"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

lunes, 29 de junio de 2015

Mitad cigarra...

...y mitad hormiga. Y me explico. La frase en si dice esto: "En esta vida hay que ser mitad cigarra y mitad hormiga”. Esta frase popular de mi pueblo, que de niño oí en boca de mi abuelo y de otros  viejos  para mi siempre ha sido una sabia enseñanza. Parece decirnos que todo exceso es pernicioso: la cigarra se dedica a cantar todo el verano y no trabaja, asi llega el invierno y al no haberse proveido de alimento, muere,  lo cual es malo. Por el contrario, la hormiga es el otro extremo: está siempre trabajando, triste vida la suya, porque no disfruta nada, cosa que tambien es mala. Para mi suerte o desgracia, yo tengo mas de hormiga que de cigarra: es lo que me han enseñado. Aunque poco a poco, sin descuidar mi deber ni olvidar que soy un padre de familia, tambien estoy aprendiendo a pasar algunos ratitos como cigarra.

Que curiosa es la experiencia que dan los años... Por ello  los recuerdo con infinito cariño, como a mi abuelo,  que me decia que los años dan experiencia, pero no sabiduria, "porque nadie nace enseñado, nieto" -me decía-, "...yo ya  tengo 87 años y  aprendo todos los dias cosas nuevas".  Mientras más años cumplo,  más lo admiro y lo comprendo. Tenia sus manias y sus defectos, como todo el mundo, pero era lo suficientemente humilde como para no creérselo, y nunca desterró su voluntad ni sus ganas de aprender, y esto es importantisimo.  Lo cierto es que yo lo adoraba; cuando de pequeño me preguntaban que a quién queria mas, a mi padre o a mi madre, yo siempre respondia: "a mi abuelo".
.
Y aunque normalmente las arrugas traen consigo la experiencia y la sabiduria, tambien hay alguna que otra excepcion que confirma la regla,  como la de aquellos viejos/as  que por el mero hecho de serlo ya creen saberlo todo, auto-invistiendose de una autoridad que no se han ganado, o bien presumiendo de que "estan de vuelta de todo" cuando lo cierto y verdad es que nunca han ido a ninguna parte.
.
De nuevo me doy cuenta de que vivo en un orden muy viejo. Volviendo al tema de la cigarra y de la hormiga. Cuando pienso que la frase antes expuesta  es un invento del siglo XX, me encuentro con la sorpresa de que hace mas de dos mil años, los viejos griegos decian lo mismo. ¿Que no? Oid a Platón:

“El hombre es un auriga que conduce un carro tirado por dos briosos caballos: el placer y el deber. El arte del auriga consiste en templar la fogosidad del corcel negro (placer) y acompasarlo con el blanco (deber) para correr sin perder el equilibrio”.

Saludos.

5 comentarios:

Salvador Cárdenas Viedma dijo...

Muy bueno, Pablo. Reflejas muy bien lo que dices y lo que quieres decir.

Agen Ace Maxs Terpercaya dijo...

Recuerde que si usted tiende a culpar a las circunstancias, condiciones y demás usted perderá el control sobre sí mismo.

Manfaat Kulit Manggis Untuk Tumor dijo...

Haga esto siempre creo que toda su confianza en sí mismo, y tirar todas sus dudas solo se limite a salir adelante.

María dijo...

Sigues publicando y yo sin enterarme y otros muchos más tampoco.

Si es que no se te ve por ahí, de casualidad vi la entrada desde mi pluma de cristal, espero estés bien.

Un beso.

Myriam dijo...

Pues si y en ese equilibrio esta la salud.

Que grande tu abuelo, que bello recuerdo!!!

De acuerdo contigo, no todo el mundo envejece como debiera
y habiéndose ganado las canas con honor y en buena lid.
En tal caso, en avanzada edad, solo se acrecientan los defectos.

Un abrazo