"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

lunes, 20 de abril de 2020

Libertad de Expresion (2ª Parte)


En una entrada anterior,  que podéis leer haciendo clic en este enlace,  hablaba de la libertad de expresión y del derecho constitucional que todo ciudadano tiene a expresar libremente sus ideas, respetando, por supuesto, la idea contraria. Yo nunca he medido a las personas por su ideologia, sino por sus valores humanos. Tengo muchos y buenos amigos, de todas las ideologías, y estoy orgulloso de ser su amigo. 

Decia Gandhi que “lo peor de la gente mala es el silencio de la gente buena”, y creo que llevaba razón. Llega un momento en el que se cansa uno de ser prudente,  de callar, y de comulgar con ruedas de molino;  a fuerza de tanto aguantar tanta presión mediática, tanta desinformación en la televisión, y tantas cosas que estamos viendo,   la prudencia  se desborda, y da paso a la justa indignación, al cabreo y al enojo; y llega un momento en el que hay que dejar de guardar silencio, y  hablar fuerte y claro,   no puede uno estar inmerso en el silencio de los corderos eternamente, viendo y aguantando como el Gobierno, un dia si y otro también, parece insultar de modo reiterado  la inteligencia de los españoles, o por decirlo claro, a que nos sigan tomando por tontos, y ademas por lo que estoy viendo, parece que solo nos enteramos de la mitad de la mitad de lo que verdaderamente esta sucediendo  (p. ej. caso del Covid 19).

Voy a ir directamente al grano. El Articulo 20 de nuestra Constitución dice asi:  “Se reconocen y protegen los derechos: a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. (…) El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.

Por si alguien se ha olvidado, recordaré que la Constitución es una norma de obligado cumplimiento para todos los españoles, repito para TODOS (desde el Rey y el Presidente del Gobierno hasta el ultimo ciudadano). Cuando Pedro Sanchez tomo posesión de su cargo, y lo mismo hicieron los ministros, prometieron guardar y hacer guardar la Constitución.  

Bien, pues el derecho a la libertad de expresion, es decir, el derecho que todos tenemos a manifestar libremente nuestras opiniones, incluido el derecho a la critica,  está reconocido en la Constitución. Y además, el derecho a la libertad de expresión es un derecho absolutamente intocable e inviolable.  

Me sorprende muchísimo, entonces, que ayer, el Jefe de Estado Mayor de la Guardia Civil,  en la Moncloa, en la foto de arriba  (y esto no es un bulo porque todos pudimos ver el VIDEO en la televisión),   a propósito de la persecución de los bulos en las redes sociales dijo claramente que una de las líneas de actuación de la Guardia Civil es  (son palabras textuales) minimizar ese clima contrario a la gestión de la crisis por parte del gobierno”.  ¿Que ha querido decir? ¡Ahí es nada! Ante tal dislate,  de modo inmediato se intentó salvar la situación como se pudo, y algun miembro del Gobierno se apresuró a decir que dichas desafortunadas palabras solo habían sido un “lapsus”.

El asunto es  grave.  Los ciudadanos  no debemos tolerar ni consentir con nuestro silencio ni el mas mínimo ataque a nuestra libertad de expresión, que es un derecho fundamental constitucional. Se acabó el silencio. Llega un momento en el que hay que hablar, valientemente, sin miedo, pues si callamos estamos contribuyendo con ese silencio cómplice a la labor de los que parecen querer dinamitar nuestra Constitucion, la cual, recordemos, nos ha brindado el periodo de mayor paz y prosperidad de nuestra historia.  Y quiero dejarle a mis hijos un mundo mejor del que yo he encontrado, y esa es mi gran responsabilidad para con ellos.

Asi las cosas, esa desafortunada  frase del Sr. Santiago  parece un  intolerable  ataque  a la libertad de expresión que consagra nuestra Constitución, al tiempo que ha hecho que se enciendan todas las alarmas de muchisimas personas.   Se  plantean dos opciones, o dos hipótesis: ¿Ha sido un lapsus o iba en serio?

Cabe la hipotesis de que  verdaderamente fuera un lapsus, como dijo Marlaska. Como "errare humanum, est", yo quisiera concederle el beneficio de la duda, lo que sucede es que, sinceramente, me cuesta trabajo creerlo, porque el Sr. Santiago -y puede que yo esté equivocado-  parecía que estaba leyendo, y un lapsus se puede cometer cuando uno habla improvisando, no cuando lee un texto ya escrito. De todos modos, si verdaderamente ha sido un lapsus, o un error,  cosa que puede ser, pienso que un alto cargo no puede permitirse un patinazo tan grave como este, y quizás deberian de depurarse las responsabilidades pertinentes. La libertad de expresión es constitucionalmente sagrada, intocable e inviolable en democracia, y quien no lo entienda así,  que se vaya a su casa. 

No quiero pensar ni por un instante en que esto no fuera solo un lapsus, sino algo mas..., aunque lo que si es cierto es que el Gobierno parece llevar algun tiempo intentando silenciar o desacreditar a la oposicion y a los medios de comunicacion independientes. En todo caso, lo que no seria admisible bajo ningun concepto -no creo que sea el caso, pero uno ya no sabe que pensar-  es  prometer guardar la Constitución cuando se toma posesión del cargo, y luego vulnerar el articulo 20 de la Constitucion introduciendo la censura  en los comentarios que los ciudadanos, libre y espontáneamente, hacen en las Redes Sociales.  No creo que sea eso lo sucedido, insisto;  pero la alarma ya ha saltado, y creo que todos modos los ciudadanos  hemos de estar  alerta,  porque esta bien perseguir los bulos y lograr una información veraz; pero en democracia hemos de evitar que nadie tenga la  tentación de  aprovechar la lucha contra los bulos  para dejar sin efecto la  libertad de expresión que afortunadamente impera en nuestra Constitución, y que tantos  años (de sangre, sudor y lágrimas de nuestros padres y abuelos)  nos ha costado conseguir.

Como ciudadanos libres  debemos defender nuestra Constitución y no tolerar ni el mas minimo ataque la misma,  y en consecuencia, reivindicar nuestro legitimo derecho  A EXPRESARNOS LIBREMENTE,  obviamente respetando a los demas, pero  sin  miedo alguno, sin temor a represalias.   Mucha gente tiene miedo a hablar, o a expresarse libremente, y eso es algo que como ciudadanos no podemos consentir, y menos en un estado democrático como es España.  Hemos de hablar y pronunciarnos con libertad, hemos de poder expresar libremente nuestros pensamientos e ideas y opiniones, repito, libremente, sin miedo ni coacción alguna, y sin censura previa. Asi se estableció en la Constitución. 

¡Merece la pena! Una vez, Ernesto Che Guevara,  dijo  aquello de que “prefería morir de pie antes que vivir de rodillas”.  Llevaba razón. ¿O es que preferimos dejarle a nuestros hijos y nietos una sociedad en la que nadie pueda hablar ni expresar  libremente sus ideas, sin miedo a represalias?

Saludos.

Pablo J. Gamez Rodriguez.