"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

jueves, 16 de abril de 2015

La vida es un juego


El domingo pasado, mientras me hacia la tirada larga de los domingos, como preparación para la Maraton de Madrid, se me ocurrió que la vida es como una gran tienda de juguetes que un buen dia, y por esa sola ocasión, decide compartir su genero, gratis, con todos los clientes. La tienda decide abrir  a las 9,00 de la mañana. En esa tienda hay  juguetes de todos los tipos, colores, y para niños/as  de todas las edades, desde el clásico parchís, oca y ajedrez, hasta la mas moderna consola, y también hay juegos de ordenador, wii, etc… También hay dinero, oro, plata, y joyas valiosas, por si los niños quieren jugar también con estas cosas.  Allí hay de todo; el paraíso para divertirse y pasar un dia estupendo.

A todos los que van allí  se les da plena libertad, podrán coger todo lo que deseen, podrán tocarlo todo,  incluso se les permite intentar juntar cosas y mas cosas, para así tener más que los demás. Se les dice que pueden quedarse allí a jugar todo el santo dia, pero se le indica muy  claramente a todo el mundo que  por la noche, justo a las 21,00 horas, el establecimiento cierra sus puertas, y  tendrán que dejarse todos los juguetes y demás enseres en la tienda, sin que puedan llevarse nada a sus casas.

Muchos niños intentan quedarse con la mayoría de las cosas, en vez de jugar acaparan juguetes y mas juguetes, atesoran monedas y mas monedas de las que se llenan los bolsillos y... ni juegan ni dejan jugar a los demás.  Otros chicos, por el contrario, deciden pasarlo bien, y se dedican a jugar, a divertirse con todas las cosas que dicho establecimiento ha puesto a tu disposición.
Tu elijes.
Saludos.