"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 31 de octubre de 2009

Carta a las estrellas (2ª Parte)

Carta a las estrellas 1ª Parte (aquí).

Para mi añorado padre.

Querido Padre. De nuevo te escribo. Partiste de aquí en la noche del 7 al 8 de Febrero de 2.007. Decidiste que había llegado el momento de marchar. Pronto se cumplirán tres años ya, y sin embargo tengo tan vivo en mi interior tu cariño y tu recuerdo es tan palpable que parece que te estoy viendo; algunas veces me imagino que al entrar en la casa te voy a encontrar alli, pero solo es una vana ilusión: ya no estas conmigo.

Cuando vivías éramos afortunados teniéndote con nosotros. Entonces jamás pude sospechar ni imaginar que llegaría a añorarte tanto. Y muy especialmente en estas fechas de difuntos. ¡Cuanto me gustaría estar contigo y contarte los ultimos acontecimientos que se han producido en mi vida! Echo de menos tu cariño, padre, y tambien tu presencia de ánimo ante las dificultades. Para mi eras un bálsamo, cuando algún problema me agobiaba tu pasmosa tranquilidad me relajaba, me daba confianza, me contagiabas tu seguridad.

Ahora que te has ido me ha quedado un gran vacio. Pero te doy las gracias porque, aún después de irte me sigues ayudando. ¿Recuerdas cuando te hablé de los estoicos? La frase que te gustó y que comentamos muchas veces…”no está la monta en lo que se sufre, sino en como se sufre”, es decir, hay que sobrellevar la dificultades con fortaleza de animo, estoicamente, con fuerza de carácter. Hablamos muchas veces de ello, y te gustó mucho esa actitud, porque era lo que tu siempre habías hecho. Y eso que nunca habias leido nada de los estoicos ¿verdad? Pero te era tan familiar...¡cuantas anécdotas, cuantas vivencias me contaste! Aquello si que eran tiempos duros.

No te olvido, padre, ni te olvidaré jamás. Superados ya los primeros y obvios momentos de dolor, y los meses iniciales en los cuales tu ausencia fue tan dura de digerir, me queda ahora la dulzura de tu recuerdo y el ejemplo de tu vida; todo lo que me enseñaste, todos los consejos que me diste y todos esos abrazos que recibí de ti. ¡Como los añoro! Gracias padre.

Por cierto, el otro dia una viejita de tu edad (X, tu sabes quien es), me dijo algo que me encantó: "¡Cada dia te pareces mas a tu padre!" Me alegró el dia, para mi fue el mejor piropo, brincó mi corazón. Te quiero.

Hasta siempre, padre”.

Saludos.

viernes, 30 de octubre de 2009

Sentir

-Cálmate, te lo tengo dicho: tienes que aprender a controlar tus sentimientos, de nada te sirve tenerlos a flor de piel: sufrirás más. Domínate, repórtate.

-¡Controlar, siempre hablas de controlar! ¡Pareces un ordenador con piernas! ¿Es que solo la mente cuenta? ¿Solo la mente tiene su lógica? ¡Tambien el corazón tiene su lógica! Por mucho que la mente quiera controlar un desengaño amoroso y curar el dolor que provoca ese desengaño, ese dolor no lo cura la mente, quizás solo el tiempo.

-Todo está ahí en la mente. Te sientes mal porque generas pensamientos negativos.

-Me niego a aceptarlo porque no es tan sencillo: no solo actuamos siguiendo el patrón de la mente. En nuestro comportamiento intervienen muchas variables.

-¿Tu crees?

-Mira: si estoy así es porque me han hecho daño y además una de las personas que menos me podia imaginar. En eso la mente poco o nada tiene que decir. Son mis sentimientos, ¿entiendes? Te pondré otro ejemplo. Ves a un niño pasando hambre: ¿que sientes?

-Supongo que pena.

-¿Y eso que es? ¿Un mero pensamiento negativo de tu mente? ¿O es un sentimiento de tristeza, de rabia y de impotencia de ver a un semejante que quizás muera por no tener lo que a ti te sobra?

-Bueno si, es normal, eres un ser humano y de humanos es tener sentimientos. Lo malo es que si tienes muchos sentimientos te harán daño fácilmente; pero si no tienes sentimientos entonces no sufrirás pero perderás tu humanidad: serás una criatura amorfa que tendría más de máquina que de humano. Por eso has de buscar el equilibrio.

-De modo que “tan malo es lo poco como lo mucho”, como decían los viejos ¿verdad? Entiendo; pero ese equilibrio no te librará del sufrimiento. Hay heridas que ninguna terapia mental puede curar: a veces solo un beso o una caricia pueden hacerlo. Por eso hay momentos en los que, te lo juro, quisiera no sentir, me gustaria carecer de la capacidad de sentir.

-¿Cómo dices?

-Que algunas veces quisiera ser como el tronco de un árbol.

-¿Para que?

-Te lo he dicho: para no sentir nada. Te juro que algunas veces me gustaria.

Saludos




jueves, 29 de octubre de 2009

¿Una "traza comunicada"?

Los jueves, Quijote. Para el grupo de lectura del Quijote en La Acequia.

En este capitulo XXI, prosiguen las fastuosas bodas de Camacho. Tras la descripción del vestido de la bella Quiteria y el elogio que D. Quijote hace para sus adentros de su belleza, entra en escena el “desdeñado” Basilio, que me recuerda a otros protagonistas muy parecidos: se presenta frustrado en sus amores legítimos, como Cardenio, y con un futuro aparentemente negro, como Crisóstomo, desdeñado de Marcela.

Basilio le dice a Quiteria que conforme a la santa ley que profesan, viviendo el, ella no podría tomar esposo. Me pregunto: ¿es que se habían casado antes de modo clandestino? ¿No? Entonces ¿Qué tipo de santa ley impedía que Quiteria ahora tomara nuevo esposo? Porque santa ley es la religiosa, no cabe duda. Además, téngase en cuenta que el suicidio era causa de condenación eterna, y aqui vemos que el suicida, Basilio, piensa antes en el amor de Quiteria que en la salvación de su alma. En mi opinión es extraña, pero que muy extraña la actitud del cura.

Tras su discurso, Basilio escenifica su triste final, haciéndose el “haraquiri”, ya que se mete un estoque entre pecho y espalda en presencia de todos.

Esto es muy raro, repito. Veamos. Quieren sacarle el estoque del cuerpo, pero el cura los detiene inmediatamente, por miedo (?) a que muriese en el acto.

Luego Basilio, agonizando, pide la mano de Quiteria a fin de cumplir su deseo de fallecer como su esposo. Ante ello, nuestro D. Quijote, con elegantes razones y como todo un caballero, interviene a favor del moribundo: total, para lo que le queda ya de vida al pobre Basilio, Camacho quedaría tan honrado recibiendo a Quiteria viuda del valeroso Basilio lo mismo que si la recibiera del lado de su padre.

Inicialmente ella no contesta a la petición del moribundo, haciéndose “la dura”, quizás porque la galería había de quedar segura de que no hay ninguna treta preparada. Pero el cura interviene de nuevo (ay, ese cura…) instándola a que acepte los deseos del herido, con prisas porque se muere, y entonces ella se entrega libre y voluntariamente a él convirtiéndose en su esposa, “al parecer” triste y pesarosa, Cervantes con la partícula “al parecer” nos da otra pista. ¿Quiteria fingía? Quizás es que tenía que actuar convincentemente ante el auditorio, claro que si. Pero Basilio, para darle pleno valor al consentimiento de Quiteria le insta a que sea sincera ("que no es razón que en un trance como este me engañes") y ella responde sinceramente: que se entrega a él libremente, por su libre voluntad. El matrimonio ya es un hecho.

Sancho, que no es tonto, si notó algo: “para estar herido, mucho habla este mancebo”. Y así fue efectivamente, pues apenas echada la bendición del cura y convertidos Basilio y Quiteria en marido y mujer, Basilio se pone en pie, mostrando al respetable publico su astucia.

Puedo estar equivocado, naturalmente. Pero me apostaría un par de buenas rondas de cervezas fresquitas a que todo estaba preparado, y apuesto también a que lo tenían trazado los dos siendo el cura cómplice de ambos (Basilio y Quiteria) quizas querían evitar una posible bigamia si antes ya había habido algun matrimonio clandestino entre ambos -esto es solo una hipótesis-. Pero fijaros como se opone el cura a que le saquen el estoque al principio, se habría descubierto todo el pastel. Y no me vale la explicación clásica de que en aquel tiempo se creia que por la herida se salia el alma, de modo que no era conveniente sacar el acero del cuerpo. No me entra. Y no soy el único, sino que también los asistentes piensan asi. Vemos que Cervantes dice que “…antes oyendo decir que aquel casamiento, por haber sido engañoso, no había de ser valedero, dijo que ella le confirmaba de nuevo, de lo cual coligieron todos que de consentimiento y sabiduría de los dos se había trazado aquel caso”.

Los ánimos se caldean entre los partidarios de Basilio y de Camacho; y D. Quijote muestra su valor, prudencia y sagacidad. En el capitulo anterior dije que hablaba como hijo de su época, en alusión a la jurisdicción de los padres de casar a sus hijas al margen del criterio de éstas; pero ahora vemos que defiende al amor, o mas bien, las estratagemas que tienden a conseguir un fin licito, recordemos que nos dice que “así como en la guerra es cosa lícita y acostumbrada usar de ardides y estratagemas para vencer al enemigo, -lo cual demuestra además que para él todo ha sido una treta- así en las contiendas y competencias amorosas se tienen por buenos los embustes y marañas que se hacen para conseguir el fin que se desea, como no sean en menoscabo y deshonra de la cosa amada.

También muestra algo de altruismo, sentimiento y nobles miras, lo cual no hace sino engrandecerlo aún más: ¡D. Quijote tiene corazón…! Pues dice que Basilio no tiene mas que esta oveja (Quiteria), quizás en alusión al episodio biblico del Rey David, y lo defiende. D. Quijote está magistral, defiende al amor y al pobre frente al poderoso. Ejerce de verdadero caballero andante, defensor de menesterosos. Ahora si que eres grande, D. Quijote. Se muestra hasta magnánimo: “Camacho es rico y podrá comprar su gusto cuando, donde y como quisiere. Basilio no tiene más desta oveja, y no se la ha de quitar alguno, por poderoso que sea, que a los dos que Dios junta no podrá separar el hombre, y el que lo intentare, primero ha de pasar por la punta desta lanza.” D. Quijote evita el enfrentamiento emtre ambos bandos.

¡Olé, olé y olé por D. Quijote...! Pero bueno, ¿no estaba loco? ¡Dioses, que locura...! Y por cierto, mientras tanto Sancho sigue tan poco espiritual como siempre, se acogió a sus tinajas y a su olorosa espuma como si estuviera en suelo “sagrado”, recordemos que a quien estaba en suelo sagrado nadie podia hacerle daño, y para Sancho una buena olla es algo “sagrado”, enésima y maravillosa ironía de Cervantes. O sea, a comer se ha dicho, que no es cuestión de desaprovechar tanto manjar. ¡Que bárbaro…!

Entonces ¿en qué quedamos? ¿Hubo engaño de los novios a todos los asistentes o no? ¿Fue todo una “traza comunicada” entre ellos, es decir, lo tenian preparado de antemano?

¡Sras. y Sres., hagan sus apuestas...!

Saludos.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Manual de instrucciones

¿Depresión y resto de trastornos mentales? Hay miles de anuncios y mas anuncios sobre psicología y terapias de distintas clases y denominaciones que tratan de usar la energía ú otros medios para la curación de la mente, como diferentes formas de sanación y apoyo para cambiar actitudes y conductas no deseables.

¿Enfermedades físicas? También hay miles de libros, folletos y programas sobre como curar o en su caso aliviar las distintas enfermedades que el cuerpo puede sufrir durante la vida.

¿Economía, cocina, automóviles, necesidades básicas, moda, viajes, relax, ocio? En cualquier papelería podemos encontrar libros o revistas que, si bien no nos convertirán en unos especialistas, al menos, nos servirán para defendernos en todas estas materias. Parece que hay soluciones para todo.

Pero, ¿donde esta el manual de instrucciones que nos enseñe el manejo del corazón?

El mundo de los sentimientos... ¿Quién cura al corazón? ¿Donde encontrar algún manual que nos pueda explicar quien nos puede devolver el amor y las caricias que, p. ej., nos hurtaron cuando eramos niños, o como recuperar los besos que no nos dieron o los ánimos que jamas nos llegaron? Que si, que intentaremos que nuestros hijos no pasen por lo mismo, de acuerdo. Pero a nuestros sentimientos heridos…¿quien nos cura?

Saludos.

domingo, 25 de octubre de 2009

El Manifiesto en Priego de Córdoba.

He sido invitado a esta Lectura por Antonio Aguilera y los demás organizadores del evento, a todos los que agradezco su amabilidad.

De modo que un humilde servidor acompañará a nuestros amigos de Priego, que con tanto cariño han preparado la Lectura de nuestro Manifiesto por la Solidaridad.

Porque el asunto es de capital importancia y algo hay que hacer, creo que es una obligación moral luchar contra esta asesina injusticia silenciosa que cada dia mata a miles de personas en el mundo: el hambre.

¡ De modo que os esperamos a T O D O S !

EN CONSECUENCIA, DESDE ESTE MI BLOG HAGO UN PUBLICO LLAMAMIENTO A TODOS, A CADA PERSONA COMPROMETIDA CON EL HAMBRE DE TANTOS INOCENTES. ES MUY IMPORTANTE VUESTRA PRESENCIA A FIN DE QUE NUESTRO MANIFIESTO ALCANCE LA MAXIMA DIFUSION Y REPRECUSION POSIBLE.

POR FAVOR, OS RUEGO QUE DIFUNDAIS LA NOTICIA POR INTERNET. LA GENTE HA DE ENTERARSE. Y RECORDAD QUE OS ESPERAMOS EN PRIEGO CON LOS BRAZOS ABIERTOS.

El 1 de Noviembre proximo partir de las 20,00 horas, en la Plaza de la Constitución, nos vemos todos en Priego de Córdoba (Córdoba).

Saludos.