierra abandona sus huevos,
en el suelo los deja calentarse;
se olvida de que puede aplastarlos algún pie,
o cascarlos una fiera salvaje.
Dura para sus hijos cual si no fueran suyos,
por un afán inútil no se inquieta..
Es que Dios la privó de sabiduría,
y no la dotó de inteligencia.
Pero en cuanto se alza y se remonta,
se ríe del caballo y su jinete.

¿Das tú al caballo la bravura?
¿revistes su cuello de tremolante crin?
¿Le haces brincar como langosta?
¡Terror infunde su relincho altanero!
Piafa de júbilo en el valle,
con brío se lanza al encuentro de las armas.
Se ríe del miedo y de nada se asusta,
no retrocede ante la espada.
Va resonando sobre él la aljaba
la llama de la lanza y el dardo.
Hirviendo de impaciencia la tierra devora,
no se contiene cuando suena la trompeta.
A cada toque de trompeta dice: “¡Ah!”;
olfatea de lejos el combate
las voces de mando y los clamores.

¿Acaso por tu acuerdo el halcón emprende el vuelo,
despliega sus alas hacia el sur?
¿Por orden tuya se remonta el águila
y coloca su nido en las alturas?
Pone en la roca su mansión nocturna,
en un picacho su guarida inexpugnable.
Su presa acecha desde allí
desde lejos la divisan sus ojos.
Alimenta de sangre a sus polluelos;
donde hay muertos, allí está.

Y Yahvéh se dirigió a Job y le dijo:
¿Cederá el adversario de Sadday?
¿El censor de Dios va a replicar aún?

Y Job respondió a Yahvéh:
He hablado a la ligera: ¿qué voy a responder?
Me taparé la boca con mi mano.
Hablé una vez…, no he de repetir
dos veces…, ya no insistiré.

SEGUNDO DISCURSO

Señorío de Dios sobre las fuerzas del mal.

Yahvéh respondió a Job desde el seno de la tempestad y dijo:
Ciñe tus lomos como un bravo:
voy a preguntarte y tú me instruirás.
¿De verdad quieres anular mi juicio?
para afirmar tu derecho ¿me vas a condenar?
¿Tienes un brazo tú como el de Dios?
¿truena tu voz como la suya?
¡Ea, cíñete de majestad y de grandeza
revístete de gloria y de esplendor!
¡Derrama la explosión de tu cólera
con una mirada humilla al arrogante
¡Con una mirada abate al orgulloso,
aplasta en el sitio a los malvados!
Húndelos juntos en el suelo,
cierra sus rostros en el calabozo!
¡Y yo mismo te rendiré homenaje
por la victoria que te da tu diestra!

Behemot.

Mira a Behemot.
Se alimenta de hierba como el buey.
Mira su fuerza en sus riñones,
en los músculos del vientre su vigor.
Atiesa su cola igual que un cedro,
los nervios de sus muslos se entrelazan.
Tubos de bronce son sus vértebras,
sus huesos, como barras de hierro.
Es la obra maestra de Dios:
su autor le dio su espada,
pues los montes le aportan un tributo,
y todas las fieras que retozan en ellos.
Bajo los lotos se recuesta,
en escondite de cañas y marismas.
Los lotos le recubren con su sombra,
los sauces del torrente le rodean.
Si el río va fuerte, no se inquieta,
firme está aunque un Jordán le llegue hasta la boca.
¿Quién, pues, podrá prenderle por los ojos
taladrar su nariz con un punzón

Leviatán

Y a Leviatán ¿le pescarás tú a anzuelo,
sujetarás con un cordel su lengua?
¿Harás pasar por su nariz un junco?
¿taladrarás con un gancho su quijada?
¿Te hará por ventura largas súplicas?
¿te hablará con timidez?
¿Pactará contigo un contrato
para ser tu siervo por siempre?
¿Te divertirás con él como con un pajarillo,
y lo atarás para juguete de tus niñas?
¿Traficarán con él los asociados?
¿se le disputarán los mercaderes?
¿Acribillarás su piel de dardos?
¿clavarás con el arpón su cabeza?
Pon tu mano sobre él:
¡al recordar la lucha no tendrás ganas de volver!
¡Sería vana tu confianza,
porque su vista sola aterra!
Si le despiertan, furioso se levanta,
¿y quién podrá aguantar delante de él?
¿Quién le hizo frente y quedó salvo?
¡Ninguno bajo la capa de los cielos!

Mencionaré también sus miembros,
hablaré de su fuerza incomparable.
¿Quién rasgó la delantera de su túnica
y penetró en su coraza doble?
¿Quién abrió las hojas de sus fauces?
¡Reina el terror entre sus dientes!
Su dorso son hileras de escudos,
que cierra un sello de piedra.
Están apretados uno a otro
y ni un soplo puede pasar entre ellos.
Están pegados entre si
y quedan unidos sin fisura.
Echa luz su estornudo,
sus ojos, como los párpados de la aurora.
Salen antorchas de sus fauces,
chispas de fuego saltan.
De sus narices sale humo
como de un caldero que hierve junto al fuego.
Su soplo enciende carbones,
una llama sale de su boca.
En su cuello se asienta la. fuerza,
y ante él cunde el espanto.
Cuando se yergue, se amedrentan las olas,
y las ondas del mar se retiran.
Son compactas las mamellas de su carne:
están pegadas a ella, inseparables.
Su corazón es duro como roca,
resistente como piedra de molino.
Le alcanza la espada sin clavarse,
lo mismo la lanza, jabalina o dardo.
Para él el hierro es sólo paja,
el bronce, madera carcomida.
No le ahuyentan los disparos del arco,
cual polvillo le llegan las piedras de la honda.
Un junco la maza le parece,
se ríe del venablo que silba.
Debajo de él tejas puntiagudas:
un trillo que va pasando por el lodo.
Hace del abismo una olla borbotante,
cambia el mar en pebetero.
Deja tras sí una estela luminosa,
el abismo diríase una melena blanca.
No hay en la tierra semejante a él,
que ha sido hecho intrépido.
Mira a la cara a los más altos,
es rey de todos los hijos del orgullo.

Última respuesta de Job.

Y Job respondió a Yahvéh:
Sé que eres todopoderoso:
ningún proyecto te es irrealizable.
Era yo el que empañaba el Consejo
con razones sin sentido.
Sí, he hablado sin inteligencia
de maravillas que me superan y que ignoro.
(Escucha, deja que yo hable:
voy a interrogarte y tú me instruirás.)
Yo te conocía sólo de oídas,
mas ahora te han visto mis ojos.
Por eso retracto mis palabras,
me arrepiento en el polvo y la ceniza.

loose dijo...

Mucho, amigo Cornelius. Dependiendo de la educación socio-cultural, unos más y otros menos. En Méjico, por ponerte un ejemplo, es una fiesta, tienen tan bien asumido el final, que para ellos, es solo el comienzo de una nueva vida. La vida eterna.

Los que no lo asumen, los que no lo aceptan, los que se aterran,....son aquéllos que no viven su vida plena.

Un besito.

Miguel Ángel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonio Abad Diaz Ortega dijo...

Me parece que dentro de las formas de vida que conocemos, el ser humano es un privilegiado.
Creo que no hay nada mas poderoso que la combinacion de unas manos, un cerebro y un corazon humanos.
Pienso que deberiamos dar gracias por eso y sacar el mejor partido mientras podemos.
Despues quien sabe, tal vez pasamos a un estado mejor.
Ñamento que te sientas mal, pero tal vez debieramos adoptar otra perspectiva sobre la vida-muerte ó muerte-vida, que en definitiva me parece que son partes de la misma existencia.
Un abrazo.

Vane dijo...

Si lo único seguro es la muerte, ¿que nos queda?, vivir al máximo todos los días, así como si fuera el último.

Muy lindo el post y la imagen que subiste.

Un saludo!

salud equitativa dijo...

querido amigo CORNELIVS: somos parte del ciclo, nuestra esencia está en los afectos y no en el cuerpo... llegamos indefensos y nos vamos del mismo modo, sin retener el tiempo, atándonos a los recuerdos... en la conciencia que más allá de nosotros siempre estarán aquí las arenas, con diferente paisaje, pero siempre aquí, guardando la ilusión del haber sido. Un abrazo muy grande desde ARGENTINA. Víctor

Selma dijo...

¡Qué escalofrio me ha recorrido al leerte, Cornelivs...!

Pero todo y que sabemos que "Tempus fugit" nos queda" Carpe diem"...

Oscula multa, Cornelivs, Amicus!

Cornelivs dijo...

SILVIA: Besos para ti tambien, querida amiga. Un abrazo.

1MATI: Gracias por tus animos, amiga. Un abrazo.

MIGUEL ANGEL: Gracias de nuevo y un cordial saludo.

LOOSE: Asi es; y gracias por tu gran comentario, Loose. Un abrazo.

ANTONIO ABAD: Llevas razón. Enormes gracias por tu sabio comentario, amigo. Un abrazo.

VANE: Asi es, vivir la vida plenamente, un abrazo!

SALUD EQUITATIVA: Igual de grande es el abrazo que te envio desde España, querido amigo.

SELMA Oscula multa para ti tambien! Un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Como muy bien dices, querido amigo, la semilla de la muerte está en el nacimiento. Yo, sin embargo, no me lamento de que nuestro paso por la vida sea finito. Eso es, precisamente, lo que da valor a la vida. Besos, querido cornelivs.

Bacdiras dijo...

El final donde hay principio. ¿Dónde no hay ninguno de los dos?

Un abrazo.

Myr dijo...

Llego un poco tarde, discúlpame.

Siento la pérdida del padre de tu amigo Y coincido con el comentario que te hizo ISABEL LA ROMANA.

Besos

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Entiendo tus palabras, son sensaciones y pensamientos que muchas veces nublan nuestro ser...pero nacemos para vivir....y luego a ser tierra...un abrazo

IndeLeble dijo...

Difícil aceptar que la vida es tan finita ...Cuando somos muy jóvenes no se pasan los días nunca y despues es un instante y nos damos cuenta que tantas cosas no hemos hecho por tal o cual cosa...No es nada fácil aceptarlo aunque a veces sentimos ganas de morirnos!

E-migrad@ dijo...

Ante todo, lamento el fallecimiento del padre de tu amigo... y es entendible la emoción y por qué no también, ponerse a pensar en los que tenemos a nuestro alrededor y en nosotros mismos.

Sabés qué creo? Que a lo largo de la vida, desde el inicio, vamos hilando situaciones que se terminan resolviendo ó no. Si se resuelven, forman parte del camino, si no... se convierten en lastres que nos atan y nos hacen más difícil el caminar y te lo digo por experiencia...

Si hace 15 años me hubieran preguntado si le temía a la muerte, la respuesta hubiera sido un "Sí" rotundo. Hoy, haciéndome esa pregunta, la respuesta es "No".Hace 15 años tenía un montón de cosas irresueltas en mi vida, temas nodales, que necesitaban de una respuesta. Ahora me siento muchísimo más liberada y tranquila para todo, incluso para morir. Lo único que me genera cierto movimiento interno sería el tema del "sufrimiento", nada más.

Las únicas muertes a las que temo, ahora, es a la de mis viejos... que un día suene el teléfono y yo esté a 12000 kms de donde debería haber podido estar. Y claro, la de mi esposa... ya no me preocupa ni me asusta pensar en mi propia muerte.

Un beso, E-migrad@

Alimontero dijo...

Mi querido amigo, vine a saber de tí y a dejarte un gran abrazo!
Uno grande, largo... con todo mi corazón!

Beso Cornelivs!

Ali

Silvia_D dijo...

Besos y feliz semana, corazón

Marinel dijo...

Jo, Cornelivs, qué tristeza me provoca pensar en llegar a esa edad tardía, habiendo perdido tanto en el camino!...
Y pensarme vieja y cansada, sin la alegría que aporta la juventud propia o de los hijos...
Sin embargo, a pesar de saberme finita, limitada, abocada al inexorable final,algún día...
Me gusta haber nacido, y seguir recorriendo este espacio hasta llegar a ese otro desconocido.
Quiero creer que será mejor,por eso no se vuelve a este.
Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El texto es oportuno. En nuestra vanidad occidental hemos dejado de comprender que somos, precisamente, porque morimos. Reflexionar sobre ello no debe ser algo extraño, por lo tanto.
Saludos.

Silvia dijo...

holis!la vida nos permite seguir disfrutando de su mano...arremetamos y gocemos de ella a full.mientras podemos...
cuidate.besotes silvia cloud

disa dijo...

A片下載,成人影城,愛情公寓,情色貼圖,情色,色情網站,色情遊戲,色情小說,情色文學,色情,aio交友愛情館,色情影片,臺灣情色網,寄情築園小遊戲,情色論壇,嘟嘟情人色網,情色視訊,愛情小說,言情小說,一葉情貼圖片區,情趣用品,情趣,色情漫畫,情色網,情色a片,情色遊戲,85cc成人片,嘟嘟成人網,成人網站,18成人,成人影片,成人交友網,成人貼圖,成人圖片區,成人圖片,成人文章,成人小說,成人光碟,微風成人區,免費成人影片,成人漫畫,成人文學,成人遊戲,成人電影,成人論壇,成人,做愛,aio,情色小說,ut聊天室,ut聊天室,豆豆聊天室,聊天室,尋夢園聊天室,080視訊聊天室,免費視訊聊天,哈啦聊天室,視訊聊天,080聊天室,080苗栗人聊天室,6k聊天室,視訊聊天室,成人聊天室,中部人聊天室,免費視訊,視訊交友,視訊美女,視訊做愛,正妹牆,美女交友,玩美女人,美女,美女寫真,美女遊戲,hi5,hilive,hi5 tv,a383,微風論壇,微風