"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

domingo, 15 de junio de 2008

Médico en Roma.

Tambien los antiguos romanos se ponian enfermos y el Imperio Romano dio al mundo eminentes médicos, cuya obra luego fue estudiada y aplicada durante siglos. He investigado (mis fuentes han sido http://www.imperioromano.com/ y http://www.taringa.net/), y lo que he descubierto me ha llenado de asombro.
.
En los principios la medicina en Roma tuvo un desarrollo esencialmente religioso. Confiando a los enfermos a ensalmos y a la protección de múltiples dioses. En el Quirinal había un templo a Dea Salus, la deidad que reinaba sobre todas las otras relacionadas con las enfermedades, como Febris, la diosa de la fiebre, Uterina, que cuidaba de la ginecología, Lucina, encargada de los partos, Fessonia, señora de la debilidad y de la astenia, etc.
.
Se tiene conocimiento, sin embargo, de una ley del Rey Numa que prescribía la cesárea en caso de la muerte de la madre durante el parto, para salvar al niño. Plinio el Viejo, narra con orgullo que Roma era "sine medicis… nec tamen sine medicina" (saludable sin médicos pero no sin medicina).
.
Aunque desde los inicios de la República existían médicos, no fue hasta la conquista de Grecia, que los romanos no se dieron cuenta del dominio griego de la medicina a través de la Anamnesis y la observación.
.
En el año 293 a.C. una plaga asoló Roma. Alarmados, consultaron la respuesta en los libros sibilinos, cuya respuesta fue que buscaran la solución en el dios griego Asclepio, en Epidauro. La leyenda cuenta que se mandó un navío, que el dios aceptó la solicitud y viajó a Roma en forma de serpiente, se instaló en una isla del Tíber y la plaga terminó. Los romanos en agradecimiento construyeron un templo al dios y le conocieron con el nombre de Esculapio. Roma absorbía de esté modo a Asclepio, el dios griego de la medicina, convirtiéndole en Esculapio, a quien erigieron gran cantidad de templos, tanto en Roma como en Grecia. En los templos dedicados a su memoria sus discípulos practicaban la medicina. Muchas personas enfermas dormían en sus templos en creencia que Esculapio los curaría mientras ellos soñaban, para lo cual los sacerdotes les daban brebajes letárgicos. Cuando los enfermos despertaban los sacerdotes les explicaban que los sueños eran las instrucciones para su curación dadas por Asclepio. Al sanar los enfermos dejaban ofrendas, los honorarios de los sacerdotes y se les pedía que dejaran la historia de su enfermedad.
.
La medicina griega que llegó a Roma venía dividida en dos escuelas diferenciadas: 1.- La de Hipócrates, que postulaba por la Vis Medicatrix Naturae, que consistía en no violentar el curso natural de la enfermedad, manteniéndose expectante a ésta, dedicándose el médico a ayudar a la naturaleza en la curación del enfermo. Hipócrates decía que lo primero era no hacer mal (Primum non nocere). 2.- La de Asclepíades, que era partidario de actuar lo antes posible para que la curación se produjese rápida, segura y agradablemente (cito, tuto ac iucunde). Asclepíades creía que el que cura es el médico no la naturaleza, usando para ello, dietas, masajes, medicamentos y música. Llegó a practicar la traqueotomía.
.
Con la llegada de Arcagato de Esparta (219 a.C.), se profujo la llegada del primer médico griego a Roma. Mas tarde. en el año 46 aC, Julio Cesar, intentando disminuir la hambruna, desterró a todos los extranjeros con excepción de los médicos, a quienes otorgó la ciudadanía. Bajo el duradero influjo de los prácticos griegos, el desprecio romano por los griegos en general, varió con las circunstancias políticas, los cambios internos de la propia medicina y la necesidad por parte de los gobernantes y del pueblo de una asistencia.
.
La enseñanza de la medicina en Roma era privada y no había ninguna titulación, en la época imperial su práctica eximía a los médicos de pagar impuestos y del servicio militar, y a juzgar por lo aparecido en la casa de un médico en Pompeya, el material quirúrgico usado en la antigua Roma no era rudimentario, ni mucho menos. Conocían el espejo dental y ciertas propiedades antisépticas de algunos ungüentos.
.
La gran aportación a la medicina realizada por Roma fue el sistema hospitalario de la sanidad pública. Aunque en sus comienzos apenas era un refugio, conocidos como Illa Tiberiana, donde los enfermos pobres pudieran morir, con la expansión del Imperio, se fueron edificando hospitales militares o Valetudinaria, desarrollados como respuesta a una necesidad impuesta por este crecimiento. Creados en lugares estratégicos del Imperio, no tenían parangón en la antigüedad. Su arquitectura era siempre igual, un corredor central e hileras a ambos lados de pequeñas salas, cada una con una capacidad de cuatro o cinco personas. Los Hospitales civiles o Hospitales de caridad, no se desarrollaron hasta el siglo IV d.C. y fueron producto del cristianismo.
.
Otro avance médico de Roma fue el concerniente a la higiene. El saneamiento se inició muy pronto en Roma, gracias a las obras de la cloaca máxima, un sistema de drenaje que desembocaba en el Tíber y que databa del siglo VI a.C. Siguiendo con la misma línea de saneamiento ambiental, se prohibieron los entierros dentro de la ciudad y los ediles tenían entre sus responsabilidades de la limpieza de las calles y la distribución del agua, que se hacía mediante 14 grandes acueductos que proporcionaban agua por toda la ciudad. El agua era usada para beber y para los baños, institución muy popular y casi gratuita. El agua de lluvia que también era almacenada era usada para preparar medicinas. Además, en Roma se estableció un servicio médico público, en el que la ciudad contrataba a uno o más médicos (archiatri) y les proporcionaba local e instrumentos para que atendieran gratuitamente a todo el mundo que lo solicitara. Los salarios eran fijados por los consejeros municipales. La casa imperial, contaba con un servicio médico exclusivo, al igual que muchos patricios que retenían para su familia a uno o más médicos.
.
Algunos de los medicos mas famosos que dio Roma fueron estos:
.
Dioscórides: Aunque griego de nacimiento, paso toda su vida viajando junto al ejército romano. Esos viajes le llevaron por muchas provincias romanas, incluida Hispania, y le permitieron conocer las aplicaciones curativas de centenares de plantas que expuso en una obra considerada como el primer tratado sistemático de plantas medicinales.
.
Aulo Cornelio Celso: (53 a.C. - 7 d.C.) A pesar de no ser médico, recogió de forma enciclopédica el conocimiento médico de su época en un texto llamado “De Medicina” dentro de la enciclopedia escrita por él “De Artibus”. Describió por primera vez las ligaduras y sugirió para las fracturas la utilización de férulas con vendajes de materiales semirrígidos como la pasta de harina y la cera. En “De Medicina” también se describen cincuenta tipos de instrumentos quirúrgicos. ”De Medicina” fue el primer libro médico que se imprimió con el invento de Gutenberg en 1478, y el único texto médico completo que nos llegó de la antigüedad. Por ejemplo en el libro IV de “De Medicina” se enuncia los cuatro signos clásicos de la inflamación: rubor, dolor, calor y tumor. En el VII trata sobre cirugía y el VIII sobre las enfermedades de los huesos.
.
La que es considerada la mejor parte del libro de Celso es la dedicada a la cirugía (VII y VIII), en ella dice: "...La tercera parte del arte de la medicina es la que cura con las manos [...] no omite medicamentos y dietas reguladas, pero hace la mayor parte con las manos [...] El cirujano debe ser joven o más o menos, con una mano fuerte y firme que no tiemble, listo para usar la izquierda igual que la derecha, con visión aguda y clara, y con espíritu impávido. Lleno de piedad y de deseos de curar a su paciente, pero sin conmoverse por sus quejas o sus exigencias de que vaya más aprisa o corte menos de lo necesario; debe hacer todo como si los gritos de dolor no le importaran."
.
Heliodoros
: (98 – 117 d.C.) Nacido en Grecia, ejerció la cirugía en Roma y escribió varios tratados sobre cirugía, articulaciones y Luxaciones. Heliodoros pertenecía a la Escuela Pneumática, fundada por Atheneo de Atalia.
.
Rufus de Efeso: Nacido en la actual Turquia, contemporáneo de Aulo Cornelio Celso y Heliodoros, Rufus de Efeso pertenecía a la Escuela Ecléctica. Fue un importante anatomista y entre sus tratados destaca la descripción de los Gangliones tendinosos y su tratamiento mediante compresión. Escribió “Tratado sobre las enfermedades del riñón y de la vejiga”. Fue el primero en prestar atención al interrogatorio del paciente. Escribió un Tratado titulado “Preguntas del médico a los enfermos”.
.
Sorano de Efeso: (98 – 138 d.C.) Se sabe muy poco sobre la vida de este médico. Discípulo de la Escuela Metódica fundada por Themison de Laodicea, que buscaba métodos que facilitasen la práctica y aprendizaje de la medicina. A Sorano de Efeso se le conoce por ser el fundador de la obstetricia y la ginecología, aunque sus escritos abarcaron muchos más campos médicos como los síntomas de las fracturas y los vendajes. Escribió una biografía sobre Hipócrates, de la que se conserva un fragmento. Escribió un libro acerca de las enfermedades de la mujer. Su obra solo se conserva en parte y es notable. La primera parte está dedicada a las comadronas, a las cualidades físicas y espirituales necesarias para el ejercicio de la profesión. También trata sobre los genitales femeninos, sus funciones, la menstruación, concepción y embarazo. Luego habla también sobre la fisiología del parto, la asistencia y los cuidados del recién nacido.
.
Claudio Galeno: (129 – 299 d.C.) Nacido en Pérgamo, tres años después que esta ciudad griega fuera conquistada por Roma. Su padre Nicón, era arquitecto y educó a su hijo en la cultura clásica griega, esperando que se convirtiera en filósofo, pero una noche Nicón soño que el dios Asclepio le ordenaba que su hijo estudiara medicina, por lo que Galeno entró a los 16 años como aprendiz de Sátiro, un médico local. A la muerte de su padre, Galeno viajó con 21 años a Esmirna a Corinto y finalmente a Alejandría para seguir con sus estudios avanzados de medicina. Al cabo de 12 años regresó a Pérgamo donde fue nombrado cirujano de los gladiadores. Al cabo de tres años Galeno viajó a Roma donde permaneció el resto de su vida. Allí obtuvo un gran éxito, como anatomista, experimentador, médico y polemista. Le fue concedida la ciudadanía romana.
.
Galeno fue considerado el médico más importante de Roma y llegó a ser el médico del emperador Marco Aurelio y de su hijo. Adquirió gran parte de sus conocimientos mejorando la salud y condiciones físicas de atletas y gladiadores. Como cirujano de gladiadores adquirió experiencia en el tratamiento de heridas, huesos, articulaciones y músculos.
.
Era partidario de dejar actuar a la naturaleza para la curación de enfermedades, debiendo el médico solamente ayudarla a sanar al enfermo. Era un gran partidario de los masajes como preparación a la actividad deportiva, recomendando la deambulación, ejercicios específicos tanto activos y pasivos como tratamiento de ciertas enfermedades.
.
Instauró los tratamientos en recintos cerrados para obtener mejores resultados. Entre sus descubrimientos destacan sus conocimientos sobre las funciones del riñón y los músculos. Descubrió que el pulso revela la salud de una persona, así como que las arterias contienen sangre y no aire como se creía. También descubrió que la pared torácica y la laringe producen la voz. Se cree que fue el primero en usar los términos griegos, cifosis, lordosis y escoliosis para explicar las deformidades descritas en los textos hipocráticos, diseñando algunos métodos para corregir estas deformidades. Basándose en sus autopsias a animales (debido a que estaba mal visto el estudio anatómico de cadáveres humanos) y a sus intervenciones, estableció la base de la morfología humana y animal, describiendo de una forma excelente el esqueleto, los músculos que los mueven y las transmisiones nerviosas que transmitían las señales del cerebro a los músculos. En su texto "Sobre los procedimientos anatómicos" explica la forma de la mesa de disecciones y la técnica de estudio anatómico.
.
Escribió cientos de trabajos sobre Medicina, Cirugía e Higiene, entre otros muchos temas. Como autor no tuvo igual, escribió 22 volúmenes, con 2,5 millones de palabras, que solo reunían dos terceras partes de la obra, pues el resto se ha perdido.
.
Entre sus libros encontramos, 9 libros de anatomía, 17 de fisiología, 6 de patología, 14 de terapéutica, 30 de farmacia, 16 sobre el pulso, etc. Galeno abarca absolutamente toda la medicina. Sus enseñanzas junto a las de sus predecesores fueron lo único que tuvo Europa durante los siguientes mil años en materia de medicina, prácticamente hasta el Renacimiento.
.
Saludos.

7 comentarios:

Miry dijo...

Odio la Sanidad Pública, a los médicos...los hospitales....

No sería yo una buena enferma...aunque creo que es producto del miedo de saber que me pasa algo, jejeje...
Espero que estés teniendo una muy buena recuperación.


Un besote

CORNELIVS dijo...

si, bastante bien, muchsimas gracias y otro besote!

La sonrisa de Hiperión dijo...

No es bueno que la sanidad pública trabaje como trabaje. Alguien se gana un puesto e un momento determinado y a partir de ahí toca dormirse (funcionariado)...
No estoy encontra de los buenos funcionarios sanitarios, que los hay y muchos, pero si estoy encontra de los malos, que no hay quien los eche. En lo privado, para cualquier trabajo, si eres malo duras menos que un estornudo.
Ave Cornelivs...

CORNELIVS dijo...

Hola hiperión! Yo queria operarme por la privada, pero no me ha dado tiempo. De todos modos, creo que he tenido suerte, "he caido de pie" (por ahora, tocaré madera...), vamos, que en Ubeda se han portado bien conmigo. Y en lo del funcionariado, verdadero cancer del estado, coincido tambien, para tu confirmación, te diré que el jueves anterior ya me dio el mismo dolor (mas aminorado), me voy a Jaén, y me dicen que no es nada, ¡que si me duele que me tome nolotil! Increible, pero cierto.

Nobel prize blogger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
ALAS DE MI LIBERTAD dijo...

cuando tuve a mi hija pequeña, me dejaron un trozo de placenta ,adherida tuve una hemorragia me hicieron un raspado y me mandaron a casa ,a los pocos días, empecé con fiebres muy alta, fui de nuevo al medico, me dijeron que era de la subida de la leche ,pasaban los días y yo empeoraba, menos mal que un día cuando fui al baño, me sobresalía por mis parte un trozo de algo, empecé a tirar y me habían dejado una gasa dentro y yo tenia una infección de caballo, la gasa ya estaba podrida, puse una denuncia, pero esta no progresó, en fin una mierda
Como esto hay miles de casos y los médicos se tapan unos a otro.

Como siempre una buenísima entrada y un tema muy interesante, un abrazo amigo

CORNELIVS dijo...

otro abrazo para ti alas, eres muy amable conmigo. Muchisimas gracias y un beso.