"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

jueves, 7 de junio de 2018

Constitucion de 1978 y modelo de Estado: ¿aporia imposible?


Cuando yo estudiaba la Carrera de Derecho (hace ya muchísimas lunas, que dirían los indios norteamericanos), concretamente en 1º de Carrera, año 1983,  Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla, tuve la fortuna de asistir a las clases de Derecho Político que magistralmente impartía nuestro catedrático, y luego Rector,   Javier Perez Royo,  uno de los hombres mas inteligentes que he conocido, guardo muy grato recuerdo de él.  La Constitución de 1.978 llevaba vigente solo cinco años y los alumnos  de 1º  éramos críos de 18 años. En clase debatíamos sobre el modelo de estado que había instaurado la –entonces- reciente  Constitución.  ¿Federal? ¿Unitario? Eran los dos modelos entonces vigentes  en la mayoría de los países, y mas conocidos, y el nuevo modelo español era algo nuevo: un nuevo tipo, el estado  de las autonomías.  Era algo asi como un invento, y no sabíamos muy bien como funcionaría… Para que lo comprendiéramos nos puso un dia un ejemplo, grafico pero esclarecedor,  de que el estado unitario era como una manzana, y  el estado federal era como un racimo de uvas.  Cuando le preguntamos con que fruta compararíamos el recién nacido  estado de las autonomías, nos dijo en una ocasión, con alguna duda, que era algo asi como una naranja… aparentemente unitaria, como un todo, pero compuesta de diferentes gajos, como los de la  naranja, que serían las diferentes autonomías.-

Bien es cierto que la Constitución de 1978 nos ha brindado o ha contribuido a brindarnos el periodo de mayor paz y prosperidad que ha conocido España en toda su historia, goce de derechos y libertades fundamentales,  la lucha por la igualdad de genero,  tranquilidad, paz, prosperidad, y etc muy largo… yo me hice hombre, comencé a trabajar, me case, tuve hijos, y he llegado a la mitad de la cincuentena bajo la vigencia de la Constitucion,  Norma Fundamental del Estado. Y no concibo nuestro sistema legal  sin esa Norma fundamental.

Un aporía es una paradoja o dificultad lógica insuperable. Y, salvo que alguien me demuestre que estoy en un error  y me lo aclare  (cosa que agradecería muy sinceramente) la Constitucion “parece” tener esa aporía, pues de un lado proclama la unidad indisoluble de España, pero por otro lado reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las “nacionalidades” que la integran.  Aparentemente proclama como realidades  dos modelos incompatibles. Proclama la unidad, lo cual en principio parece entrar en contradicción con la diversidad autonómica; pero  al mismo tiempo, garantiza la diversidad autonómica, lo cual  puede suponer la muerte del estado unitario. ¿En que quedamos? Que si, que fue un simple esbozo y los Estatutos de Autonomía vendrían después. Pero, ¿acertó o fracasó ese modelo?

Aquello dio mucho que hablar. ¿Funcionará esto? Preguntábamos sin cesar los alumnos en la Facultad.

El tiempo ha demostrado que en su aplicación práctica, ese modelo ya ha generado algunos problemas.  La Constitución  podía haber diseñado otro modelo; o acaso también nos podríamos preguntar si con políticos de calibre (¿Dónde están? ¿Dónde han estado?)  que de veras hubieran sabido mantener incólumes dichos dos principios (la unidad se entiende sin perjuicio de la diversidad, y la diversidad sin perjuicio de la unidad),   todo habría ido bien o mejor de lo que ha ido.

¿Problemas prácticos que han aparecido con el tiempo? Muchos, como la dispersión normativa, diecisiete parlamentos autonómicos dictando normas diferentes sobre las mismas materias, como educación, etc…; de otro lado, el enorme gasto en infraestructuras  y personal que ello conlleva; por supuesto, muchas comunidades Autónomas interpretan o enseñan la  historia a su manera… la historia que enseñan en alguna CCAA puede no coincidir con la que se enseña en otra.  Y asi sucesivamente.

En definitiva,  lo que echo de menos en la Constitución  de 1978 es algún mecanismo que fragüe la Unidad del Estado,  algún mecanismo vertebrador de lo español (sin beligerancia, y con todo el respeto a todas las comunidades autónomas), que hubiera sabido fraguar simultáneamente el amor a nuestro país y el amor a nuestra comunidad,  sin ponerlos en conflicto, en contradicción o en lucha… algún mecanismo o sistema que preservase la pureza de la unidad, y al mismo tiempo la pureza de la diversidad, sin poner en conflicto la una con la otra, si es que tal cosa es posible.  En una palabra, se añora en la Constitución de 1978 un mecanismo claro, y taxativo que hubiera marcado los limites:  ¿hasta donde puede llegar la diversidad, sin que resulte amenazada la unidad?  En esto, me parece que la Constitución es  y ha sido manifiestamente mejorable.

Y también nuestros gobernantes son/han sido manifiestamente mejorables, hablo en abstracto, pues entiendo que en muchas ocasiones  no han estado a la altura, no anticipándose a los acontecimientos, no habiendo sabido calibrar y valorar el peligro de la  deriva secesionista que lenta pero inexorablemente se iba abriendo paso, no habiendo sabido o querido detectar ese peligro que amenaza la unidad nacional, por intereses no se de que tipo. ¿Por qué no se ha puesto  remedio,  por que no se anticiparon, poniendo coto a todo mensaje de odio o animadversión?  Salvando las distancias, cuando un padre observa que uno de sus hijos pequeños habla mal del otro, o no esta agusto en casa,  ha de intentar poner coto a ello inmediatamente, ha de tener capacidad de reacción, adaptarse, suavizar el ambiente,  todos  son hermanos, y ha de procurar por todos los medios que  se lleven bien. Si cuando son niños el padre no interviene a tiempo, y lo deja todo como esta…luego será tarde, cuando sean mayores esos niños, ya no tendrá solución el problema. Es solo un ejemplo.  

Dicho sea con ánimo constructivo,  el tiempo todo lo muda, todo lo cambia, y hay que saber adaptarse a las circunstancias. Hay que tener cintura para maniobrar,  y capacidad de reacción. Nada es inmutable, y la Constitución no vino del Cielo, como las Tablas de la Ley que según el Genesis  Yavé dio a Moises en el Sinai: la Constitución es un obra humana,  la redactaron personas,  y por tanto, ante las dificultades que su aplicación practica puede generar con el paso de los años, puede ser perfectamente modificada por las personas para adaptarse a las nuevas circunstancias,  caso de que se aprecie la necesidad de hacerlo. Y  no pasaría  absolutamente nada.  Alguien dijo que en España no sabíamos modificar Constituciones, sino suprimirlas y cambiarlas por otras nuevas: y que razón han llevado hasta ahora. Pues, bien, ojala ahora se equivoquen en sus pronósticos: una reforma constitucional puede abordarse con decisión y responsabilidad, con criterio, sabiendo muy bien que hay que reformar (que muchos políticos de cierto sector no lo saben),   pero sin el miedo recalcitrante que otro sector parece tener cada vez que se habla de este tema: si algo no funciona se mejora, o se modifica, o se cambia. Y aquí no pasa nada.  Ejemplo: las enmiendas a la Constitucion de los EE.UU.

A nuestros gobernantes hace mucho tiempo que los veo despistados.  Entre el pánico de unos a abordar la reforma constitucional, y la inseguridad de otros que quieren abordar dicha reforma sin saber que quieren cambiar ni como,  apañados vamos.

Creo que en España cabemos todos, y podemos estar muy bien, de hecho asi ha sido hasta ahora. Pero  me preocupa mucho lo que sucede ahora, porque el futuro no lo veo claro. Recordemos de nuevo lo que le pasó a Pompeyo con Cesar: Pompeyo creía que Cesar no se atrevería a cruzar el Rubicón (nadie lo había hecho hasta entonces, y solo por esa razón, según Montesquieu, Pompeyo pensó que no se atrevería a cruzarlo), y Cesar lo hizo; y en segundo lugar, infravaloró las legiones de Cesar, porque eran inferiores en número, olvidando que estaban muy  experimentadas en combate (venían de haber conquistado las Galias…), y Cesar, finalmente, ganó la guerra Civil con Pompeyo.

¿Paralelismos  con los personajes políticos actuales? Son muy fáciles de hacer… a poco que el avezado lector se lo proponga.

Miro con preocupación  los tiempos que se avecinan. Hay un dicho de los ingleses  que parece estar de moda,  lamentablemente, que  dice en algunas ocasiones, para que algo se empiece a arreglar, primero…hay que esperar a que termine de romperse del todo. Sin embargo, me parece un error fatal de cálculo, porque primero y antes que nada, lo principal que hay que hacer es  intentar prevenir, me gusta más la  anticipación, y el dicho español: más vale prevenir que curar.  Si finalmente no se puede arreglar, que se estropee, pero que no sea por nuestra desidia o porque no hemos intentado (al menos) evitar el desastre. Voto por ello, si es que aún estamos a tiempo.

Aquí si hemos fallado en algo. Todos. Y no se si ello obedece a defecto insuperable (aporia) del propio modelo constitucional, (no se puede sostener una cosa y la inversa al mismo tiempo), o a su aplicación práctica, o bien error/desidia/que se yó, de los políticos encargados de darle cumplimiento.  Que entre todos lo mataron, y el solo se murió.

Cordiales saludos

Pablo J. Gamez Rodriguez.

sábado, 26 de mayo de 2018

Apatía colectiva

Llevo mas de tres años escribiendo solo sobre deporte, y no me lo reprochéis; tal y como está el mundo, la vida y sus cosas, el deporte, ademas del trabajo y de mi familia,  es de las pocas actividades placenteras que, por ahora, no me han reportado mas que satisfacciones. Hoy, sin embargo, hablaré de otras cosas, centrandome en los pensamientos que se agolpan en mi mente, tras las últimas noticias que se ofrecen por los medios de comunicación. Llevo mucho tiempo pensando que, o esto es una broma, o de pronto he abierto los ojos y me encuentro en una ciudad, pais, planeta, ccompletamente distinto al que yo recordaba, todo lo veo al reves, y lo que es peor, parece haber una epidemia de  increible apatia colectiva ante lo que esta sucediendo: parece que nada le impora nada a nadie. Es increible... y aunque ya tengo 53 años, y en principio, se supone que no deberia ya de sorprenderme por nada, confieso  humildemente que aun no he perdido mi capacidad de asombro, aunque tambien puede ser que me esté volviendo un poco  sensible con el paso del tiempo. Pero esto me da que pensar.  Para muestra, varios ejemplos:

El otro dia, tomando cafe por la mañana temprano coincido con un conocido (ha trabajado toda su vida en el sector bancario), y cuando leo en el periodico que cierto politico ha sido sorprendido usando tarjetas black y gastando su importe en prostíbulos, la reaccion de dicho conocido me dejó atónito, pues en vez de criticar abiertamente y con ética dicho comportamiento, su respuesta fue: "eso le pasa por idiota, que hubiera pagado en metalico, y asi no le hubieran pillado".  No me lo explico. Y lo peor de todo es que lo dijo en serio.   Yo pensaba que conocia a esa persona, pero estaba equivocado...todos dias se aprende.

Tema de la soberania y unidad de España. Yo jamas he tenido problema alguno con ser andaluz y español, y estoy muy orgulloso de ambas cosas,  presumo de mi doble condicion de andaluz y español,   me siento sinceramente comprometido con la defensa de la unidad de nuestro rico y variopinto país.  Creo que aqui cabemos todos. Yo creia que la unidad de España era algo intocable: "indisoluble unidad de la nacion española, patria comun e indivisible de todos los españoles", segun  la Constitucion de 1.978 como uno de sus fundamentos;  no obstante,  observo que a la mayor parte de la gente con la cual he comentado el tema,  lo que esta sucediendo en alguna comunidad autónoma no le alarma, sino que le resulta indiferente,  "se lo trae al pairo", como vulgarmente suele decirse.  España parece desmembrarse de modo lento pero inexorable, y nadie parece estar excesivamente preocupada. Y a nivel politico, añoro más capacidad de reaccion en nuestro gobierno, que en mi opinion esta cometiendo dos errores  (entre otros muchos),  no se si porque piensan que no sucederá lo que parece inevitable  (este fue el primer error de Pompeyo con Cesar, que pensaba que Cesar no cruzaria el Rubicon), o porque han infravalorado  la gravedad de lo que esta pasando (segundo y mortal error de Pompeyo con Cesar, error mortal de necesidad, y asi le fue a Pompeyo). ¿Se repetirá la historia? Tampoco  me lo explico. 

Desgracias, calamidades, noticias sobre violencia de género... antes era muy grande el eco social que tales noticias provocaban.  Ahora ese siolencio colectivo, esa apatia colectiva, es la unica ola de respuesta que tales noticias provocan o parecen provocar.  O no vemos, o no queremos ver... Por supuesto hay algunas excepciones, como la ola de indignación que ha generado el asunto de la Sentencia de "la manada", pero no hay regla sin excepción.  Ignoro que nos está pasando. En todo caso, recuerdo aquella frase: "lo peor de la gente mala es el silencio de la gente buena".

No me gusta lo que veo, porque o he fallado, o hemos fallado, o estamos fallando todos. Son numerosas las causas de lo que esta pasando, y hay voces muy autorizadas por ahi, que llevan advirtiendo del peligro que conlleva esta deriva durante mucho  tiempo y nadie parece haberles hecho demasiado caso; asi luego pasa lo que pasa. Lo que si veo muy claro es una cosa: al igual que el padre de familia ha de educar e inculcar valores a sus hijos,  asi tambien las personas que detentan el poder politico han de hacer todo lo posible por intentar inculcar en la sociedad valores, repito, valores humanos, como por ejemplo valores éticos, algo que no veo desde hace un monton de tiempo, asi como sentido de la responsabilidad y del compromiso, a fin de, cada uno en su entorno, intentar hacer algo por llevar esto de la mejor manera posible.

Y se nos olvida algo importante: es muy nocivo ese individualismo recalcitrante que nos atenaza a todos, hemos de hacer lo posible por mejorar nuestras relaciones con nuestro entorno, no ya por etica, sino tambien por nosotros mismos, siempra bien y recogeras bien,  porque somos personas, seres humanos, y las personas, la raza humana,  esta hecha para convivir los unos con los otros de la mejor manera posible en una mutua interdependencia, colaborando y ayudandonos los unos a los otros, y  no a palos, como esos dos hermanos que se daban de golpes en el famoso cuadro de Goya.

En fin, vivimos en el siglo XXI, la era de la luz, de internet y de los móviles, de las tablets y de instagram...   Y cuando repaso todo lo que acabo de escribir, me ha entrado una terrible duda: no se si publicarlo, o tirarlo a la papelera, pues me siento como un curioso y nostalgico escritor del siglo XIX... pero en fin, por mi que no quede.

Pablo J. Gámez




lunes, 30 de abril de 2018

Maraton de Madrid (22 de Abril de 2018)

Objetivo conseguido. Cayó Madrid, mi 12ª Maraton (y 7ª consecutiva de Madrid),   para mi ha tenido un sabor muy especial,  porque  con esta ya son doce (si, una docenita) las veces en las que he culminado la distancia de Filipides; y además porque he terminado fisicamente mejor y mas entero que nunca. 

 Llegamos a Madrid  siete galdurienses, en la imagen, Juanjo, Fran, Inma, Cipri, Pablo Morales, Juanjo, y el que os escribe, me podeis ver a la izquierda, con gorra azul. Habia un ambientazo en la Castellana, son las 8,20 de la mañana, quedan 40 min para el pistoletazo de salida. De todos modos, por muchas maratones que corras, los nervios y la emocion siempre es la misma.
De todos los galdurienses que vamos a Madrid, solo Fran, Cipri y yo hacemos la Maraton completa, me hago esta foto entre ellos dos, ¡soy el abuelete de los maratonianos galdurienses! 
Pistoletazo de salida, la primera media perfecto, todo bien, y aqui me veis por el km 22-23, a la salida de la Puerta del Sol, las fuerzas estaban intactas y comenzaba lo bueno de verdad. En el kilometro 31 noto el repechón,  estamos en la Casa de Campo,  de modo que reduzco un poco el ritmo para recuperar,  me rehago enseguida  y enfilo los ultimos kilometros.
Me noto este año  mas fuerte  de piernas que el año pasado. En la foto me veis a 400 m de la  llegada, saludando a mi mujer, que me hace la fotografia.

Y por fin llego a la Gloria, a la Meta. Ya van doce,  quien me lo iba a decir a mi hace tan solo siete años...  Este año he terminado fuerte, con unas sensaciones increibles, con ganas de más,  lo cual me dice muy a las claras que he acertado con mi plan de entrenamiento, ya que en esta ocasión he sido mi propio entrenador (me he atrevido a diseñar mi propio plan de entrenamiento) y estoy muy contento.  Tambien he adaptado algo la  alimentación, y he corregido algunos errores, de ocasiones pasadas, que me impedian progresar.  Mi objetivo principal era terminar fisicamente lo mas entero posible (la maratón es la maratón, y más si es la de Madrid), cosa que he conseguido,  y el secundario, rebajar el tiempo del año pasado (cosa que tambien he conseguido en mas de 5 minutos). Loado sea Dios.

Se aprende a vivir viviendo, como decia aquel sabio pre-socrático. Y a correr, corriendo, añado yo,  ya lo creo que sí. Este Maratón ha sido un punto de inflexión en muchos sentidos; creo que he re-descubierto el buen camino, para sucesivas ocasiones. No limits.

EPILOGO. Madrid es una Maratón muy dura, de las mas duras de España.  Se decía que este año la organización habia "dulcificado" algo el recorrido de la carrera, pero no estoy de acuerdo. Sí que es cierto que le han eliminado algo de subida al principio (Castellana) y al final (Retiro), pero luego se lo han añadido en la Casa de Campo, con lo cual la dureza sigue siendo la misma. Tambien echo de menos más atencion y cariño al corredor popular, fundamentalmente en los avituallamientos y sobre todo, en el trato.  No todos podemos ser Eliud Kipchogue, ni podemos bajar de las 3 horas, pero tambien los corredores humildes amamos con locura el maratón, lo cual es algo que la Organización parece haber olvidado. Ahora bien, lo mismo que digo una cosa digo otra: el encanto, el amor de la Maraton de Madrid, el no se qué de especial que tiene esta bendita Maraton de la Capital de España, que tanto me enamora... -no se, quizás porque fue la primera que hice-, sigue siendo tambien el mismo.
.
Datos objetivos. De los 9098 llegados a meta, corono en el puesto num. 5151.  De mi categoria (corredores de mi intervalo de edad), de  905 llegados a meta,   llegué en el puesto 498. Crono: 4:10:24.

Para este "abuelete" de 53 años que os escribe, que solo lleva 6 años corriendo (únicamente por afición, sacando tiempo de donde no lo tengo)  creo que no esta mal del todo. Aunque lo principal es seguir haciendo las cosas lo mejor que se pueda, como todo en la vida, con humildad pero con entusiasmo, y disfrutar y ser feliz haciendo lo que haces. Sea lo que sea.
.
Hasta la proxima, amig@s

Pablo J. Gamez Rodriguez.