"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

martes, 20 de marzo de 2012

Camino de MADRID. Media maratón de Málaga.

Bueno, solo queda poco más de un mes para  mi debut en un Maratón, ya lo sabeis: el Maratón de Madrid, que se celebrará el proximo 22 de Abril, y los nervios, poquito a poquito, están empezando a hacer acto de presencia, aunque por ahora aún estoy tranquilo.  Espero que las lesiones me respeten, toquemos madera,  para poder estar en la línea de salida. De modo que como preparación para dicha Maratón,  y para quitarme un poco los nervios que poco a poco empiezan a surgirme,  tomé parte el fin de semana pasado en la  XXII EDICION DE LA MEDIA MARATON CIUDAD DE MALAGA, que tuvo lugar el pasado Domingo, días 18 de Marzo del corriente, a sus 10,00 horas.  Me gusta la aventura, de modo que el Domingo  “madrugón que te crió”, como decimos aquí: a las 5,45 de la mañana quedamos en el Paseo con otros 4 corredores mas,  Antonio Parra, Rafael, el ”Moreno” y el “Nieves”, que viajarían en un coche, y yo que viajaba en el mío, acompañado esta vez de mi familia al completo (esposa y tres hijos)  que quiso acompañarme hasta Malaga, adonde llegamos a eso de las 8,15 de la mañana, con tiempo suficiente. Antonio Lopez, Juanjo, Fran y los otros ya habían viajado a Malaga el dia anterior, y estaban allí. Pagina oficial de la Media Maratón:


http://www.mediamaratonmalaga.com/
 
El caso es que mis sensaciones no eran muy buenas que digamos, pues la semana anterior había entrenado solo dos días, debido a una inoportuna sobrecarga en el gemelo izquierdo y  a mis doloridos pies, de modo que solo corrí Martes y Miercoles. Resto de días (desde el Jueves 14 hasta el sábado 17, ambos inclusive), estuve entre algodones, en el “dique seco”, descansando y reponiendo fuerzas, pues no olvido que aun queda la fase mas intensa y dura de preparación de la Maratón madrileña.  No sabia como me encontraría cuando llegase a Malaga, para mi era un enigma: ya lo veriamos.
Y lo vi, ya lo creo que lo vi: tras un breve calentamiento de unos diez minutos, en los cuales no presentía nada bueno, por fin nos llaman a la línea de salida. A las 10,00 de la mañana suena el disparo y más de tres mil (3.000) corredores comenzamos a correr.  Dicho pistoletazo fue mágico: mis dudas tenebrosas se disiparon, y la fuerza, no se de donde, emergió desde mi interior. La estrategia es completamente distinta a la de la Maratón, de modo que empecé a correr alegre desde muy pronto, sintiéndome agusto y feliz. Mi gemelo izquierdo respondia, y mis pies también, de modo que poco a poco voy tomando confianza, incremento el ritmo, y por el kilometro 5 aproximadamente, tras comprobar que todo iba bien, mando a paseo mis últimos temores y por fin me centro en la carrera. Saludo a mi mujer y a mis hijos -me hacen la primera fotografia-, y a correr y a disfrutar, por el bello Paseo marítimo de Malaga capital, aquello es precioso. Incremento sensiblemente el ritmo y mi cuerpo responde.

Por el kilometro 10, en el ecuador  de la prueba, me siento bien, y subo un poquitín mas el ritmo, creo que me sobran fuerzas. Miro el crono: 47,35, increíble, voy bastante bien, más rápido que las dos medias anteriores de Cordoba y de Jaén. Pero no me hago ilusiones: aun quedan 11 kilometros. Decido no pensar, sino dejarme llevar por la carrera y el ambiente, y lo paso bien. Llego al kilometro 15, ultimo control de carrera (tras los previos de los kms. 5, y 10) y todo va fenómeno, pero en el km. 16 el cansancio comienza a aparecer poco a poco.

Decido, no obstante, mantener el ritmo como puedo y asi llego hasta el km.18, donde aparece un inoportuno flato (dolor en el lado derecho del cuerpo, justo encima del hígado), no se de donde salió el dolorcito -segunda foto, mas o menos fue por ahí-,  quizás fue provocado por el acuarius que bebí un kilometro antes (en el 17) -puede que lo  bebiese demasiado rápido, no se lo que pasó, pero el dolorcito era soportable- de modo que seguí corriendo, un poco mas lento obviamente hasta que en el kilometro 20 desapareció misteriosamente el dichoso flato lo mismo que habia venido, de modo que cuando veo el Estadio echo el resto  -tercera foto- y entro en un tiempo de 1h 45’ 09”. ¡No me lo puedo creer! ¡Chicos, he batido mi record personal de Jaén!. Dos minutos más rápido que en la media de Jaén, y si no hubiera perdido un minutillo o asi por el dichoso flato del km. 18, hubiera hecho menos tiempo aun. Pero bueno, está fantástico, media de 4’59”/km.
Casi tres mil corredores terminamos la prueba, concretamente 2.989.   Yo quedé en el puesto 1.197 de la general y 144 de mi categoría por edad (veterano C),  con el ya indicado tiempo de 1h45’09”. Podeis consultar la clasificación haciendo clic aquí, en este enlace. Seguimos vivos y enteros. ¡Gracias sean dadas a todos los dioses…! Continúo mi ruta y preparación hacia mi próximo destino…MADRID.

Quieran los dioses concederme la dicha de poder  estar allí.

Se os quiere.  ¡Saludos...!