"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 17 de mayo de 2008

Genesis

Esta mañana estoy escuchando "Selling England by the pound" y "Foxtrot", de Genesis, (1.976 y 1974 respectivamente), mi banda favorita de aquella epoca, ohh, que delicia, observad a un jovencisimo Peter Gabriel (se maquillaba, se disfrazaba, etc), y a un no menos jovencisimo Phil Collins ¡con pelo! Lo malo es que cuando se fue Peter Gabriel bajaron mucho de nivel. Son un buen exponente del rock sinfónico de los 70 y de los 80.



Que tiempos... aqui teneis varios videos de aquella epoca. Que los disfruteis.

Salu2.

viernes, 16 de mayo de 2008

Adivina quien canta esta noche...

Me gusta el buen Jazz, y como hoy es fiesta local tengo un poco más de tiempo, de modo que voy a escribir sobre una persona que conoceis bien, y cuya identidad no tardaréis en adivinar. Es uno de mis grandes ídolos, e invito a todos, expertos y profanos a que investiguen sobre el tema y oigan sus canciones, seguro que se enamoraran de ella, al igual que yo. Os voy a dar varias pistas.

Esta chica, nació el 15 de Abril de 1.915, en Baltimore, y sus padres se llamaban Clarence y Sadie. Le fue impuesto el nombre de Eleanora, aunque su madre la llamaría Nora. Su infancia fue terrible: su padre abandonó el hogar conyugal, la chica, soltera, perdió su empleo como doméstica al quedar encinta, sufrió malos tratos, tuvo que trabajar de limpiadora, sufrió un intento de violación, fue encerrada en un reformatorio, etc, su infancia no fue fácil. Pero empezó a aficionarse por la musica. A la madame de un burdel proximo le hacia los recados gratis, a cambio de que le permitiera quedarse oyendo discos en la gramola del salón para los clientes, allí oia a sus dos idolos, Bessie Smith y Louis Armstrong.

Todo cambió en 1.930, en Nueva York. La chica acababa de salir de la cárcel de mujeres de Welfare Island, tras cumplir una condena de 4 meses por prostitución y necesitaba ganar dinero para que ella y su madre pudieran sobrevivir en el apartamento que tenian alquilado en Brooklyn. Entró en un local donde solicitaban bailarinas. Se trataba del “Pod’s and Jerry’s” celebre por su pollo frito y porque Willie “The Lion” Smith, famoso pianista, tocaba allí sin dejar de conversar con el bombin puesto y un gran cigarro entre los labios. Ella no sabia bailar, a punto estuvieron de echarla, pero dijo que sabia cantar, y cantó “Trav’lin All Alone”. El ruido fue disminuyendo, y al final, todo el mundo se miraba absorto. Habia nacido la voz del jazz.

Y allí siguió, hasta que un dia entró en el local el famoso critico y productor John Hammond, que quedó sumamente impresionado. Noche tras noche se pasaba por el local donde ella cantaba, y Hammond se llevó allí nada mas y nada menos que a Beny Goodman, Mildred Bailey o Joe Glaser, manager de Louis Armstrong. Ya por aquel tiempo empezó con las drogas. Cantó luego en otros locales de Harlem, como el Alambra Grill y el Hot-Cha Bar, y en Abril de 1.935 debutó en el Apollo Theater, el templo del jazz en aquella epoca. Triunfó. Incluso participó en la película de Arthur Lubin, “New Orleans”, al lado de Louis Armstrong.

Vocalista con el famoso pianista “Teddy Wilson and his Orchestra”. La primera sesión grabada en disco fue el 2 de Julio de 1.935, y la leyenda de la chica empezó a crecer. Al año siguiente, ya grababa discos como la titular de la orquesta, desplazando al propio Teddy Wilson. Pero atención, con fecha 25 de Enero de 1.937 la chica conoció a ciertos músicos de la orquesta de Count Basie, todos grandes, y uno especial para la chica, Lester Young. Asi surgiría la famosa compenetración artística entre la chica y Lester Young, autores de algunos de los registros que llegaron a ser autenticas obras maestras. La chica pretendia que su voz sonara como un instrumento, mientras que Lester se interesaba por dotar a sus ejecuciones de una expresividad “vocal”, y ya empezaban a asomar, de vez en cuando, los desfases ritmicos y los gorgoritos que darian lugar al Be-bop. El apego de la chica a utilizar tiempos medios y lentos se entrecruzó con la adicción de Lester a las ejecuciones meditabundas e introvertidas, el clima emocional de sus composiciones era, musicalmente hablando, casi celestial. Estaba llegando a su cenit. Miles Davis comentaria de ella que “…la chica no necesita instrumentos de viento, suena como uno de ellos”, y añadiríamos que esta chica fue la unica cantante de jazz inscrita en la linea maestra de la evolución del jazz, pues estuvo entre lo mas avanzado del jazz antes del bebop, pero tambien cumplió la función de sobresaliente innovadora en todas las zonas de la expresión individual.

En 1.937 vuelve a juntarse con la orquesta de Count Basie en el Savoy Ballroom del Harlem de Nueva York, grabando en 1.937, el 3 de Noviembre, “I can’t get started”. Que delicia. Pero atraviesa problemas personales. Las drogas terminan de engancharla.

Pero la chica no queria cantar blues, solo jazz, de modo que terminó con Count Basie. Otro clarinetista, el gran Artie Shaw, uno de mis favoritos, la rescata, y se la lleva a Boston, en el mes de Abril, Artie Shaw la llevaria de nuevo al cenit de la fama. El dia 20 de Abril de 1.939, graba “Strange Fruit”.

1.940, conoce a un joven Bird.

Seguia con las drogas. Pero cada cancion que canta, cada disco que graba, es un éxito rotundo, y la eleva aun más a los altares del Jazz. En Mayo de 1.942 vuelve a la costa oeste para cantar en los Angeles, en el “Billy Berg’s Trouville Club”, donde conoce a Orson Welles. En 1.943 aparece como la primera en las encuestas. El 18 de Enero de 1.944 canta con Roy Eldridge (trompeta), Jack Teagarden (trombón), Coleman Hawkins (saxo tenor) Barney Bigard (clarinete) Art Tatum (piano), Al Casey (guitarra) Oscar Pettiford (contrabajo) y Sydney Cattlett (bateria), vaya constelación, cantando la chica el majestuoso “Do Nothin ‘till You Hear from Me” . Norman Granz presenta a la chica en la Filarmonic Hall de Los Angeles. Otra obra maestra: “All of Me”, en 1.946.

En 1.948 es aclamada en el Carnegie Hall, donde se habia organizado un concierto en su honor, llamado “Welcome Home”. Siguen los exitos. Años enteros siendo la numero uno. En 1.954 coincide nada mas y nada menos que con Bird en el Festival de Newport, otra vez con Count Basie, Lester Young y Sarah Vaughan. Su discografía es inmensa.

10 de Noviembre de 1.956, ultimo concierto en el Carnegie Hall, con Coleman Hawkins y Roy Eldridge. Fue el canto del cisne. A partir de ahí completó su proceso de autodestrucción. Comienza el infierno. La adiccion a la heroína es demasiado fuerte, reyertas, carcel, desolación, desengaños, persecución policial, y el implacable racismo acabaron con ella. Ahorraré sufrimiento y pasaré rapidamente por el ocaso de la Diosa. Ingresa en el Metropolitan Hospital de Harlem. Ya no lo abandonaría.

La inolvidable e irrepetible voz del Jazz, la más grande cantante de la historia del Jazz, murió a la temprana edad de 44 años, a las 3,15 horas de la madrugada del viernes, dia 17 de Julio de 1.959. Su nombre era...Billie Holliday.

Y mientras la evoco a estas horas de la noche, me fumo un cigarrillo con una copa de Disaronno, y con los ojos entornados escucho a medio gas, dulcemente, y en su recuerdo, Do Nothin ‘till You Hear from Me.

Salu2.

jueves, 15 de mayo de 2008

El perdón

Algunas veces me he preguntado por qué nos resulta tan dificultoso perdonar al prójimo. En verdad que resulta harto complicado, nos cuesta una enormidad olvidar las ofensas ajenas, y cuando perdonamos, o hacemos “como que” perdonamos, casi todos insinuamos para nuestros adentros, o bien lo expresamos claramente, el famoso “perdono, pero no olvido”, recordamos los agravios ajenos durante mucho tiempo y nos queda por dentro un “no se que”, que nos escuece. Pues, ¡para qué hablar de cierta civilización, según los cuales “la venganza es un plato que se sirve frio”! El “ojo por ojo y diente por diente” de siempre.

Las religiones conciben el perdón como algo sagrado. Siempre había creído, porque así se me enseñó, que era menester perdonar para ser nosotros también perdonados, pues si yo no perdono, a mi tampoco se me perdonaría; que siempre había que “poner la otra mejilla”; y además que si el ladrón “te quitaba la tunica, había que darle también el manto”. De hecho en el padrenuestro todos dicen: “perdónanos nuestras ofensas, como nosotros (?) perdonamos a los que nos ofenden”.

Pero luego la realidad era otra, pues observaba que mientras que los feligreses (esos si) pedían perdón por sus ofensas, luego a juzgar por sus rostros y comportamiento cuando salian de la Iglesia, es obvio que ellos no perdonaban a los que los ofendían, ni miraban a su vecino que estaba al lado, y seguían años y años sin hablarse con fulanito, porque estaban enemistados con él por la linde, por la herencia, o por el noviazgo con la nuera. No conocía a ningún feligrés que cuando salía de la Iglesia fuera corriendo a perdonar a su agresor, o simplemente, que cuando se cruzara con el por la calle volviera a decirle un simple “buenos dias”. Al revés: el mismo orgullo y altanería de siempre, y como ellos valen muchísimo, como son de oro “que sea el otro” el que se “rebaje” ellos no, hasta ahí podíamos llegar, faltaba más. Mientras muchos rezaban el “padrenuestro” o inmediatamente después, estaban poniendo verde a su enemigo, pensando en como darle no una sino siete bofetadas, en vengar esta ú otra ofensa o en quedar por encima del vecino.

Aquello me parecia irreal e ilógico, porque se decia una cosa y se hacia otra. Y luego empecé a darme cuenta de los efectos que causa el NO perdonar observando a algunas personas que acumularon toneladas de odio en su corazón durante años y lustros. Pude observar el efecto que el odio causó en esas personas, las corroyó poco a poco por dentro.

Había algo que no cuadraba. Por si fuera poco, también descubrí otro grave error en el que caí, que era pensar que con la penitencia se reconciliaba uno con Dios, error del cual me di cuenta después cuando leí en el Catecismo que mediante dicho sacramento con quien se reconciliaba uno “era con la Iglesia”. A partir de dicho momento, dicho sacramento dejó de interesarme en absoluto, pues es la Iglesia la que debería de reconciliarse con nosotros, por el tremendo daño secular que nos ha causado, preguntadle a Galileo, a Giordano Bruno, a Copérnico y a los demás.

No salí de mi perplejidad hasta que abandoné la concepción judeo-cristiana del perdón, y comencé a leer a Krisnamurti y a Sharma (entre otros) y a navegar un poco por la filosofia oriental (mucho mas avanzada que la occidental en ese tema, como en tantos más). Comprendí que estaba profundamente equivocado. Parece que para los orientales la función básica del perdón no es religiosa, el perdón no es tanto un acto de generosidad ni el cumplimiento de una obligación religiosa; sino que es eminentemente una cuestión práctica, perdonar es necesario, algo así como un mecanismo psicológico de protección que es decisivo para la salud fisica y mental del individuo, y para procurar su paz interior. La pista me la dieron estos autores, que llegaron a decir que no es inteligente cargar toda la vida con un enemigo a tu espalda, pues su estatus de “enemigo” le dará muchas oportunidades en tu mente, dado que fomentará multitud de pensamientos negativos que se recrearán en tu mente: venganza, envidia, rencor, etc”. Además, incluso Séneca decía que el no perdonar era de animo cobarde y pusilánime, y que solo a la persona que fuera absolutamente perfecta y no tuviera ninguna imperfeccion se la podia dispensar de perdonar a nadie.

Me explico. Creo que solo los fuertes perdonan, y yo diría que además prácticos; pues si no perdono a mi enemigo lo estoy odiando, con lo cual me estoy poniendo a su mismo nivel, y además lo estoy fortaleciendo en mi mente. Si yo no perdono estoy haciendo del agravio o del daño que he sufrido mecanismos que harán que se alimente dentro de mí la enemistad y el rencor. ¡Me estoy convirtiendo en uno de ellos! Es decir, creo que el problema no está en que el enemigo sea o deje de ser fuerte, sino en que si no perdonamos somos nosotros mismos quienes lo estamos haciendo fuerte en nuestra mente, dándole unas oportunidades y un tiempo que no se merecen, y eso, además, conlleva un esfuerzo intelectual un desgaste por nuestra parte que, sinceramente, no merece la pena. El mezquino no se merece ni un minuto, ni un segundo de mi tiempo. Si no podemos perdonar por nobleza de corazón, perdonemos al menos para quitarnos de en medio el solemne coñazo que supone el tener siempre en nuestra mente el mismo pensamiento negativo sobre el “enemigo”.

Tendríamos que olvidar, perdonar, intentar ser felices y dejar que nuestra vida transcurra lejos de pensamientos negativos a los que no deberíamos de dar cabida en nuestra mente. ¿Que ocurre si no lo hacemos?: Estaremos enfados, malhumorados, frustrados, iracundos, vengativos, y siempre recordando las situaciones que desencadenaron la enemistad. A veces esto dura durante años. Por muy grave que sea la ofensa o el daño, peor será el protagonismo negativo que tu le darás en tus pensamientos durante toda tu vida. Si no podemos perdonar a una persona, el problema está en nosotros, estaremos siempre cociendonos en nuestro propio resentimiento, y somos nosotros los que pagaremos el coste.


Además, deberíamos compadecer, más que reprochar, bastante desgracia tienen siendo así, demasiada carga tienen los mezquinos (los envidiosos por ejemplo, por hablar del pecado capital español), que no pueden esperar la generosidad de nadie, bastante tienen con el sufrimiento que les ocasiona su propia envidia.


Además, no somos ecuánimes: vemos nuestro propio dolor, pero no los motivos de los demás y quizás nosotros en su piel hubiéramos procedido de igual forma o incluso peor. A veces ignoramos que detrás de cada persona se esconde una infancia difícil, unas circunstancias personales complicadas ú otras muchas cuestiones. Sintámonos felices y agradecidos si tenemos la suerte de que la vida nos ha premiado con equilibrio, honradez y virtudes.

Quizás lo que más desconcertará a tu enemigo es tu perdón. Si algunas veces nos han perdonado sin merecerlo, nuestro “enemigo” se ha puesto inmediatamente por encima de nosotros. Es más, a lo mejor nos ha hecho sentir culpables y hemos pensado en él como una persona que se ha situado por encima de pensamientos ruines y cuya actitud lo lleva ante nuestro ojos a una nueva altura de miras.

Que razón llevaba Krisnamurti: Mientras más perdones, más feliz serás. O Gandhi: “Ojo por ojo y el mundo acabará ciego”.

Salu2.

miércoles, 14 de mayo de 2008

Lentitud endémica

Leo en Expansión que el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, aseguró (8.5.2008) que los tribunales españoles sufren una "lentitud endémica" que hay que solucionar, pero añadió que no es correcto decir que el sistema judicial sufre un "colapso" o es un "caos". Asegura que se están tomando medidas para resolver los "males estructurales" del sistema. Al parecer, el ministro sostuvo que es cierto que la Justicia sufre un retraso "endémico", algo que tiene que ver con los "males estructurales" derivados de que la democracia heredó del anterior régimen una estructura judicial "raquítica". No obstante, señaló que esto no debe llevar a concluir que los Juzgados sufren "un colapso o un caos".
.

Si no me equivoco parece que el Ministro niega o soslaya el colapso de la Justicia, e intuyo también que desoye, o al menos así lo interpreto, las reiteradas peticiones de apoyo del Consejo General del Poder Judicial, que reivindica unas infraestructuras mas modernas y acordes con el volumen de procedimientos judiciales en tramitación, puesto que con los medios actuales es imposible manejar con la eficiencia, seriedad y profesionalidad que serian deseables el volumen de demandas y casos que hay que atender todos los días. Muchos jueces y miembros de la carrera judicial están muy pero que muy agobiados por el exceso de trabajo y los pocos medios, clamando en muchísimos partidos judiciales por la creación de nuevos Juzgados y la dotación de más funcionarios y más medios.

Bueno pues ahora resulta que la culpa de eso la tiene el “anterior régimen”, es decir, la dictadura. Balones fuera. Me parece de chiste, pues la dictadura terminó hace la friolera de 32 años y pico. España en este tiempo ha evolucionado y se ha modernizado enormemente; hace tiempo que entramos en Europa y en la OTAN; estamos entre los países más prósperos, y aunque tenemos nuestra crisis inmobiliaria y económica a cuestas, gozamos de buena tecnología, y prácticamente la inmensa mayoría de los sectores sociales han mejorado y evolucionado. Todo menos la Justicia, que sufre un “retraso endémico”, como dice el Sr. Ministro.

Claro, la culpa es del antiguo régimen. ¿Es que en 32 años de democracia no ha habido tiempo para preocuparse del problema y arreglarlo, y conseguir, por fin, que el Poder Judicial deje de ser la “cenicienta de los tres poderes del Estado”, como dijo alguien?

El problema es mucho más grave de lo que parece. Si hay lentitud en la justicia, y el ciudadano tarda en obtener respuesta de los Tribunales, se está vulnerando su derecho constitucional a la “tutela judicial efectiva”, es decir, no basta con tener “derecho a ser protegido”, sino que además tenemos que “ser efectivamente protegidos”, y además serlo a tiempo, y no como cuando dice el refrán, “a liebre ida palos a la madriguera”; si como consecuencia de un error judicial se ocasiona un perjuicio, quien lo sufre es también el ciudadano, el pueblo, de quien emanan los poderes del Estado; el Legislativo hace las leyes, pero el encargado de “hacerlas cumplir” es el Poder Judicial, el cual tambien es filtro y controlador del Ejecutivo; si el funcionamiento de los Juzgados se ralentiza, por ejemplo, si las ejecuciones de las Sentencias por las causas que fueren no se agilizan y no se lleva un exhaustivo y riguroso control, pueden suceder acontecimientos lamentables. El asunto es lo bastante preocupante como para tomarselo en serio.

Vamos, digo yo.

Salu2.

martes, 13 de mayo de 2008

Comuniones

Estamos en Mayo, y este es el mes de las Comuniones, por excelencia, decenas de niños acuden a estas ceremonias. Todos muy bien arregladitos, perfumaditos, con sus vestidos ellas, con sus trajes encorbatados ellos, las niñas de novias, los niños de marineritos, todo muy bonito. Las parroquias se llenan de gente completamente desconocida para sus "habituales". Pero algo ha cambiado.
.
Antiguamente, todo era más espontáneo. Cuando se hacia la comunión, cada uno se iba a su casa, invitaba alli (en su casa) a los intimos de comer, luego te daban algun regalito como un exin castillos o un madelman para ellos y alguna muñeca o juego de la Srta. Pepis, para ellas (o algo semejante) dinero no desde luego, y despues cada uno marchaba para su casa. A los niños eran sus padres los que les enseñaban las oraciones, y cuando el cura pensaba que estaban preparados, hacian la ceremonia. El cura se llevaba su propina si los padres querían, pues era voluntario, el que podia o queria dejaba propina, y el que no, nada, y doy fe, que he sido monaguillo cuando niño. Fotografos: podia hacerte foto el que quisiera, el cura no se oponía.
.
Ahora no, esto se ha convertido en un circo, y (que alguno me perdone si lo ofendo) en una gran hipocresía social más forzada. La sociedad ha cambiado muchisimo. Y eso es lo que no comprendo, increible, el laicismo, afortunadamente, avanza lenta pero inexorablemente y seguimos haciendo las mismas tonterías que antaño. Ambos padres están de acuerdo en seguir con las convenciones. Muchas personas, creo que la mayoría, comentan que no lo hacen por espiritu o convencimiento, sino por costumbre y por no significarse ante los demás, cosa que me parece de una cobardía y de una estupidez incalificables. Ea, como lo hace todo el mundo, pues yo también, ¿donde va Vicente? Donde va la gente. Y luego la parafernalia circense que rodea estos eventos es digna de Holliwood: unos autenticos festines, vamos, ni las bodas tienen que ver ya con los banquetazos que se sirven en algunos sitios. Ahora hay tarjetas de invitación, reportajes fotograficos, minutas de los restaurantes, recuerdos para los invitados, la cestita con las chuches para los niños, ¡ah! Y hasta corte de la tarta, parecen bodas, repito. Los padres, en general, y salvese el que pueda, no enseñan las oraciones a sus hijos: ahora son los Catequistas, porque por decreto te ponen un catequista, se conoce que la pdb no confia tanto en nosotros. Tienes que empezar 4 años antes a catequizar (lo que se tarda en hacer una Carrera Universitaria) ¡¡¡desde los 5 años hasta los 9!!!. Antes, con unos meses era bastante. Ah, y el servicio hay que pagarlo obligatoriamente, quieras o no: 60 Euros por niño. Me ljode ser esclavo de la costumbre.
.
Reconozco que estaba profundamente equivocado cuando lei en la Biblia aquello de "la gracia la habeis recibido gratis, dadla gratis". Ahora se cobra por el servicio. ¿No es eso delito de simonía, como le pasó a Simon el Mago? Parece que los de la iglesia quieren olvidarlo, y eso me retuerce por dentro, por lo que conlleva y significa, no por la importancia que puedan tener sesenta malditos euros. Y lo gracioso del caso es que a la semana siguiente, de veinte niños, van a la Iglesia 10, a la semana siguiente 8 o 7, mas adelante 6 o 5, y asi sucesivamente, en una frecuencia decreciente e inexorable.
.
Fotografos: solo los Oficiales de la parroquia, y ojo, bajo pena de que el cura detiene la ceremonia si ve a otro haciendo fotos, si, si, yo he sido testigo. Si el padre quiere una foto de su hija en la ceremonia, tiene que ser del fotografo oficial, no del de su libre elección. Incalificable. Manda huevos, que diria Trillo.
.
Tambien hay otros casos particulares, como el caso de quien os escribe. El: escéptico y agnóstico convencido, que no niega lo trascendente, sino que vive en la permanente duda, y que busca sinceramente la verdad con la razón y la ciencia, no con la superstición y creencias ajenas; y por supuesto, en tajante y total desacuerdo con la politica de la iglesia y su modus actuandi, que quisiera sinceramente que sus hijos decidieran, una vez maduros, por si mismos. Ella: religiosa convencida y amante de la tradición. Dos fuerzas contrapuestas, y con la misma legitimidad y autoridad para educar a los hijos, tanto el como ella. Dos posturas perfectamente respetables, la una y la otra. ¿Que hacer? No es una situación fácil. ¿Como se logra el consenso en esos casos?
.
Puedo con un "adversario", la iglesia, pero no puedo al mismo tiempo contra dos: la iglesia y mi paz familiar. He optado por mostrarme condescendiente, y me ha costado trabajo. En fin, "Paris bien vale una misa", que diria el famoso Rey francés. Eso si, jamas he mentido a mis hijos, ni he procurado nunca que crean algo en lo que yo no creo, pues siempre me he mantenido completa y absolutamente al márgen del tema religioso, no les he dicho ni una sola palabra de tal materia, antes al revés: cuando han preguntado he sido siempre sincero y honrado con ellos. Se lo debo. Ahora bien, el hecho de una ceremonia puntual en cuestión no evitará, ni muchisimo menos, que gocen de una enseñanza libre y respetuosa, y procuraré que estas ceremonias no se conviertan en un lavado de cerebro o en una merma de sus posibilidades de desarrollo personal. Les contaré (ya me estan haciendo preguntas), mi propia experiencia personal: bautizado, comulgado y confirmado, con una muy rigida educación religiosa, que un buen dia a los 20 años descubrió lo maravilloso que es el imperio de la razón y que empezó a navegar solo y sin ayuda por el proceloso mar de las dudas; lo dificultoso que fue dicho viaje; el sufrimiento que llevó aparejado; pero, al final, lo libre y agusto conmigo mismo que, en ese sentido, me siento ahora. ¿Que otra cosa puedo hacer?
.
Salu2.
.

lunes, 12 de mayo de 2008

Yo discrepo.

He leido hoy en ABC digital el articulo "El caballo de Troya del laicismo", redactado por Juan Manuel de Prada. Desde la legitimidad que me da mi derecho constitucional a la libertad de expresión, os diré que, sin perjuicio del pleno respeto que siento por la opción religiosa que cada uno desee, no es menos cierto que discrepo frontalmente de dicho articulo. He aquí algunos parrafos que me han llamado especialmente la atención:

La sociedad está compuesta por individuos; y los individuos son, en su inmensa mayoría, religiosos por naturaleza. El Estado, como construcción estructural de la sociedad, tiene la obligación de atender la religiosidad de los individuos que la componen y de hallar soluciones que permitan que las distintas sensibilidades religiosas puedan coexistir en pacífica convivencia”.

Discrepo totalmente de la anterior afirmación, el hombre no es religioso por naturaleza, sino por tradición, y por influencia de su contexto, puesto que se le hace religioso desde el primer momento; la Iglesia Catolica, por ejemplo, bautiza a los bebés, que obviamente no tienen criterio, y siempre a los niños se les ha educado en dicha religión, pero que no me vengan con que el hombre es religioso por naturaleza, porque está científicamente desmostrado que lo anterior es una falacia. En España siempre se ha sido catolico por tradición, no por naturaleza, a los hechos me remito. Por cierto, el Estado no tiene ninguna obligación de atender nuestra religiosidad, pues es aconfesional, y de hecho, creo que no tiene ningun derecho ni legitimidad para hacerlo; porque si eso hiciera se desnaturalizaría por completo. Pienso que el Estado debe de estar muy por encima de tales cuestiones domésticas; porque una cosa es que se respete la religiosidad del individuo, cosa que me parece correcta, y otra muy diferente es que el estado tenga que intervenir forzosamente en dicho asunto; a no ser que lo que se pretenda de contrario es que el Estado imponga por fuerza la religiosidad a los individuos, lo que me parecería absolutamente demencial, y que cuasi-implicaría la resurreción de Torquemada y análogos. Y el hecho de que la religión sea o deje de ser una manifestación social no me parece ninguna premisa como para que se justifique, como usted hace, que el estado "tenga la obligación" de atender la religiosidad de los individuos". Por favor. Además, ¿como se va a "atender" a esa religiosidad? ¿Pondrán un policia a cada feligrés, para que acuda a la Parroquia acompañado?
.
“El ideal laicista es una conjunción nefasta de la fórmula liberal y de las fórmulas coactivas de otras épocas. Propone que la religión sea un asunto privado; pero su íntimo, inconfesable anhelo, consiste simplemente en eliminar la religión como realidad, tanto en lo público como en lo privado” .

Incorrecto. Pero bueno, vamos a ver, en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, el laicismo se define como la “Doctrina que defiende la independencia del hombre o de la sociedad, y más particularmente del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa.” ¡Que solo se trata de eso! Y se atreve usted a denominarla como conjunción “nefasta” de liberalismo con formulas coactivas de otras epocas, vamos, como si nos estuvieran obligando a ser “antirreligiosos” a la fuerza. Respeto su opinion, pero no la comparto en absoluto, es más, creo que está usted incurriendo en la demagogia. Nadie trata de eliminar la religión en lo privado ni muchisimo menos. Lease usted la Constitución Española, que proclama y consagra el principio de libertad de culto.

A nadie se le escapa que la nueva ofensiva laicista anunciada por el Gobierno tiene como único propósito extirpar el ascendiente de la religión católica sobre la sociedad española. Y ya se sabe que el hombre, extirpado de religión, empieza a supurar superstición. ”

Pues mire usted, a mi se me ha escapado, y eso que he estado atento. Vuelve usted a confundirse, puesto que yo no veo “ofensiva” por ningun lado, sino simplemente anhelo normal de separar churras de merinas como siempre se ha dicho, y que han estado mezcladas demasiado tiempo; en segundo lugar, que no se trata de extirpar el ascendiente de la religión catolica sobre la sociedad, no, sino simplemente mantener la independencia del Estado respecto de cualquier organización o confesión religiosa, enterese bien. La Iglesia siempre ha dominado secularmente en la sociedad, y hasta en el Estado; y se trata de que la religión vuelva a tener el papel que siempre tuvo que tener: un papel eminentemente privado. Todo lo noble y ponderable que usted quiera, pero privado. Las relaciones del individuo con lo trascendente, o si se quiere, con Dios, han de pertenecer a la esfera intima y privada del sujeto, al arcano intimo de nuestra propia conciencia; pero no alarme usted a nadie, pues nadie trata de eliminar ningun ascendiente sobre la sociedad, ni se van a cerrar las Iglesias, ni nada de eso, por favor; sino simplemente de mantener la independencia del Estado (como institución), frente a las religiones, algo que me parece sano, obviamente coherente, y hasta necesario.

Otro extremo es cuando dicho articulo dice que el hombre extirpado de religión "empieza a supurar superstición". No señor, no; no insulte usted nuestra inteligencia. El hombre cuando se le extirpa la religión empieza a RAZONAR, a usar la razón, que para ello la tenemos. Es bueno sustituir “creencias” ajenas por “convicciones” propias, en eso se demuestra la madurez y la racionalidad de las personas. El miedo que dicho articulo demuestra hacia el estado laico, muestra igualmente, de modo palpable, el miedo de las organizaciones religiosas a perder la preponderancia que siempre han tenido, preponderancia que jamás se le tenia que haber concedido a ninguna.

Eso si, por supuesto: PLENO RESPETO a todas las opciones, tanto politicas como religiosas, del individuo, además le recuerdo otra vez que la Constitución Española garantiza la libertad religiosa, y cada individuo tiene derecho, naturalmente, a profesar su religión, la que sea, del modo mas libre, y yo lo respeto; además, es un derecho constitucional y nadie le va a quitar ese derecho a nadie; pero no diga usted que nos vamos a volver supersticiosos, por favor, no insulte nuestra inteligencia.
.
A lo mejor nos volvemos más racionales.
.
Salu2.
.

domingo, 11 de mayo de 2008

Vida bienaventurada


He seleccionado algunos parrafos de la obra de cierto escritor, cuyo nombre te indicaré al final, y que quiero enseñarte hoy, lector amigo. Por mi, te pondría el libro entero, pero entonces le quitaría todo el misterio. Te animo a que lo compruebes por tí mismo.

""Todos desean vivir bienaventuradamente, pero andan a ciegas en el conocimiento de aquello que hace bienaventurada la vida. Ante todas las cosas, hemos de pensar que vida es la que apetecemos, después mirar por qué medios podremos llegar con mayor presteza a conseguirla. Miremos, pues, adonde y por donde hemos de caminar, porque en esta peregrinación no sucede lo que en otras; en que los terminos y vecinos, siendo preguntados, no nos dejan errar en el camino. En esta, el camino mas trillado y mas frecuentado es el que más nos engaña. En ninguna cosa, pues, se ha de poner mayor cuidado que en no ir siguiendo, a modo de ovejas, las huellas de las que van delante, sin atender adónde se va, sino por dónde se va; porque ninguna cosa nos enreda en mayores males que el dejarnos llevar de la opinión ajena, juzgando por bueno lo que por consentimiento de muchos sea bueno, siguiendo su ejemplo y gobernándonos, no por razón, sino por imitación, de lo que resulta el irnos atropellando unos a otros.
.
Esto verás en el discurso de la vida, donde ninguno yerra para si solo, sino que es autor y causa de que otros yerren, siendo dañoso arrimarse a los que van delante. Porque donde cada uno se aplica más a cautivar su juicio que a hacerle, nunca se razona, siempre se cree; con lo cual el error, que va pasando de mano en mano, nos trae en torno hasta despeñarnos, destruyéndonos con los ejemplos ajenos. Si nos apartaremos de la turba, cobraremos salud, porque el pueblo es acérrimo defensor de sus errores contra la razón; sucediendo en esto lo que en las elecciones, en que los electores, cuando vuelve sobre sí el débil favor, se admiran de los cargos que ellos mismos nombraron. Lo mismo que antes aprobamos, venimos a reprobar.
.
No hagas algo porque "esto es lo que siente la mayoria", pues por esa misma razón es lo peor; porque no están las cosas de los hombres en tan buen estado que agrade a la mayoría lo que es mejor; antes es indicio de ser malo el aprobarlo la turba. Busquemos lo que se hizo bien, y no lo que es mas usado; lo que nos coloque en la posesión de eterna felicidad, y no lo que califica el vulgo, errado investigador de la verdad. Y no llamo vulgo solo a los que visten ropas vulgares, sino también a los que las traen preciosas; porque yo no miro los colores de que se cubren los cuerpos, ni para juzgar del hombre doy crédito a los ojos; otra luz tengo mejor y más segura con que discernir lo falso de lo veradero. Los bienes del ánimo, solo el ánimo los ha de hallar.
.
Será, pues, bienaventurada la vida en lo natural que se conformare con su naturaleza; lo cual no podrá conseguir si primero no está el ánimo sano y con perpetua posesión de salud. Conviene que sea vehemente, fuerte, gallardo, sufridor, y que sepa ajustarse a los tiempos, siendo circunspecto en si y en todo lo que le tocare, pero sin demasía. Ha de ser asimismo diligente en todas las cosas que instruye la vida, usando de los bienes de la fortuna sin causar admiración a otros y sin ser esclavo de ella. Que tenga libertad y tranquilidad, dejando a un lado las cosas que nos alteran o atemorizan. Y que tenga tranquilidad de animo, sin que le ensorbebezcan ni abatan los bienes de la fortuna ...""
.
Y ahora es cuando comienza lo bueno del libro. Para mi, parece que se escribió ayer; pero no. Asi comienza Lucio Anneo Séneca uno de sus mejores siete libros; concretamente su libro "De la vida bienaventurada". El libro, en si, es una delicia. En mi humilde opinión, es una buena brújula en momentos en los que podamos perder el norte.
.
Salu2.