"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 24 de octubre de 2009

Vas aprendiendo (I)

De joven querias vivir mucho, tener muchas cosas, leer muchos libros, saber mucho y aprender mucho. Tu no lo sabias, pero la vanidad te corroía. Te enseñaron muchas cosas y además tu también has aprendido experiencia de la vida. Pero alguien cometió un fallo contigo: nadie te enseñó a vivir, ni a sonreir, y tampoco a ser feliz. Tu soledad interior no te daba respiro.

Pero todo cambió para ti aquel lejano dia en el que, en medio de la opulencia, se abrió la luz en tu corazón. Tu orden de prioridades empezó a cambiar cuando aquel dia llegaste a envidiar, muy sinceramente, a aquella mirada de paz y de felicidad: la de aquel niño de aquella familia pobre pero digna, que apenas tenia lo que necesitaban para sobrevivir, pero a la que, no obstante, la felicidad habia elegido como su morada. Tambien el amor moraba allí. Aquella mirada irradiaba tanta paz y tanto amor que de pronto caiste en la cuenta de lo erróneo del camino que habias seguido: aquello sí merecia realmente la pena. ¿Lo recuerdas Cornelivs? Claro que si.

Ahora, mientras mas viejo eres, vas dejando atrás la vanidad, paulatinamente estás soltando amarras con todo ese duro lastre y te conformas con esos pequeños pero tan deliciosos ratos de amor y felicidad que la vida nos depara de vez en cuando ¿verdad?

Vas aprendiendo.

Saludos.


viernes, 23 de octubre de 2009

Ricas ollas de Camacho

Para el grupo de lectura del Quijote en La Acequia.

Capitulo XX de la 2ª Parte. D. Quijote ve como Sancho duerme plácidamente, descuidado de toda preocupación, “a pierna suelta” como suele decirse, sin inquietarlo la ambición ni fatigarlo la pompa vana del mundo. Pero como no despierta y D. Quijote siente curiosidad por ver lo que va a hacer Basilio, el caballero despierta al escudero, el cual apenas abrir los ojos huele a torreznos asados.

Es evidente que Sancho se levantó con hambre. Además, el ir por los bosques y las florestas comiendo pan y cebolla y en general, rancho frío, suele hacer que uno cabalgue con hambre atrasada; pero ahora no termino de entenderlo, pues hace nada que estuvieron cuatro días en casa del caballero del verde gabán, y las alforjas del rucio están repletas de cosas atinentes a la bucólica.

Sancho empieza a hablar con un materialismo y con una orfandad de ideales de tal calibre que pronto veo a D. Quijote molesto con el escudero, instándole a que termine su “arenga”. Sancho quiere seguir hablando, pero D. Quijote –mucho mas idealista y espiritual-, lo corta en seco. Van a ver esos desposorios, ya hablarían luego.

Efectivamente, las bodas son de autentico lujo: había abundancia de todo. Cervantes lo resume a la perfección: “el aparato de la boda era rústico, pero tan abundante, que podía sustentar a un ejército”. Sancho consigue una buena olla en la que sepultan una generosa ración para su estómago. Me imagino su cara de placer al contemplar las viandas. Como puede más su estómago que su mente ahora cambia de opinión. Antes empezó maldiciendo a los que impidan que se casen los que bien se quieren. Ahora no: a la vista de las espumosas ollas ya solo piensa con el interés y con el dinero. ¡Adiós ideales...! Que pena. Y no solo a Sancho le sucede: magistral Cervantes que revela la condición humana en toda su crudeza.

D. Quijote sigue igual de prudente; ante las alabanzas a la hermosura de Quiteria no salta como antes, sino que piensa para si. Es comedido.

Ahorraré comentario alguno sobre los desposorios y las danzas de espadas y las poesías del interés, amor, poesía, liberalidad, etc., el castillo de tablas y demás parafernalia. Leyéndolas veremos una clara simbología con el evento que se celebra.

La curiosidad vuelve a atosigar a D. Quijote, pues pregunta sobre el autor de los sonetos y composiciones que han leído los que han efectuado la representación, calificandolo como más satírico que otra cosa.

Y vuelve Sancho a la carga con su materialismo, ateniéndose a la riqueza de Camacho, cuyas ollas eran abundantes, y no “aguachirle”, como las de Basilio. Pero ante este comentario de tan poco gusto que hace Sancho, esta vez D. Quijote parece enojarse con el poco espiritual escudero, y le insta a que termine su “arenga”, palabra que Cervantes usa por segunda vez, machaconamente y creo que además en tono despreciativo, de lo cual me alegro (me hubiera gustado estar allí y decirle a Sancho "que no solo de pan vive el hombre"). Incluso se deja D. Quijote llevar por su ira, deseando ver mudo a Sancho antes de morirse. El escudero, listo, retrocede y hábilmente desarma la ira de D. Quijote, con sus rústicas razones sobre la muerte, de modo que D. Quijote termina animando a Sancho, y sorprendido de la habilidad del escudero; no comprendiendo el inmortal hidalgo que, siendo el principio de la sabiduría el temor de Dios, Sancho, que le teme mas a un lagarto que a él, sepa tanto. ¡Maravilloso!

¿Y que piensa D. Quijote en el fondo? Lo veremos en el proximo capitulo: su actitud no hará sino enaltecer aún más a nuestro heroico caballero.

Saludos.

jueves, 22 de octubre de 2009

MAS PREMIOS.

De vez en cuando los amigos te dan alegrias que te acarician el espiritu maltratado por la vida. Detalles que te ofrecen con el corazón y que te hacen sonreir.

Asi, en dias pasados he sido premiado con otros nuevos dos premios que no merezco, pero que me animan a seguir navegando. Nuestra amiga Susana-Agualuna me ha concedido el premio que observais a la izquierda; y nuestra amiga Galicia Maravillas el que apreciais a la derecha. Gracias a ambas.

Por cierto, Galicia me plantea un memé, y a continuación ofrezco mis respuestas.

-¿En qué animal te reencarnarías? En un caballo.

-¿Algo sin lo que no puedes estar? La gente que me quiere y a la que quiero.

-¿Qué es lo que aprecias más de una persona? Que tenga buenos sentimientos: nobleza de corazón.

-¿Suelo vestir de color? Claros y alegres; a ver si así animo a mi melancólico corazón.

-Tres palabras que me definan: emotivo, sincero, trabajador.

-¿Un lugar al que viajarías? ¡Roma! Y si tuviera una maquina del tiempo para viajar a la antigua Roma, entonces seria la gozada completa.

-¿Tu cita favorita, de libro o película? Muchas, pero quizás "Ojo por ojo y el mundo acabará ciego" (Gandhi), por el mensaje universal de amor y perdon que contiene.

-¿Algo que quieras hacer? Son tantas las cosas que quiero hacer…que no se ni por donde empezar. Me gustaria conseguir que la gente se quiera más de lo que lo hace.

-¿Mi mayor monosidad? No entiendo lo de monosidad, suponiendo que sea algun objeto mono, en tal caso citaré como tal a mi Linda -mi moto- que es la mar de mona.

A continuación lo de siempre: elegir diez blogs para entregar los premios. Sabeis que siempre me salto esta regla, pues no soy capaz de elegir a unos blogs con desprecio para otros, de modo que os entrego el premio a todos.

Saludos.


miércoles, 21 de octubre de 2009

¡A reir...!

Este estupendo video que he visto esta mañana en el blog de nuestro amigo Chencho ha sido el causante de que haya comenzado el dia de muy buen humor: os juro que me he reido a carcajadas hasta que casi me dolia el estómago y grandes lágrimas surcaban mi rostro. Gracias, Chencho.

Hacia dias que no me reia con tantas ganas. He pasado un rato muy agradable y quiero compartir el video con todos vosotros. Desde luego, en mi humilde opinion, el video es de antología.

¡Que tengais un buen dia! (Silenciad el ipod de la música para oirlo bien)



Saludos.

martes, 20 de octubre de 2009

Rectificar errores

Sabemos que la perfección no existe, ningún ser humano nace con el certificado de perfección o infalibilidad anudado al ombligo. Pero a pesar de nuestra imperfección tenemos todo el derecho a criticar al mundo denunciando lo que no sea admisible a la luz de la ética, tenemos derecho a tratar de erradicar la violencia, la intolerancia, el fundamentalismo, la barbarie. ¿Por qué? Porque que si solo los que son perfectos pudieran criticar, si solo los infalibles tuvieran derecho a señalar los defectos que conviene corregir, nadie podría señalar esos defectos, al no haber en este mundo nadie infalible ni perfecto.

No se avanzaría; estariamos condenados al silencio. No se hubiera podido promulgar la Declaración de Derechos Humanos, ni las Resoluciones de los organismos internacionales que condenan la violencia. Independientemente de la actitud de cada sujeto (lo cual pertenece al arcano intimo de cada persona, respetables todas por supuesto), pienso que es noble y legitimo per se condenar la violencia, intolerancia, fundamentalismo, etc. Si luego la actitud del individuo concreto es coherente con tal condena, p. ej., haciendose miembro de alguna ONG o colaborando activamente, miel sobre hojuelas: aunque tambien es valida la condena del padre de familia anónimo que tiene a los suyos a su cargo y que ha de trabajar; o la de los millones de españoles anónimos que, como una sola voz, condenaron el vil asesinato de Miguel Angel Blanco o de Tomás y Valiente, por poner un ejemplo.

Si solo los éticos pudieran alabar la ética o reconocer el valor intrinseco que tiene la ética, no existiria ésta como tal.

Pasa lo mismo que con la virtud: no solo puede ser alabada por el virtuoso, sino también por quienes a lo mejor no lo sean tanto. La virtud, la paz, la convivencia pacífica son extremos deseables y dignos de alcanzarse por si mismos. Es algo maravilloso el que a pesar de nuestros innumerables defectos, busquemos la perfección de las cosas, porque en el fondo nos gusta la verdad, anhelamos la justicia y la verdad. Tenemos muchos defectos y el que escribe quizás más que nadie; pero podemos aprender de nuestros errores y enmendarlos.

El que comete un error y rectifica se halla en una inmejorable posición para hacer crítica constructiva o señalar defectos, puesto que ha subido un peldaño en la escalera de la sabiduría: tras comprobar su error, sabe algo que antes no sabia, o si se quiere, ha sustituido un conocimiento erróneo por un conocimiento verdadero. Y merece aplauso.

Porque condenarlo al silencio por su pasado error me parece completamente injusto: no se le reconoce su trabajo, que se minusvalora, se le condena al ostracismo. La gente no piensa en lo que, a lo mejor, ha tenido que sufrir esa persona para salir de su error o abandonar el vicio en cuestión.

Saulo de Tarso respiraba amenazas de muerte contra los cristianos, mató cientos, acaso miles de ellos. Luego se convirtió y fue santo de esa misma iglesia que él persiguió. Fue aceptado. Claro que había quien no se fiaba de él: los cristianos desconfiaban porque era conocido asesino de ellos; los judíos tampoco se fiaban de él porque lo consideraban como traidor. Por eso fue enviado a tierra de gentiles, donde nadie lo conocía. Pero llegó a ser quien fue.

Esta sociedad es terrible. Cuando alguien que ha tenido un vicio lo ha dejado, hay gente en vez de premiar su esfuerzo no cesa de echarle en cara su pasado. Un ejemplo que se me ocurre es el alcohol, y solo es un ejemplo. Conozco un ex bebedor de un pueblo cercano, es ya jubilado, que era un bebedor empedernido pero ya no bebe desde hace más de quince años. Ahora disfruta de su jubilación y se dedica a dar conferencias y charlas, contando su experiencia a los que intentan dejar la bebida.

De vez en cuando no falta quien le dice: ¡Tu, que te has bebido piscinas enteras de Rioja! ¡Tu eres el primero que tiene que callar…! Pues no señor, mire usted: es el primero que puede hablar. Porque él ya ha dejado su error, mientras que usted, necio de usted, o bien sigue aferrado a ese mismo error, o es que no entiende nada. Si todo el que comete un error no tuviera derecho a hacer critica constructiva, NADIE la haría, no se podría avanzar. Eso es el progreso individual y colectivo, hay que crecer dia a dia.

Saludos.

lunes, 19 de octubre de 2009

Dedicado...

A todos los que inventaron la guerra como mecanismo de solución de conflictos.

A todos los que a lo largo de la historia quemaron, asesinaron, lapidaron o procuraron otro tipo de muerte a quienes no opinaban como ellos.

A todos los que respondieron al error con el error, y a la maldad con otra maldad aún mayor.

A todos los que nunca tuvieron fe en el ser humano ni amor por sus semejantes.

A todos los que siguen fomentando la violencia como mecanismo de solución de conflictos.

A todos aquellos que descalifican alegremente a quien no conocen, hundiendo reputaciones de personas que jamás se preocuparon de conocer.

A todos los que, pudiendo enseñar un buen camino a los demás no lo hicieron ni lo hacen porque eligen el poder del dinero antes que el poder de la luz.

A todos aquellos que han maquillado la historia, a fin de evitar que su largo historial de sangre y muerte salga a la luz.

A todos aquellos cuya violencia y odio ha sido el causante directo del llanto de un niño inocente.

A todos aquellos que, pudiendo hacerlo y teniendo la propiedad de los medios de producción y el poder en los grandes organismos no procuren evitar o al menos paliar el hambre en el mundo.

Cornelivs os dice: Malditos seais. Ojala la historia os juzgue algun dia como lo que sois, miserables desalmados.

Saludos.

domingo, 18 de octubre de 2009

Se dió cuenta.

Siempre intentaba demostrar su valia a los demás.

Hasta que un buen dia se dió cuenta de que a quien más y mejor le podia demostrar su valia...era a él mismo.

Una vez que lo consiguió…ya no necesitó demostrárselo a nadie, porque él ya lo sabía. Habia aprendido a mirar.

Saludos