"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 26 de mayo de 2018

Apatía colectiva

Llevo mas de tres años escribiendo solo sobre deporte, y no me lo reprochéis; tal y como está el mundo, la vida y sus cosas, el deporte, ademas del trabajo y de mi familia,  es de las pocas actividades placenteras que, por ahora, no me han reportado mas que satisfacciones. Hoy, sin embargo, hablaré de otras cosas, centrandome en los pensamientos que se agolpan en mi mente, tras las últimas noticias que se ofrecen por los medios de comunicación. Llevo mucho tiempo pensando que, o esto es una broma, o de pronto he abierto los ojos y me encuentro en una ciudad, pais, planeta, ccompletamente distinto al que yo recordaba, todo lo veo al reves, y lo que es peor, parece haber una epidemia de  increible apatia colectiva ante lo que esta sucediendo: parece que nada le impora nada a nadie. Es increible... y aunque ya tengo 53 años, y en principio, se supone que no deberia ya de sorprenderme por nada, confieso  humildemente que aun no he perdido mi capacidad de asombro, aunque tambien puede ser que me esté volviendo un poco  sensible con el paso del tiempo. Pero esto me da que pensar.  Para muestra, varios ejemplos:

El otro dia, tomando cafe por la mañana temprano coincido con un conocido (ha trabajado toda su vida en el sector bancario), y cuando leo en el periodico que cierto politico ha sido sorprendido usando tarjetas black y gastando su importe en prostíbulos, la reaccion de dicho conocido me dejó atónito, pues en vez de criticar abiertamente y con ética dicho comportamiento, su respuesta fue: "eso le pasa por idiota, que hubiera pagado en metalico, y asi no le hubieran pillado".  No me lo explico. Y lo peor de todo es que lo dijo en serio.   Yo pensaba que conocia a esa persona, pero estaba equivocado...todos dias se aprende.

Tema de la soberania y unidad de España. Yo jamas he tenido problema alguno con ser andaluz y español, y estoy muy orgulloso de ambas cosas,  presumo de mi doble condicion de andaluz y español,   me siento sinceramente comprometido con la defensa de la unidad de nuestro rico y variopinto país.  Creo que aqui cabemos todos. Yo creia que la unidad de España era algo intocable: "indisoluble unidad de la nacion española, patria comun e indivisible de todos los españoles", segun  la Constitucion de 1.978 como uno de sus fundamentos;  no obstante,  observo que a la mayor parte de la gente con la cual he comentado el tema,  lo que esta sucediendo en alguna comunidad autónoma no le alarma, sino que le resulta indiferente,  "se lo trae al pairo", como vulgarmente suele decirse.  España parece desmembrarse de modo lento pero inexorable, y nadie parece estar excesivamente preocupada. Y a nivel politico, añoro más capacidad de reaccion en nuestro gobierno, que en mi opinion esta cometiendo dos errores  (entre otros muchos),  no se si porque piensan que no sucederá lo que parece inevitable  (este fue el primer error de Pompeyo con Cesar, que pensaba que Cesar no cruzaria el Rubicon), o porque han infravalorado  la gravedad de lo que esta pasando (segundo y mortal error de Pompeyo con Cesar, error mortal de necesidad, y asi le fue a Pompeyo). ¿Se repetirá la historia? Tampoco  me lo explico. 

Desgracias, calamidades, noticias sobre violencia de género... antes era muy grande el eco social que tales noticias provocaban.  Ahora ese siolencio colectivo, esa apatia colectiva, es la unica ola de respuesta que tales noticias provocan o parecen provocar.  O no vemos, o no queremos ver... Por supuesto hay algunas excepciones, como la ola de indignación que ha generado el asunto de la Sentencia de "la manada", pero no hay regla sin excepción.  Ignoro que nos está pasando. En todo caso, recuerdo aquella frase: "lo peor de la gente mala es el silencio de la gente buena".

No me gusta lo que veo, porque o he fallado, o hemos fallado, o estamos fallando todos. Son numerosas las causas de lo que esta pasando, y hay voces muy autorizadas por ahi, que llevan advirtiendo del peligro que conlleva esta deriva durante mucho  tiempo y nadie parece haberles hecho demasiado caso; asi luego pasa lo que pasa. Lo que si veo muy claro es una cosa: al igual que el padre de familia ha de educar e inculcar valores a sus hijos,  asi tambien las personas que detentan el poder politico han de hacer todo lo posible por intentar inculcar en la sociedad valores, repito, valores humanos, como por ejemplo valores éticos, algo que no veo desde hace un monton de tiempo, asi como sentido de la responsabilidad y del compromiso, a fin de, cada uno en su entorno, intentar hacer algo por llevar esto de la mejor manera posible.

Y se nos olvida algo importante: es muy nocivo ese individualismo recalcitrante que nos atenaza a todos, hemos de hacer lo posible por mejorar nuestras relaciones con nuestro entorno, no ya por etica, sino tambien por nosotros mismos, siempra bien y recogeras bien,  porque somos personas, seres humanos, y las personas, la raza humana,  esta hecha para convivir los unos con los otros de la mejor manera posible en una mutua interdependencia, colaborando y ayudandonos los unos a los otros, y  no a palos, como esos dos hermanos que se daban de golpes en el famoso cuadro de Goya.

En fin, vivimos en el siglo XXI, la era de la luz, de internet y de los móviles, de las tablets y de instagram...   Y cuando repaso todo lo que acabo de escribir, me ha entrado una terrible duda: no se si publicarlo, o tirarlo a la papelera, pues me siento como un curioso y nostalgico escritor del siglo XIX... pero en fin, por mi que no quede.

Pablo J. Gámez