"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 19 de septiembre de 2008

De Senectude

"De la vejez", en castellano. Es una de las obras más bellas salidas de la pluma de Cicerón. El gran filósofo reflexiona sobre la vida y enseña al hombre postmoderno (empeñado en alcanzar la eterna Juventud), que envejecer puede ser la coronación de una serie de etapas vitales, un desafío y casi una aventura. Cicerón, ya maduro, piensa su pasado y vislumbra el futuro con dignidad y con esperanza.

La lectura de esta obra maestra es impostergable, y yo añadiria que obligatoria para todos los ancianos que solo saben quejarse y amargar la vida de cuantos hay a su alrededor.

Ojalá cuando yo sea viejo goce de una vejez como la de Cicerón: con paz, serenidad, tranquilidad y presencia de ánimo; y rodeado de amigos que disfrutaban de su compañía. Cicerón dice que la vejez no es mala en si misma, sino que es el ultimo acto de la vida y forma parte de la naturaleza. Hay que aceptarla con naturalidad; pues hubiera sido indeseable que quien hizo el inicio de la vida, tan bello y tan luminoso, hubiera descuidado el ultimo acto (la vejez), como si hubiera sido un “poeta sin arte que descuida el final de la obra”. Bello es el principio y bello es el fin, pero somos los hombres los que hacemos feo ese fin.

Es decir, los necios atribuyen a la vejez sus propios vicios y su propia culpa, y la culpa NO es de la vejez, sino de ellos. Ni las canas ni las arrugas pueden obtener, así de repente, autoridad; mientras que la vida que se ha llevado con honestidad es la que recoge en los ultimos años los frutos de la autoridad. Es decir, se recoge lo que se siembra. Dice Cicerón que a los ancianos se les acusa de que son pesados, inquietos, iracundos y difíciles, y tambien avaros. Pero contesta inmediatamente que “esos vicios son propios de varias circunstancias que durante la vida han influido en las costumbres modelando tu carácter, pero no son vicios propios de la ancianidad.”

Es cierto que la ancianidad aparta del manejo de los negocios. Pero a ello contesta Cicerón que las cosas de envergadura, las realmente importantes y que exigen un mayor sentido de responsabilidad, no se realizan con fuerza o velocidad, sino con reflexión autoridad y juicio, y de estas cualidades no solo no carece la vejez, sino que con ella se agigantan.

Tambien es cierto que el cuerpo se hace más enfermizo. Cicerón dice que es normal, que hay que aceptar la naturaleza, y que no hay problema, porque a los viejos no se les exige que sean fuertes.

La vejez tambien priva de casi todos los placeres. Cicerón arguye que cuando ejerce su dominio la concupiscencia, no hay lugar para la templanza y de ningun modo puede permanecer la virtud en el reino del deleite, pues durante la excitación nada se puede pensar ni captar, ni con la razón ni con el pensamiento. El deleite es para la juventud, no para el viejo, pues al ser más intenso y prolongado el deleite extingue toda la lucidez del alma y cierra los ojos de la mente.

Cicerón dice que es de mucho valor tener ya el alma despojada del desorbitante deseo de ambicionar, de esa lucha contra las enemistades, de todas las concupiscencias, y es adorable que el alma pueda vivir tranquila consigo misma. La vejez tiene otro tipo de deleites: compañía de amigos, pasear, cultivar el campo, aconsejar a los demas, darles tu experiencia, sentirte reconocido.

El fruto de la vejez consiste en el recuerdo y la abundancia de los bienes realizados. Es mas conforme con la naturaleza que los ancianos mueran, porque estan más cerca de la muerte. Si un joven muere es mas contrario a la naturaleza.

La vejez está cerca de la muerte, y tambien es natural. El joven cuando muere es como una llama que desaparece bajo abundante agua; por el contrario, el morir de los ancianos se asemeja a un fuego que sin violencia, lentamente, consumido, se extingue, sin que ellos hayan puesto nada por su parte. Las manzanas verdes se arrancan con violencia, y las maduras caen por si mismas.

En definitiva: el destino del viejo es dar buenos consejos, amor y experiencia a los demás. Si han llevado una vida honesta, tendrán una vejez honesta. Si han tenido una vida llena de vicios, su vejez será viciosa, y la culpa no será de su vejez, sino de ellos.

Saludos.
.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Sigo aquí, amigos.

Mis queridos amigos y amigas.

Aunque no lo parezca, sigo aquí. El estress y las ocupaciones han acabado de engullirme por completo.

Solo me he pasado por aquí para mandaros cordialmente un beso a vosotras y un abrazo a vosotros, y deciros que os tengo en la mente y en el corazón. Pero no tengo tiempo para nada, ni siquiera para comentar vuestros ultimos post. Me perdonais, ¿verdad? Esto de no poder postear por las noches, comunicarme con vosotros, ver como os va, y compartir penas y alegrias en este circulo de bloggers tan majo que creo que hemos hecho entre todos lo estoy llevando fatal. Sabeis que necesito mi ratito de desahogo por las noches, pero me es imposible. El tiempo me persigue, y los plazos también. Llevo varias noches durmiento 5 o 6 horas.

Esto es increíble. En medio de la redacción de tanto escrito ante los Juzgados me he tomado 5 minutos de descanso simplemente para escribiros a todos estas lineas. Os echo de menos.

¡Y a ti tambien, mi querido Diario de Cornelivs, pues a pesar de ser yo quien te escribo, a pesar de ser yo tu autor, ya te considero como un “ente” autonomo y distinto de mí! Me pasa como a Unamuno, que hablaba con sus propias obras y estaba celoso de ellas. Me echas de menos, querido diario mio, ¿verdad? Y yo a ti tambien. Volveré antes de lo que piensas, tu autor no te ha abandonado, chico, asi que tranquilo. A ver si mañana con un poco de suerte hago un hueco en medio de esta vorágine y echamos un buen ratito de conversación tu y yo.

Abrazos y besos para todos/as
.

martes, 16 de septiembre de 2008

Signos

Casi me da vergüenza reconocerlo pero ignoro su significado.

Llevo ya algun tiempo con mi blog, mi humilde diario es leido por vosotros, queridos/as amigos/as, y os lo agradezco de todo corazón; yo os leo a vosotros; hemos hablado de muchas cosas, de lo divino, de lo humano; temas con sabor a azucar y a miel, y otros amargos como la mirra; desilusiones, desesperanzas, ansias, temores y mil cosas mas. ¡Y lo que nos queda aún, si los dioses son servidos! Hemos creado una muy bonita comunidad de amigos, que nos comunicamos por este medio, nos leemos unos a otros, y cuando escribimos nuestras penas siempre recibimos el consuelo de un comentario de ese amigo/a que se interesa por ti. No estamos solos.

Pues bien, aún no he conseguido interpretarlos.

Nunca les he dado demasiada importancia, pero veo que se repiten cíclicamente y mi curiosidad ha ido “in crescendo” lenta pero inexorablemente. Si, seria cuestión de saber que significan. Lo he ido dejando de un dia para otro, (bah, mañana me enteraré), y asi sucesivamente, hasta que esta noche me he propuesto terminar de una vez con mis dudas.

¿Que significan?

Se que quizás pierda algún crédito con vosotros al confesar mi torpeza, puede que el significado lo tenga delante de mis ojos y no lo vea. Os pido disculpas, pero invoco como eximente (o al menos como atenuante) el hecho de que jamás me he familiarizado con el lenguaje de los móviles. Además, es que llega un momento en el que uno tiene que enterarse de las cosas. Si me sacáis de las admiraciones y de los signos de interrogación, me pierdo. Y asi, he decidido plantearos abiertamente mi duda con la esperanza de que seáis benévolos y comprensivos conmigo y me ayudéis en mis cuitas con estos signos. Y os juro que no estoy de broma; aunque os parezca increíble, es que no sé lo que significan.

Por favor, ¿me podéis decir que significan estos signos que de vez en cuando me encuentro por ahí? Son estos; :) ;) º-º ;D :D xD ^-^, etc.

Gracias por anticipado.

Saludos.
.

lunes, 15 de septiembre de 2008

La hoguera del Temple.

Su nombre era Orden de los Pobres Caballeros de Cristo (en latín: Pauperes commilitones Christi Templique Salomonici), y fue una de las más famosas Ordenes Militares Cristianas. La Orden de los Templarios fue un ejército de monjes-guerreros creado por la Iglesia para proteger los lugares santos y a los peregrinos en Tierra Santa en tiempos de las Cruzadas. Fue fundada por nueve caballeros franceses, liderados por Hugo de Payns, primer Gran Maestre de la Orden, tras el término de la Primera Cruzada, en 1.118. Su propósito original era el de proteger las vidas de los cristianos que peregrinaron a Jerusalen tras su conquista. Hugo de Payns sirvió en el ejército de Godofredo de Bouillon, en la Primera Cruzada, y consiguió que los Estatutos de la Orden fueran aprobados en el concilio de Troyes, en 1.128. Un año después, en 1.129, la Orden fue aprobada de manera oficial por la Iglesia.
.
Los Caballeros Templarios empleaban como distintivo un manto blanco con una cruz roja dibujada. Los miembros de la Orden del Temple se encontraban entre las unidades militares mejor entrenadas que participaron en las Cruzadas. Los miembros no combatientes de la orden gestionaron una compleja estructura económica a lo largo del mundo cristiano, creando nuevas técnicas financieras que constituyen una forma primitiva del moderno banco, y edificaron una serie de fortificaciones por todo el Mediterraneo, asi como en Palestina. Creció la Orden rápidamente en tamaño y poder, hasta convertirse en un verdadero ejército religioso. Custodiaron reliquias, cristianos y un sinfín de lugares en Oriente Medio. Miles de personas empezaron a unirse a sus filas y sus arcas crecieron con tal rapidez que la Iglesia comenzó a verlos como una amenaza. La Orden llegó a ser todopoderosa en Europa.
.
Pero la codicia, que todo lo mueve, se alió con la fortuna para provocar el final de la Orden, en uno de los juicios más ignominiosos de toda la historia del cristianismo. El Rey Felipe IV de Francia estaba completamente arruinado y sus arcas estaban vacias. Tenia una enorme deuda con la Orden del Temple y no podia pagarla.
.
Con el tiempo se desató la polemica, pues los Templarios asumieron un papel que no fue muy bien visto por la Iglesia de la época; al tiempo que custodiaban reliquias cristianas empezaron a trabajar por el acercamiento de los cristianos con otras religiones, y tanta apertura no fue bien vista por la Iglesia. Además, los rumores generados en torno a la secreta ceremonia de iniciación de los templarios creó una gran desconfianza. El astuto y codicioso Felipe IV vió que por fin habia llegado el momento que tanto tiempo habia estado esperando. Aprovechando tal tesitura, y considerablemente endeudado con la Orden, comenzó a presionar al papa Clemente V con el objeto de que éste tomara medidas contra sus integrantes.
.
Y así fue. El Viernes dia 13 de Octubre de 1.307, un gran número de templarios fueron arrestados e inducidos a confesar bajo tortura. El rey francés arrestó, con la aprobación de la Iglesia, a numerosos caballeros de la Orden, dando comienzo al final de esta noble y heroica Orden. Jacques de Molay, último Gran Maestre de la Orden y sus lugartenientes fueron sorprendidos a traición cuando regresaban de los funerales de la cuñada del rey, la condesa de Valois, y pasarían casi siete años en prisión antes de ser quemados en la hoguera. La Torre del Homenaje en el castillo de Chinon fue la cárcel de Molay y el escenario de un proceso judicial que aún sigue abierto para los historiadores. En Chinon los templarios aguardaron inútilmente a que el Papa de Aviñón les salvara de las falsas acusaciones formuladas por el codicioso Rey Felipe IV.
.
Entre otras falsas acusaciones que se lanzaron contra la orden de los templarios estaban éstas: Ritos obscenos de iniciación, adoración a un gato, escupir a la imagen de Cristo, contar con ritos iniciáticos que anteponían la Orden a la Iglesia Romana, practicar la sodomía, haber cedido ante el Islam y la herejía de los Cátaros, haberse erigido en custodios del Grial (cáliz de la última cena) y querer para Europa un reino teocrático, con poder espiritual y temporal en un mismo monarca. Estos fueron los falsos cargos presentados contra los templarios y que muchos de ellos reconocieron tras ser salvajemente torturados sin misericordia.
.
Parece que la Iglesia no veía con buenos ojos la persecución desatada por el rey francés y conocía los "recursos" utilizados para que los reos se autoinculparan y exigió, quizás muy timidamente, que a los templarios se les permitiera defenderse. Pero los sucesivos procesos judiciales canónicos y civiles, como el llevado a cabo en Chinon por una comisión papal de tres cardenales, no sirvieron para exonerar a los caballeros, que dejaron en las paredes de su mazmorra unas inquietantes inscripciones, conocidas como los "grafiti de Chinon", donde aparece buena parte de la simbología templaria.
.
Incluso parece que los interrogatorios papales a los templarios en este castillo dieron como resultado su absolución por el Papa Clemente, según consta en un documento hallado en 2002 en los archivos secretos vaticanos. El pergamino papal, fechado en Chinon en 1308 y que se puede consultar en la biblioteca vaticana, acogía nuevamente a los templarios bajo el manto de la Iglesia.
.
Sin embargo, la absolución papal no convenció a Felipe el Hermoso, quien intensificó su presión hacia el Papa. Clemente V cedió finalmente a las presiones de Felipe IV y disolvió la Orden en 1312 en el Concilio de Vienne. Por la bula Ad providam, el 2 de mayo de 1312, Clemente V otorgó los bienes de la extinta orden a los caballeros de San Juan de Jerusalén, es decir los Hospitalarios, pero no pudo evitar la depredación por parte de Felipe el Hermoso, quien no sólo no devolvió el dinero que debía al Temple, alegando que cánones prohibían pagar deudas a los herejes, sino que se presentó cínicamente como acreedor de grandes sumas, por lo que los Sanjuanistas hubieron de entregarle 200.000 libras tornesas. El día 6 de ese mes, el Papa dictó bulas para que los "reconciliados y arrepentidos" serían confinados en monasterios y condenados a cadena perpetua.
.
En todos esos años se sucedieron los interrogatorios, las confesiones bajo tortura, las retractaciones, los concilios y las bulas papales hasta que, finalmente, Jacques de Molay y los suyos terminaron encerrados en la Casa del Temple, en París, dejados a la suerte de Felipe IV y de su valido Guillermo de Nogaret. Tras ser enjuiciados en Notre Dame por una nueva comisión papal y condenados a cadena perpetua, Jacques de Molay y Godofredo de Charnay, comendador de Normandía, se retractaron de sus confesiones de culpabilidad y, por ello, fueron finalmente conducidos a la hoguera.
.
El dia 18 de Marzo de 1.314, un frio dia de invierno, la historia registra que el gran maestre, Jacques de Molay, subió a la hoguera en París. El Gran Maestre proclamó su inocencia de nuevo, y exclamó: "¡Nos consideramos culpables, pero no de los delitos que se nos imputan, sino de nuestra cobardía al haber cometido la infamia de traicionar al Temple por salvar nuestras miserables vidas!".
.
En la pira instalada en la isla de los judíos, en el Sena, mientras las llamas abrasaban su piel, Molay lanzó su maldición a quienes les habían conducido al cadalso: el papa Clemente V y el rey francés, Felipe IV no tardarían más de un año en morir. Y así fue: el Papa de Aviñón murió un mes y dos días después de las ejecuciones, de disentería; Nogaret en mayo y Felipe IV cayó desplomado el 29 de noviembre cuando cazaba por los bosques de Fontainebleau, al caerse de su caballo.
.
EPILOGO. Casi todo el mundo sabe que rectificar errores es de sabios, y persistir en los mismos de necios. Con los Templarios la Iglesia ha batido el record: ha tardado 700 años en hablar del tema, pero parece que no ha sido para pedir disculpas o rehabilitar la imagen de los Templarios, sino para intentar restaurar la imagen del Papa Clemente V, que quedó maltrecha. Asi consta en las fuentes de las que en seguida os hablaré. Arguyen al parecer, que el Papa absolvió a los Templarios, pero que “se vieron obligados a sacrificarlos para evitar un cisma en el seno de la Iglesia”. Podéis consultar la noticia pinchando AQUI, AQUI, y AQUÍ.
.
Mi opinión personal es que quizás se han visto obligados a dar esta incompleta explicación debido a que Barbara Frale descubrió el manuscrito. Y además, si sabian que eran inocentes, menos aún comprendo el por qué los sacrificaron. Me queda la duda (es solo mi opinión personal), de qué hubiera pasado si Barbara Frale no hubiera descubierto el pergamino que desató toda la polémica. Lo mas seguro es que el velo de silencio hubiera continuado otros 700 años más. Que cada cual saque sus conclusiones. En fin, el teatro del mundo. La comedia de la vida. Los poderosos siguen con el juego de sus oscuros intereses, y en no pocas ocasiones el interés vence a la verdad, la astucia a la inteligencia y la ruindad a la nobleza.
.
Saludos.
.