"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

jueves, 3 de septiembre de 2009

¡Ayuda...!

Si es cierto que Dios es eternamente bueno, si es amor y perdón infinitos (y respeto profundamente a todo al que asi opine) no comprendo entonces como en nombre de ese mismo Dios los hombres pueden lapidar a una mujer hasta matarla, sea cual sea (repito por si alguien no lo entiende) sea cual sea el cargo de que se le acuse.

No comprendo como los hombres pueden enarbolar la bandera de la religión para, en nombre de ese Dios, cometer un crimen, como es segar la vida de una mujer mediante la lapidación.

Para mí resulta, cuando menos, nauseabundo -y deberia de avergonzar a cualquier hombre que se precie de ser hombre- que en pleno siglo XXI nacer mujer sea una suerte en unos paises y desgracia en otros.

Y desde luego, menos aún entiendo que estas cosas sigan sucediendo hoy dia. Porque continuan las ejecuciones por lapidación en algunos paises.

¿Por que digo todo lo anterior? Muy fácil. Si bien es cierto que el trabajo me ha absorbido por completo (y por tal causa llevo dos dias sin postear y sin visitar vuestros blogs, se que me perdonáis), a pesar de ello siempre tengo diez minutos para una noble causa como esta. Nuestra amiga Gizela me deja un comentario en mi anterior entrada, solicitando mi contribución a la causa de detener la lapidación en Irán de una mujer, y que publique un post sobre este tema.

Acepto encantado, y asi lo hago.

Mirad: los que lo deseeis podéis contribuir a frenar esta barbarie pinchando EN ESTE ENLACE. Amnistia Internacional solicita ayuda para frenar esta barbarie. Yo ya he firmado. Solo se trata de rellenar el formulario que figura en el enlace. Y además que hagáis lo posible por difundirlo entre lectores y amigos. Gracias.

Saludos.

martes, 1 de septiembre de 2009

La frase

Lo he visto una vez más. Me refiero al fantasma de la envidia malintencionada que siempre ha campado a sus anchas en esta España profunda en la que vivimos. Sucedió la otra mañana, en cierto restaurante, a primera hora de la mañana. Yo estaba desayunando, y en la televisión el telediario matinal hablaba de la muerte de Michael Jackson. Creo recordar que, al parecer, la autopsia confirma que tenía una concentración letal de fármacos en el cuerpo. Hablaban también de las grandes trampas con las cuales habia fallecido; pero el haber de la fortuna que los herederos iban a recibir superaba, con mucho, a las deudas: estaban hablando de varios cientos de millones de dólares.

Justo en ese momento uno que tambien estaba presenciando la noticia en la televisión, se dirigió al camarero y le espetó una terrible frase, refiriendose a Michael Jackson:

-"¿Y no ha podido llevarse nada al otro mundo, el cabrón?"

Segui desayunando, considerando la frasecita, y me pareció que tenia una carga tal de maliciosa ironía, envidia reconcentrada, frustación, ira, rabia vital y mil cosas más, que la transcribo tal y cual fue pronunciada, para que cada uno saque sus propias conclusiones. El que la pronunció…se retrató solo. Que pena. Bastante desgracia tiene uno que, no solo que se muere, sino que encima lo insultan gratuitamente despues de muerto, tras haberlo calumniado injustamente y haberle amargado los últimos años de su vida.

Sucede algunas veces: en lugar de alabar al que verdaderamente vale…lo destrozan en vida; lo juzgan sin juicio previo, sin concederle siquiera la posibilidad de defensa, ni por ende, la presunción de inocencia: es culpable y punto. A veces son calumnias sin fundamento que, injustificadamente, destrozan una reputación. “Levanta, que algo queda”. Que cabrones.

Cuando mueren a veces se les erige una estatua, reconociendo así, post mortem, la valía que en vida tuvo quien fue objeto de su envidia; quizás para acallar su conciencia, si es que la tienen, cosa que dudo.

No se como describir este injusto e intolerable comportamiento. Que asco.

Saludos.


lunes, 31 de agosto de 2009

Decidir

Te dije que publicaria la contestación en mi blog y asi lo hago.

No hay hombres perfectos, sino intenciones perfectas. Ya sabes, amiga, que esa es una de mis frases favoritas y que la repito con mucha frecuencia, quizás demasiada. Te lo digo porque te veo dudosa y pensativa sobre si acometer o no esa empresa. Bien, tranquila, he aqui mi opinión. El asunto es muy importante; de modo que medítalo con paz, y sin agobiarte, tratando de mantener la cabeza fría y evalúa las consecuencias favorables o desfavorables que tu decisión te puede acarrear, intenta pensar bajo los diferentes puntos de vista o perspectivas que pudieren acontecer; y deja un pequeño porcentaje al capitulo de los imprevistos.

Después, tienes que saber decidirte, y verás como no es tan difícil como parece. Es normal dudar antes de emprender: pero el valiente ya no duda después de haber emprendido. Hazlo tu así. Cuando te decidas, has decidido hacerlo y punto. Fin de la meditación. Hay que pasar a la acción.

Que tienes éxito, fenomenal. Que fracasas, tampoco pasa nada: cúrate tus heridas, aprende la lección, levántate y sigue caminando. De los errores se aprende más que de los éxitos.

Pero sobre todo, cuida de una cosa: que no te aprisione ni te inmovilice el miedo al fracaso; porque ese miedo es peor que el propio fracaso. No te tomes la medicina antes de ponerte enferma. ¿Y si pasa esto, y si pasa lo otro? Cuando pasen las cosas ocúpate de ellas: pero no te preocupes por ellas antes de tiempo.

Y recuerda también esto: nadie nace con el certificado de perfección anudado al ombligo.

¿Que haré yo? Imprimir este post y guardarlo, para repasarlo y leerlo en momentos de dudas; que todos somos de la misma madera.

Saludos.


P.D. Para M.M.V.
.